Sevilla – Arahal: 7 leguas

diciembre 26, 2008

 

camino-7-leguas

Gracias a un pequeño libro del siglo XVIII, usado por los jesuitas como manual de viajeros, podemos conocer los caminos de Andalucia y su forma de recorrerlos en esa época. El libro se titula Luz y guía de caminantes jesuitas por su provincia de Andalucia y fué publicado en Sevilla cerca de 1755.

Es importante el librito, porque de este tema sólo se conocen testimonios posteriores, como es el caso de uno importante, el de Moratín a finales del XVIII, que dice lo que sigue: “Si se exceptua la parte del camino desde Cádiz al Puerto, la Sierra Morena y la inmediata a Aranjuez, lo restante es malo, lleno de rodeos inútiles, de hondonadas y barrizales impracticables, sin fosos a los lados…” Este era el panorama de los caminos a finales del siglo XVIII.

caminos-siglo-18

En esta guía aparece Arahal como primera parada en los itinerarios de Sevilla-Granada y Sevilla Málaga, a 7 leguas de la capital (la legua se calcula en unos 5,572 metros, capacidad aproximada del caminante en una hora; se utilizaba para medir los caminos de España, antes de adoptarse los kilómetros). La distancia a la siguiente ciudad, Osuna, son otras 7 leguas. Arahal es, pues, la primera parada y albergue para estos jesuitas, aunque en la tabla no aparece C.N., es decir Casa Nuestra, convento o monasterio de la orden.

jesuita

Arahal, como parada de los caminos del XVIII, pertenece pues a una red viaria importante en la peninsula. Arahal es uno más de esos “nucleos ciudadanos por su montante poblacional e historia… pero unidades agrarias por su estructura económica” (1). Lo que si está claro es su idoneidad para finalizar la primera jornada, si pensamos que en un dia se podía caminar 6 ó 7 horas, andando una legua por hora. Si el camino era muy bueno se podía llegar hasta las 9 leguas por jornada y, todo lo contrario, 3 ó 4 leguas con un camino dificultoso. Además de los itinerarios, esta obra -equivalente a nuestras guías de turismo-, detalla también accidentes geográficos: rios, arroyos (con o sin puente), vados, etc. Por ejemplo, para Arahal, señala que a 4 leguas hacia Osuna está el rio Corvones, que “es peligroso y no tiene puente”. No señala ninguna venta ni cortijo por los alrededores.

caminos-siglo-18-3

Una conclusión se puede sacar de este libro y es la importancia que ha tenido para la formación y el desarrollo de Arahal su situación geográfica, el estar a una jornada de Sevilla, un itinerario “humano”, el final de la etapa de un caminante, y en la red viaria de ciudades importantes, como Granada o Málaga. Cuánto ha determinado a este pueblo de caracter agrario y autosuficiente.

(1) Antonio López Ontiveros en “Caminos e itinerarios andaluces en 1755…” Revista de Estudios Regionales nº 25 (1989).

.

Referencias bibliográficas on line:

Luz y guía de caminantes jesuitas por su provincia de Andalucia. (hay edición moderna)

-Santiago Montoto: Impresos sevillanos.

Imágenes, de arriba a abajo: Aspecto posible de los caminos en el s. XVIII; tabla de distancias en el libro “Luz y guía de caminantes jesuitas por su provincia de Andalucia”; un jesuita en esa época; otra página del libro con el escudo de la Compañía.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: