Vía romana de Sevilla a Córdoba

febrero 8, 2009

via-romana0

Antonio Blázquez escribía en un antiguo Boletín de la Academia de la Historia sobre el camino romano de Sevilla á Córdoba:

“…se ve que la vía arrancaba de Sevilla e iba inmediata y paralelea a los llamados Caños de Carmona, acueducto construido por los romanos, del cual se conservan aún bastantes arcos, y tocaba en la Cruz del Campo.

“A 800 metros de los muros de Sevilla se perdían los vestigios junto a un arroyuelo, sobre el cual existía un puente, volvían a encontrarse, distando este punto 3,2 kilómetros de Sevilla, y a los 7 kilómetros se bifurcaba, yendo uno de los ramales al Arahal, y otro, el de la izquierda, a Carmona…” Esto está escrito en 1912 y no sé qué vestigios quedarán ahora de esta importante via romana con ramal hacia Arahal.

via-romana20

via-romana8

En el listado de distancias que propone Blázquez según el itinerario de Antonino, desde Sevilla (Hispali) a Córdoba (Corduba), la “bifurcación de la vereda del Arahal” estaba a 18.000 metros de Sevilla y con “calzada visible”. Tampoco conozco los restos de esta calzada secundaria de Sevilla a Arahal, pero su existencia indica la importancia de la zona, a pesar de no estar en el recorrido importante: Sevilla – Carmona – Ecija – Córdoba.

via-romana4

Un aspecto interesante del artículo de Blázquez es su apreciación sobre las mediciones de las distancias y como han pervivido en nuestra cultura rural. Según el historiador, los romanos emplearon una milla cuyo valor aproximado era de 1.330 metros. Y añade que las medidas itinerarias han tenido relación con las agrarias: “la misma cuerda que servía para determinar las yugadas y las fanegas servía para los caminos”. Y estas medidas se han conservado con arraigo en Andalucia, donde no se impusieron las medidas castellanas en la Reconquista. Las fanegas sevillanas equivalen a un cuadro de 92,50 varas castellanas.

via-romana7

También recibe el nombre de fanega la medida tradicional de capacidad, hoy en desuso, que yo he visto utilizar. Su origen está en el nombre hispano-árabe de faníqa, medida de áridos. Aunque la fanega de capacidad no se utiliza, la fanega de tierra sigue empleándose como unidad de referencia, aunque con equivalencia variable según la región.

Referencias bibliográficas:

Antonio Blázquez en el Boletín de la R. Academia de la Historia. Tomo LXI, Cuaderno VI. Diciembre, 1912.

…………………………….

Imágenes, de arriba a abajo:

1.- Plano con el inicio de la via romana Sevilla-Córdoba. Boletín de la Real Academia de la Historia, 1912. 2.- Restos de una calzada romana. 3.- Listado con distancias desde Sevilla (Hispalis) en el que se ve Arahal. Boletín de la Real Academia de la Historia, 1912. 4.- Un miliario, columna cilindrica indicando los mil pasos (una milla romana). 5.- Fanega: medida tradicional de capacidad para el grano, muy utilizada en el campo, pero ya en desuso.

…………………………….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: