La cuna del bandolerismo

julio 20, 2009

civilesdespuesmatararocha

Relación de bandidos que actuaban en la zona de Arahal alrededor de 1907:

-Soniche, Chorizo, Chato, Ignacillo, Manolete, Niño de la Gloria, Guapo de la Jara y Cristo (muertos por la Guardia Civil entre 1903 y 1907) (los 6 primeros eran de Estepa; el séptimo de la Jara; el último de Ronda).

Perdigón, Niño Nuevo, Coino, Grillito, Habaito, Maciitas, Vizcaya y Pajarito (en presidio o en la cárcel) (los 7 primeros eran de Estepa).

Pernales, Pardillo y Bermejito. A los que se unen temporalmente Canuto y Chorizo (hermano del anterior, muerto). Vivillo, Campero y Maño. (en acción en 1906) (de los 8, hay 7 de Estepa; uno de Arahal, pero no se especifica. El Pardo o el Pardillo es otro apodo con que se conoce al Niño del Arahal).

El Pulío, Caballerito, Gerula, Lechuga, Menegildo, Paticorto, Pilongo, Yeguerito, Sevillano, Marcao y Molina (emigrados a América y otros puntos).

.

Poco se puede añadir a la historia del bandolerismo andaluz, bien estudiada y documentada (incluido internet). Ahora encuentro un texto que me conduce de nuevo a nuestro paisano, el famoso Niño del Arahal. Es una nota de la época (1907) en que se cita un extenso panorama de bandidos, cuatreros y fechorías,  asombrándome de que él no esté con este nombre. Puede explicarse porque el de Arahal saltó a la fama al final, acompañando en la muerte al Pernales. Fué a partir de caer bajo los disparos de la Guardia Civil y divulgarse su imagen por todas partes cuando el Niño se hizo célebre. Y es cuando el nombre de Arahal entró en la leyenda del bandolerismo. Era el pueblo representado en el nombre del bandido. Si se hubiese apodado Antoñito o Antoñín, o con su apodo original, Pardo o Pardillo, Arahal habría guardado su anonimato en el tiempo,  como Estepa, pueblo que superó con mantecados y polvorones sus más de 30 bandidos. Insisto de nuevo con esta entrada en esa obsesión mía de investigar la mala fama “accidental” del pueblo y de la que ya he escrito aquí.

.

bandolerismo

.

La cuna del bandolerismo.

Este texto se presenta como una extensa carta al director de La Correspendencia Militar de 27 de julio de 1907. Un lector de Estepa que parece conocer bien el tema, escribe sobre el bandolerismo de la zona, dando nombres y circunstancias de malhechores, ya estén vivos, en activo o huidos al extranjero. En doloroso examen, hace recuento: 31 bandoleros naturales de la zona; 4 de fuera. Prosigue luego buscando las causas del bandidaje en la comarca, especialmente en Estepa, de donde proceden muchos y termina proponiendo soluciones.

Es un texto interesante escrito en un momento álgido del bandolerismo andaluz. Lo analiza todo, incluso los pros y contras de su divulgación en la prensa, diciendo de los periodistas:  “ninguno de los que de este asunto vienen ocupándose tiene conocimiento exacto de lo que pasa en estos pueblos…” Es importante esto para comprender la leyenda creada por los periódicos de entonces sobre las correrías del Pernales y el Niño del Arahal. La carta argumenta sobre las causas de ese bandolerismo que no es justificable. La crisis agricola de 1905 fué superada con normalidad en Estepa,  “ni la miseria ni los latifundios son causa del bandidaje”, ni tampoco su estado de pobreza: el Vivillo heredó y tuvo tierras; el Niño Nuevo tenía posición desahogada;  Campero tenía tahona y puesto de pan;  otros fueron jornaleros sin falta de sustento… Se pregunta entonces por las causas de esta vocación criminal y propone “medidas de fuerza, unidas al fomento de la instrucción pública y al de las vías de comunicación; la organización de una policía especial y secreta que no dependa de los caciques ni alcaldes de estos pueblos… personas solventes que no tengan sombras de conducta moral pasada y presente…” El anhelo de la carta de solucionar el problema se vería correspondido al mes siguiente con la muerte del Pernales y el enfriamiento del bandolerismo.

pernales1

1907 es un año importante para el bandolerismo andaluz. Un mes después de esta carta mueren a manos de la Guardia Civil en la sierra albaceteña de Alcaraz el Pernales y el Niño del Arahal.  La figura del primero es la más destacada y se considera este año  el final de una etapa,  que él encabezaba con méritos. Después de su muerte se le siguió recordando como símbolo de justicia entre ricos y pobres en los campos andaluces. Incluso se llegó a negar su muerte a manos de la Guardia Civil, corriendo el rumor de que había huido a América. Esta fotografía del Pernales, con el sello de la Guardia civil en el reverso, está escrita minuciosamente con los datos físicos del famoso bandido: “De 28 años, bajo, ancho de espaldas y pecho, rubio con pecas, bien curtido por el sol, color pálido, ojos grandes y azules, pestañas despobladas y arqueadas hacia arriba; vestido con pantalón, chaqueta corta y chaleco de pana lisa, color pasa...” Es la fotografía que se publicó de una manera obsesiva en la prensa española después de su muerte.

vivillo

Le sigue otro de los bandidos citados en la carta: Joaquín Camargo el Vivillo, hábil y astuto cuatrero de la historia del bandolerismo andaluz. Supo siempre eludir la acción de la justicia y sus pingües ganancias le permitieron emigrar a la Argentina, donde terminó suicidándose a raíz de la muerte de su mujer. Nacido en Estepa.

.

niño gloria

Otro de los bandidos citados en la carta estepeña, el Niño de la Gloria. Estuvo unido al Pernales y era uno de los más importantes de su partida en 1907. La  Guardia Civil acabó con él en un encuentro sostenido en la provincia de Córdoba cuando trataba de atracar una diligencia. Murió el 30 de mayo de 1907. En este mismo mes se unió el Niño del Arahal a la cuadrilla del Pernales. El Niño de la Gloria era sobrino de el Vizcaya, bandido también citado, ambos de Estepa.

.

nino-de-arahal2

En la carta este arahalense es citado como Pardillo. Aquí arriba, a la izquierda, retrato del Niño del Arahal aparecido en la revista Nuevo Mundo después de su muerte junto al Pernales en agosto de 1907. A la derecha, detalle del cadáver expuesto a la prensa. En el pie de la foto de la izquierda  se puede leer: “Unico acompañante del Pernales en sus últimas correrías y que ha sido muerto el día 31 del pasado por la Guardia civil en la sierra de Alcaraz”. Famoso porque murió junto a el Pernales con una noticia que tuvo mucha difusión en la época, dentro y fuera de España. A partir de entonces, Arahal sería cuna de bandoleros. Se unió al Pernales y a su destino en mayo de 1907 y decidió seguirle cuando éste, ya acosado por la Guardia Civil, pensaba irse a Valencia con la intención de emigrar. Resulta extraño que en la larga nómina de bandidos que nos proporciona el texto estepeño no aparezca el nombre que le hizo famoso.

cadaveres

Exposición de los cuerpos de los bandidos después de muertos. Era una forma de constatar la realidad que muchos negaban. A la derecha, el Pernales, a la izquierda el Niño del Arahal. Se puede ver muy bien la manifiesta juventud y delgadez del arahalense que hacía lógico el apodo. En el informe de la Guardia Civil sobre el cadáver, se lee. “…el que aparenta ser el Niño de Arahal es de unos veintiséis años de edad, de 1,61 metros de estatura, de pocas carnes, pelo rubio, barbilampiño, cara afeitada, viste igual que el anterior…”.

recompensa Niño del Arahal

Nota periodística informando de la recompensa por la captura y muerte de Pernales y Niño del Arahal. Por una parte, son distribuidas 6.000 pesetas entre los que avisaron de la presencia de los bandidos. Y para la Guardia Civil, desde 2.500 pesetas (Gregorio Romero) á 250 pesetas cada uno.

.

bandolerismo3

El Pernales en Arahal.

En El Imparcial de 13 de mayo de 1907 aparece esta noticia breve relatando otra acción del Pernales. Dice un párrafo de la noticia : “Ultimamente se presentó en el cortijo Mari Zata, propiedad del vecino de Arahal don José Soriano, y después de descansar y hacer cumplidamente los honores a una abundante comida que, obedeciendo sus ordenes, le prepararon los cortijeros, envió a uno de los criados a casa del dueño de la finca con encargo de pedirle 500 pesetas”. Es en el mes de mayo cuando el Niño del Arahal sigue al Pernales, seguimiento que durará tres meses hasta la muerte de ambos. Pero aquí tampoco aparece su nombre. La  noticia relata que el Pernales huyó “llevando en su caballo a uno de los criados de la finca. Ignórase si éste iría voluntariamente ó sucumbiendo a las amenazas del bandido…”

En la obra de F. Fernández Girbal, Bandidos célebres españoles, se dice al respecto: “Durante el asalto a  una finca del término de Arahal, cerca de Sevilla, uno de los gañanes que en ella trabaja se ofrece a ir con ellos. El Pernales le observa atentamente. Es un mozo aproximadamente de su misma edad, de mediana estatura, más bien delgado. Se llama Antonio Jiménez Rodríguez, pero todos le dicen el Niño del Arahal. También se le conoce por el Pardo o el Pardillo. Ni él ni su familia tiene antecedente criminal alguno. Es sólo el entusiasmo y la admiración que las proezas de los bandidos le causan lo que le lleva a unirse al Pernales. Este le acepta, y desde el primer momento tiene por él gran aprecio. Nadie llega a servirle con más diligencia y lealtad. Y juntos encontrarán la muerte tres meses más tarde…”

.

pueblo de infamia

Arahal, pueblo de infamia

En este artículo de la revista La Lectura de 1919, doce años después, todavía se acuerdan de nuestro famoso bandido: “El Arahal es, en efecto, un pueblo en cierto modo de infamia que también se repite en la historia del bandolerismo andaluz…”   El “también se repite” está referido a los sucesos de 1857, año en que un centenar de hombres tomó el pueblo atacando el cuartel de la Guardia Civil y quemando los archivos. Pero si hay que maldecir a Arahal por un bandolero, ¿qué habría que hacer con Estepa de donde salió el Pernales, el Vivillo, el Vizcaya y 30 más? Este “pueblo de infamia” aparece en la reseña del libro “El espartaquismo agrario andaluz” de Constancio Bernaldo de Quirós (1), autor del injusto piropo a Arahal. En otro momento lo llamó “pueblo de rebelde fama”, que me parece más ajustado. A este criminólogo y su obra los trataré en una entrada aparte, aquí sólo quería señalar como nuestro Niño comprometió el nombre del pueblo durante años por decidirse a acompañar al Pernales a Valencia. A la vez que  condenar el juicio absurdo de llamar infame a toda una población por haber salido de ella un bandolero. No se puede generalizar la maldad.

.

(1) A Bernaldo de Quirós (1873-1959), abogado y criminalista, se le considera precursor del análisis sociológico en España. Estudió el tema del bandolerismo español, en especial el andaluz, publicando varios libros al respecto (ver bibliografía). Ocupó cargos estatales durante la Republica, exiliándose en Santo Domingo y México, donde siguió impartiendo sus conocimientos de criminología. Murió en México.

_______.

Imágenes, de arriba a abajo: 1.- Grupo de la Guardia Civil en la Serranía de Ronda en un descanso para comer, después de matar al bandido Flores Arrocha (a la dcha., en el caballo). 2.- Carta sobre bandolerismo publicada en La Correspondencia Militar.  3.-Fotografía original de “El Pernales” con el sello de la 1ª compañía del cuarto Tercio de la Guardia civil donde vienen detallados todos sus rasgos. 4.-Retrato del “Vivillo”. 5.- Retrato del “Niño de la Gloria”.  6.- Retratos del “Niño del Arahal”.  7.- Cádaveres expuestos ante la prensa de “El Pernales” y el “Niño de Arahal”. 8.- Nota de prensa con el pago de la recompensa por la muerte de “El Pernales” y el “Niño de Arahal”. 9- Noticia de asalto del “Pernales” al cortijo de Mari Zata. 10.- Página de La Lectura con reseña de un libro de Bernaldo de Quirós sobre bandolerismo.

_______

.

Referencias bibliográficas:

“Bandolerismo y delincuencia subversiva en la Baja Andalucía” de Constancio Bernaldo de Quirós.

“El espartaquismo agrario andaluz” de Constancio Bernaldo de Quirós‎. 1919.

“Bandidos célebres españoles”. de Florentino Hernández Girbal.

El Pernales. Muerte de El Pernales y el Niño del Arahal. Wikipedia

Desde Estepa. La cuna del bandolerismo. La Correspondencia Militar. 1907

.

.

Anuncios

4 comentarios to “La cuna del bandolerismo”


  1. […] un bandido o varios. Además de que éste casualmente tomó el nombre del pueblo como apodo (ver La cuna del bandolerismo en estas […]

  2. carmen Says:

    Hola! soy seguidora de tu blog, m encanta..
    En este link hay canciones populares de Albacete donde nombra a El Niño de Arahal.
    http://www.dipualba.es/cea/Reportajes/matea_art/Pernales_bandolero.htm

  3. carmen Says:

    tb hay una foto de la tumba en este link


  4. […] Leyendo esto, pensamos que para el escritor no ha sido difícil documentarse, pues la prensa de la época dio buena cuenta de la muerte y exposición de los bandidos en amplios reportajes. Ver en estas páginas, por ejemplo, el de la revista Nuevo Mundo. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: