Archive for octubre, 2009

Suelos hidraúlicos (2)

octubre 27, 2009

A la anterior entrada sobre suelos hidraúlicos, añado ésta de una casa sevillana situada en el cercano pueblo de Paradas, interesante por contener una gran variedad de tipos de baldosas de mediados del siglo pasado.

par1

par22

La casa, ejemplo de arquitectura andaluza, tiene dos plantas, balcones,  cierros y portada ornamental. Posee un número considerable de habitaciones o cuartos, que sus propietarios (familia Mariscal) han ido solando con el tradicional pavimento hidraúlico. En cada espacio el suelo es diferente, lo que una idea de la posibilidad de motivos existentes en el mercado en ese momento. En la imagen de arriba podemos ver la fachada con tres balcones insertados en arcos de medio punto sostenidos por pilastras. Debajo, la cancela desde el vestibulo, realizada en hierro con pletinas y acristalada.

.

par3

par3a

Muchos de los pavimentos de las casas andaluzas realizados entre los años 1880 y 1950 fueron de mosaico hidraúlico, que fué sustituyendo gradualmente al de ladrillo de barro cocido. Las baldosas se hacían artesanalmente, aplicando a mano las pastas de cemento pigmentado en los moldes de hierro. Los diseños eran numerosos, lo mismo que los tonos de cemento en una paleta de colores que iban del rojo al gris.

Arriba, un espacio importante de la casa muestra uno de los suelos. Cuando el  espacio lo permitía, como aquí, se desarrollaba una decoración en forma de alfombra, con su cenefa alrededor. El dibujo mezcla elementos florales y geométricos estilizados, utilizando colores rojo, negro y gris. El gris es un color básico en los tonos de cemento por su versatilidad y limpieza. El estilo es el resultado de la simplificación de los motivos ornamentales del modernismo (art nouveau) que tanta importancia tuvo en las artes decorativas a comienzos de siglo pasado.

.

par4
Los zócalos que acompañaban los suelos hidraúlicos eran de cerámica vidriada, el conocido azulejo. En el de arriba, el estilo modernista está más acusado, desarrollando un tema floral más figurativo, que en este caso es el motivo de la vid en forma de pámpanos y racimos unidos a una estructura de elementos curvos.

.

par5

.

par6

El aspecto de tapiz de estos otros dos suelos de la casa, muestra la riqueza de posibilidades de las pastas coloreadas del cemento. Utilizando también un dibujo geométrico vegetal, se han utilizado colores rojos y ocres sobre el inevitable fondo gris, produciendo un resultado muy vistoso. La conservación era muy simple, con agua y jabón, quedando sus colores inalterables en el tiempo, como se puede apreciar en las fotografías.

.

par7

par8

par9

par10

Los dibujos y colores más simples se utilizaban en habitaciones de servicio o de uso frecuente, como se ve en estas imágenes. Salvo en la de arriba, con incorporación del rojo, en las demás se han utilizado principalmente los tonos grises. El blanco de fondo también adquiere un tono grisáceo muy adecuado para la limpieza de las pisadas. Los motivos son geométricos, algunos decididamente clásicos como las estrellas de ocho puntas o las rosetas.

Los suelos hidraúlicos empezaron a decaer con la llegada del terrazo, también suelo de cemento, menos decorativo y más aséptico, también más feo, repetitivo y aburrido. En definitiva, el terrazo era más fácil de hacer que la baldosa hidraúlica, se difundió mejor y muchas casas se fueron llenando de suelos de fondos uniformes con pequeños trozos de colores al estilo de la mortadela. Hoy, no obstante, los suelos hidraúlicos han permanecido y se siguen haciendo con gran variedad de motivos, por catálogo y por encargo, pudiendo restaurar baldosas antiguas. Las fábricas que los realizan utilizan métodos artesanales con maquinaria moderna y los resultados son los mismos. Desde luego, mejor que los horrores del gres y otras piedras.

.

.

Contra Giordano Bruno

octubre 21, 2009

.

Siglo futuro, El (Madrid. 1875). 09/08/1889, n. 4329. PDF, ~1 MB.
.
.giordano bruno2

.

Encuentro una lista de arahalenses que escriben contra la erección de una estatua a Giordano Bruno en una plaza de Roma. Es una lista extensa y con nombres característicos del pueblo, que suenan a nuestros oidos a pesar de la lejanía en el tiempo (120 años). La nota en forma de carta está publicada en El Siglo Futuro, periódico conservador fundado por Ramón Nocedal, y a él va dirigida. Más que la protesta en sí, “conducida” por el periódico entre sus lectores, son interesantes los apellidos arahalenses de finales del siglo XIX, imagino que la flor y nata del pueblo.
.

giordano bruno

.

bruno

Con el monumento en cuestión el gobierno de Roma pretendía lavar una injusticia de cuatro siglos atrás, instalándolo en el Campo de Fiori, donde tuvo lugar el sacrificio del personaje.  Giordano Bruno (1548-1600), pensador y astrónomo italiano y mártir de las ideas heliocéntricas fué denunciado ante la Inquisición acusado de herejía. Conducido ante las autoridades romanas, se le encarceló durante más de ocho años mientras se preparaba un proceso donde se le acusaba de blasfemo, de conducta inmoral y de hereje. Bruno se negó a retractarse y en consecuencia fue quemado en una pira levantada en Campo dei Fiori el 17 de febrero del año 1600.

.

.

Referencias bibliográficas:

El Siglo Futuro. 9 – 08 – 1889

.

Imágenes de arriba  a abajo: Cabecera y primera página del diario El Siglo Futuro (09/08/1889). Es en la primera página donde viene la carta de protesta. Debajo, lista de arahalenses que firman “como protesta enérgica contra los horribles escándalos…”. Por último, escultura de Giordano Bruno en la actualidad, erigida a la libertad de pensamiento en el lugar donde tuvo lugar el martirio.

.

.


The white and sparkling town of Arahal (1849)

octubre 8, 2009

Ya he incluido en estas páginas algunos relatos de viajeros que pasaron por Arahal. Sigo aquí con mi interés por viajeros “inéditos”, alejándome de conocidos como Washington Irvin, con la intención de reunir a todos los que escribieron del pueblo en el XVIII y XIX. De ellos no hay que desdeñar sus breves anotaciones escritas al paso, a veces pequeños párrafos en el diario de viaje, pues unidos los fragmentos forman un conjunto importante. Son referencias imposibles de encontrar en otro sitio.

No habiendo ni prensa ni crónistas arahalenses en esa época, es inevitable acudir a estos extraños y curiosos personajes que recorrian los caminos polvorientos llevados por un afán de aventuras. Sus relatos dependían mucho de como había transcurrido la jornada a lomos de su mula o como le habían atendido en la posada de turno. Pero, al fín y al cabo, nos dan información y una imagen de Arahal.

Thomas Debary fué un viajero romántico en toda regla, correspondiendo su periplo a una experiencia de satisfacción personal con pretexto de cuidar su salud. ¿Qué hacía un pastor inglés dando vueltas por Canarias y Andalucía en esa época de incomodidades y riesgos? Muy simple, el placer de la aventura y el alejamiento de la mononotonía de la campiña inglesa. En Debary, como en cualquier romántico, la percepción y disfrute del paisaje que recorre es muy importante, de ahí la frase con la que titulo esta entrada, “the white and sparkling town”, refiriéndose a la blancura de Arahal en la lejanía.

Casi nada sabemos de la vida de este  pastor anglicano, sólo lo que éste relaciona sobre sí mismo en su libro Notas de una residencia en las Islas Canarias… (1851). Visitó Canarias a principios de 1849 procedente de Madeira. Recorrió Tenerife y Gran Canaria (abandonó Las Palmas aproximadamente el 6 de abril, durante la Semana Santa). Continuó su viaje por España visitando Cádiz, Sevilla, Málaga, Algeciras y Gibraltar,  para pasar luego a Argelia.

.

devery portada2

.

Estas son sus notas relacionadas con Arahal:

pag 177
“Desde allí a Arahal el campo es más agreste que hermoso. Viajamos millas y millas sin encontrar ningun ser viviente. De intervalo en intervalo se podía ver algun blanco edificio de una planta llamado “cortejo”(sic) (cortijo) o granja. Una vez, ciertamente, en medio de una interminable llanura, nos encontramos yugos de veintiseis bueyes arando, pero pronto volvimos a la soledad. (1)  La naturaleza parecía hechizada… A lo lejos oí a Manuel exclamar, “Muy flaco y muy endeble”, refiriéndose a su caballo… Entonces propuse que caballos y hombres se fuesen a dormir, que podriamos echarnos y recobrar fuerzas antes de continuar el camino.

pag 179

“Montamos de nuevo y, después de recorrer una legua o dos… divisamos el blanco y destelleante pueblo de Arahal (2). Imposible superar la brillantez, blancura y limpieza de las casas del pueblo. Las ventanas estaban pintadas de un verde pálido; pero me temía que fuera sólo el aspecto exterior, ya que eramos indiferentes  a cualquier comodidad que no fuesen las gruesas sábanas de nuestras cortas camas, que estuviesen limpias y blancas. La iglesia de Arahal no tenía nada de notable.

.
Fuí abordado por el cura, acompañado por dos o tres propietarios (terratenientes) de aspecto importante, la representación de los ricos del lugar. El cura había visitado Provenza y sabía un poco de francés; aunque era un hombre de maneras sencillas, se veía que había dejado los libros ya hacía tiempo, en el caso de que hubiera hecho uso de ellos, pero era agradable observar la intimidad que existía entre el sacerdote y la gente. Hay que lamentar que no sea lo mismo en nuestro pais. (3) El principal hombre de la zona insistió en invitarme a su casa, pero como esaba indispuesto, me negué. Y él se encogía de hombros diciendo: “Te compadezco, si no sabes cuando se te hace  una buena invitación”. (4)

devery p

pag 180

“El pueblo de Arahal se ve con rapidez, consistiendo en poco más que una larga calle de parecidas casas blancas. El campo, mirando al sur, proporciona una bonita vista de montañas. La iglesia está construida en estilo “romanesque” (románico, sic); todo el lugar parece dormir en el profundo reposo del provincianismo español. Al dia siguiente recorrimos un lugar similar al del dia anterior, un campo de onduladas extensiones de maiz, sin vallar como los jardines de las granjas inglesas. Un trayecto de dos leguas nos llevó al pueblo de Marchena; una ciudad que por su aspecto exterior debería pertenecer al Levante.”

.

debary

Imagen  del pastor anglicano Thomas Debary.

————-.

(1) Es interesante esta sensación de soledad en un camino que a nosotros nos parece ahora tan concurrido, el de Sevilla a Granada o al revés. Para viajar en aquella época hacía falta un gran esfuerzo físico y mental, de ahí que los viajeros no dudaran en dejaran memoria de ello.

(2) La frase con la que titulo la entrada: “the white and sparkling town”.

(3) Una de las características de los viajeros románticos ingleses era la crítica de la religión católica española. Además este viajero era pastor anglicano, por lo que no es de extrañar su desdén hacia el cura y la iglesia, a pesar del buen recibimiento que se le hizo. No hace descripción de la iglesia, sólo dice que “no es notable” y, erróneamente, que su estilo es “románico” (romanesque). Querría decir derivado del romano, no gótico. Pero Debary no elude la autocrítica y compara el afecto de la gente hacia el cura de Arahal con la frialdad anglosajona.

(4) Anota su rechazo a la invitación del “personaje más importante del pueblo”, que no parece ser el alcalde sino uno de los caciques de la zona. Esto indica que a Debary le afectó el enfado.

.

.

Referencias bibliográficas:

– Thomas Debary: Notes of a+Residence in the Canary Islands(1851)

.

.

De villa a ciudad

octubre 1, 2009

ciudadArahal se convierte en ciudad hace un siglo, en 1907. Una fecha significativa para el pueblo, pues es el año en que muere el bandido Niño del Arahal, junto al legendario Pernales, en una emboscada de la guardia civil en Albacete. La noticia -muy divulgada en su momento- supuso que miles de españoles conocieran la existencia de un pueblo sevillano del que nunca habían oido hablar.

Es, pues, en 1907, cuando Arahal, por real decreto, se convierte en ciudad y deja de ser villa. La noticia aparece brevemente en los periódicos de la época, que es donde la he leido, como una simple orden de Gobernación con la firma del rey. Los hilos políticos que motivaron este nombramiento no los conozco, pero imagino la influencia de algun apellido importante del pueblo. Es pues, bajo el reinado de Alfonso XIII, en un país afectado por la pérdida de las colonias y la crisis parlamentaria, bajo la presidencia del gobierno de Antonio Maura, líder del Partido Conservador, cuando se otorgó a Arahal el título de ciudad.

la época

villa ciudad

Arriba, la noticia dada por La Época del 12 de Diciembre de 1907: “NUEVAS CIUDADES.  Gobernación.- Reales decretos, fecha 10, concediendo el título de ciudad á las villas de Arahal (Sevilla) y Oliva (Valencia)”.

Se cumplen los deseos y aspiraciones urbanas de la antigua villa de Arahal, que en esos momentos contaba con unos 10.000 habitantes y una economía agrícola importante en la campiña sevillana. Si repasamos la historia, en la organización política del territorio, en las que los diversos núcleos poblacionales tenían diferentes privilegios, el título de ciudad se le daba a algunos de ellos y les otorgaba mayores preferencias que a las villas. Los antecedentes de Arahal son conocidos. En 1248 es reconquistada por Fernando III, que le sirve de punto estratégico para la conquista de Morón, dos días después. Una vez cumplida su función pasa a la jurisdicción de Sevilla, para que más tarde Sancho IV la entregara a la Orden de Calatrava y luego a la Orden de Alcántara. a la que perteneció hasta 1.460. fecha en que pasa a formar parte del Marquesado de Villena., para ser adquirida más tarde por los condes de Ureña. Las gracias reales se incrementaron en tiempos de Felipe IV alcanzando el término una grandeza similar a la de las más importantes poblaciones españolas coetáneas.

la correspondencia

firma del rey

La noticia en otro periódico, La Correspondencia Militar del 10 de Diciembre de 1907. Bajo el título de “Firma del Rey”, se citan las concesiones y titulos de Gobernación y se nombra a Arahal ciudad, junto a un pueblo de Palencia, nombrado villa. Aquí no se incluye el pueblo de Oliva en Valencia, con el que han emparejado  a Arahal en el nombramiento de ciudad y que cita el periódico La Época.

.

.