Archive for septiembre, 2010

Seis monedas griegas

septiembre 22, 2010

Las seis monedas giegas son las que forman el “Tesoro de Arahal”, nombre con que se conoce este hallazgo en la historia de la numismática española. También se utiliza el diminutivo “Tesorillo de Arahal”, como es habitual en los pequeños yacimientos arqueológicos. Pequeño, pero no por su importancia, pues no es frecuente encontrar monedas griegas del siglo V antes de Cristo en la península, y aún menos en el sur. Los primeros testimonios de moneda griega arcaica en la península, son el hallazgo de Alcalá del Rio, datado en la primera mitad del siglo VI AC. y el tesoro de Arahal del siglo siguiente, el siglo V AC. El hallazgo de las monedas griegas en Arahal fue dado a conocer y publicado por R. B. Lewis en 1967.
.

Conjunto de monedas griegas de plata (foto de arriba). En los comienzos de Grecia se nogociaba principalmente con trueques, las monedas aparecieron en el año 550 a.c. La moneda más famosa de la antigua Grecia es la que reproduce la lechuza, símbolo de Palas Athenea, diosa de Atenas. La tetradracma ateniense del siglo V a.c. (foto de abajo) fue la moneda de uso más habitual. Aún hoy se sigue utilizando la lechuza en el euro griego.

.

La moneda y en particular la de plata, nacida en Grecia, se extendió por el mundo mediterráneo a partir de la Guerra del Peloponeso como un medio de pagar soldadas. También en España, adonde llegaron los griegos atraidos por la abundancia de metales, igual que fenicios y otros pueblos. Es evidente el proceso cultural que se inicia con ellos y que se manifiesta en capítulos tan importantes como la arquitectura, alfarería o escritura. Con los griegos vino la moneda.

Mapa de paises del Mediterráneo con la señalización de hallazgos de monedas griegas antiguas (ampliar).

.

Respecto al origen de las monedas griegas del tesoro de Arahal, dice Campo Díaz: “En el Sur de la Península Ibérica las monedas eran conocidas desde hacía mucho tiempo y no sabriamos decir si el tesorillo de El Arahal (Sevilla), datado a mediados del siglo V -o sea cuando la griega Emporion está iniciando sus emisiones- debe su origen a algún mercenario o es fruto de alguna acumulación de tipo prestigioso”. (Cf. Campo Díaz: “La moneda griega y su influencia en el contexto indígena”, Historia monetaria de Hispania Antigua, p. 28)

El lugar donde se descubrió el tesoro de Arahal no tiene una ubicación clara. En un principio se definió el hallazgo como encontrado en el término de Arahal. Así lo publicó R. B. Lewis en 1967. Pero posteriormente F. Chaves Tristán, que ha investigado el hallazgo y hablado con gente de la zona, precisó que se pudo producir en el término de Utrera, aunque las monedas fuesen compradas en Arahal (ver Elementos numismáticos de índole griega en la península ibérica. PDF). De ahí que en algunos estudios aparezca este hallazgo numismático con el nombre de “Tesoro de Arahal/Utrera”.

Arriba, dracma de plata acuñado en Emporitron

.

_______________

.

Coleccionistas de monedas

Al escribir sobre monedas encontradas en tierras arahalenses quiero mencionar a algunos de sus habitantes amantes de coleccionarlas, como es caso del marqués de la Peña de los Enamorados, don Luis Javier Guajardo-Fajardo y Rojas, de grato recuerdo. El marqués reunió una hermosa colección de monedas, especialmente romanas, pero acompañadas de otros periodos históricos que no desdeñaba. Profundo conocedor de cecas y efigies de emperadores, llevaba piezas sueltas en sus bolsillos acabadas de adquirir, que enseñaba en en la Corredera o en su casa palacio frente a la parroquia de la Magdalena. El marqués murió en Sevilla en 1977. Casado con Adela Alcázar y Romero, no tuvo descendientes, y le sucedió en el marquesado su hermano don Joaquín, XI marqués de la Peña de los Enamorados. Actualmente ostenta el título, su sobrino Joaquín Guajardo-Fajardo y Carmona, XII marqués.

Arahal parece ser un lugar que fomenta el coleccionismo y el amor a las monedas. El famoso “cura de El Arahal”, don Patricio Gutiérrez Bravo “poseía un museo numismático compuesto de 2.000 a 2.500 monedas consulares, imperiales y municipales de todos los metales, y en especial se encontraba muy interesado por las monedas municipales de Celtiberia , colección de la que no se tiene conocimiento en la actualidad. Auxilió a Tomás de Gusseme en la publicación de su Diccionario Numismático, así como al P. Enrique Flórez en la realización de su España Sagrada… Asimismo fue autor de un estudio sobre la Bética Romana, actualmente desaparecido, y otro estudio crítico sobre la superstición relacionada con las monedas hebreas cobradas por Judas Iscariote en la venta de Jesucristo, denominado “Disertación Crítico-histórico-dogmática sobre las monedas que recibió Judas por su traición y sobre el siclo de los Hebreos, escrito en 1775, y que no llegó a ver la luz, si bien se conserva dicho manuscrito.” ( El museo cordobés de Pedro Leonardo de Villacevallos. Coordinado por José Beltrán Fortes y José Ramón López Rodríguez )

.

.

.

Anuncios

Arahal contra la Hacienda Pública

septiembre 4, 2010

Arahal mantuvo en vilo a muchos pueblos españoles a causa de un pleito con el gobierno que presidía Sagasta en 1898, el año de la guerra de Cuba. El ayuntamiento de Arahal formuló una demanda contra el Ministerio de Hacienda, a raiz de los tributos a pagar por el pueblo en relación con su número de habitantes. Hacienda había acumulado toda la población diseminada del término municipal al núcleo principal, el pueblo, por lo que el ayuntamiento estaba obligado a contribuir en una escala mayor de lo que le correspondía. En ese momento Arahal tenía 8.266 habitantes.

Si Arahal ganaba esta demanda, muchos pueblos en las mismas circunstancias podrían beneficiarse del fallo. La vista del problema de Arahal en el Tribunal de lo Contencioso estuvo pues en boca de muchas administraciones locales y tuvo una gran repercusión en la prensa de fin de siglo. No todo iban a ser bandoleros.

.

Cuando ocurrió el contencioso de Arahal contra Hacienda había un gobierno de  Sagasta en España. Sagasta fue presidente de gobierno durante tres momentos históricos: Presidente de un Gobierno de “notables” (1892-1895); Presidente de la Guerra de Cuba (1897-1899); Última Presidencia de Sagasta (1901-1902). En su segunda presidencia ocurrió el contencioso de Arahal.
.

.

La demanda

Aquí abajo se reproduce la noticia del contencioso de Arahal contra Hacienda, según lo publicaba el periódico La Época el 28 de diciembre de 1898. Todas las noticias que he encontrado del asunto, en diversos periódicos, están claramente en contra del ministerio de Hacienda y su ministro.

.

tribunal contencioso2

tribunal contencioso

“EN EL TRIBUNAL DE LO CONTENCIOSO

Para mañana jueves está señalada en el Tribunal de lo Contencioso la vista de un recurso de importancia, en el que pueden decirse que están interesados muchos Ayuntamientos.

Trátase de una demanda formulada por el concejo de Arahal (Sevilla) contra una Real orden del ministerio de Hacienda, que sin tener en cuenta lo dispuesto en las Leyes de 7 de Julio de 1888 y 30 de Junio de 1892, y merced á sutiles interpretaciones de preceptos legales clarísimos, “acumula” toda la población diseminada del término del Municipio recurrente al mayor núcleo, obligándole a contribuir por consumo en una base superior de la escala que realmente le corresponde.

Los preceptos legales infingidos disponen que cuando los Municipios tengan su población diseminada, contribuirán para el impuesto de consumos à razón del mayor núcleo, y que por población diseminada se entiende toda la que diste de dicho mayor núcleo “por lo menos 500 metros de camino practicable”.

El Ayuntamiento de Arahal justificó, por medio de la oportuna certificación del Instituto Geográfico y Estadístico, que su población total de 8.266 habitantes hallábase repartida en grupos, contando el mayor 7.975 vecinos, y hallándose los restantes a distancia de más de 500 metros, algunos a 11 y 14 kilómetros.

El ministerio consideró concentrada toda la población diseminada, para los efectos del impuesto, y el concejo no se conformó.

He aquí la esencia del pleito, que ha dado algunos quebraderos de cabeza al Sr. Puigcerver, quien contaba con aplicar su descubrimiento a todas las corporaciones de España, y hubo de suspender sus trabajos de exploración minera hasta nuevo aviso del Tribunal de lo Contencioso.

Hay quien afirma que uno de los puntos de la reforma del reglamento de consumos en que tenía más interés el ministro era el artículo relativo a a este extremo de la población diseminada, artículo que le devolvió el Consejo de Estado intacto.”

.

,

El ministro de Hacienda en ese momento era el valenciano Joaquín López Puigcerver (1845?-1906), que estuvo en su cargo de 1897  a 1899. Antes había sido ministro de Gracia y Justicia y ministro de Fomento. Tuvo una vida política intensa y variada. El contencioso de Arahal supuso un freno a sus reformas tributarias.

El abogado que defendió la causa del ayuntamiento de Arahal fue el Sr. Reza y Estévez. Mostró al tribunal  que el recurso estaba presentado dentro del plazo y que no existía incompetencia de jurisdicción, argumentos con que se defendió el ministerio fiscal. En la nota de prensa de El Imparcial se puede seguir con detalle la actuación del abogado. Esta extensión de las noticias en la prensa del momento dan una idea de su interés para el público.

.

.
La vista

En esta nota de prensa de El Imparcial, aparecida dos días después de la anterior, 30 de Diciembre de 1898, se informa de la vista en el Tribunal Contencioso. Arahal es representado por el abogado Sr. Reza y Estévez. Y la misma noticia periodística parece temer que no prospere la demanda de Arahal.

“EN EL TRIBUNAL CONTENCIOSO

Ayer tarde se verificó en el Tribunal de lo Contencioso la vista del pleito incoado por el Ayuntamiento de Arahal (Sevilla) contra una real orden del ministerio de Hacienda, que le fijo un arbitrario cupo de consumos, pleito del que hemos dado cuenta oportunamente.

El ministerio fiscal había abogado en su escrito de contestación como excepciones perentorias la prescripción de acción y la incompetencia de juridicción. En cuanto al fondo del asunto se limitaba a copiar los considerandos de la real orden reclamada.

El letrado Sr. Reza y Estévez, que defendía los derechos del Ayuntamiento, demostró con la lectura del artículo 61 del reglamento de 15 de abril de 1890, que el recurso estaba con mucho presentado dentro del plazo, y dijo que no comprendía cómo se hablaba de incompetencia de jurisdicción del tribunal tratándose de un asunto sobre el que rigen nada menos que dos leyes, varios reglamentos y multitud de reales decretos y reales órdenes, que regulan hasta el detalle sobre las facultades del poder ejecutivo.

En el tercer extremo de su informe analizó los textos legales gramatical, lógica, sistemática o históricamente, para concluir afirmando el completo derecho que tienen las poblaciones de Andalucía a disfrutar de los beneficios consignados en las leyes de 7 de Julio de 1888 y 30 de Junio de 1892.

El fiscal, después del informe del abogado, sostuvo en el suyo únicamente la excepción de prescripción de acción.

Esperase con interés la sentencia del tribunal.”

.

.

La sentencia

Y por fín la sentencia, un mes después. Aquí debajo una breve nota de prensa -no tan extensa como las anteriores, pues perdido el pleito se pierde el interés- publicada por el Heraldo de Madrid el 24 de Enero 1899. En ella se declara desierto el recurso de Arahal “por entender que había prescrito la acción”.

“El Tribunal de lo Contencioso-Administrativo ha dictado también sentencia en el recurso administrativo que el Ayuntamiento de Arahal interpuso contra una real orden  del ministerio de Hacienda acerca del cupo de consumos.

La sentencia declara desierto el recurso, por entender que había prescrito la acción para reclamar contra Real orden del ministerio.”

.

Tribunal Supremo de Madrid, donde actualmente está la Sala de lo Contencioso.

.

.

.

Imágenes: 1.- Retrato de Sagasta;  2.- Prensa La Época 1898; 3.- Retrato del ministro de Hacienda, Joaquín López Puigcerver. 4.- Prensa El Imparcial 1898. 5.- Prensa El Heraldo de Madrid, 1899.- Tribunal Supremo de Madrid.

.

.