Seis monedas griegas

septiembre 22, 2010

Las seis monedas giegas son las que forman el “Tesoro de Arahal”, nombre con que se conoce este hallazgo en la historia de la numismática española. También se utiliza el diminutivo “Tesorillo de Arahal”, como es habitual en los pequeños yacimientos arqueológicos. Pequeño, pero no por su importancia, pues no es frecuente encontrar monedas griegas del siglo V antes de Cristo en la península, y aún menos en el sur. Los primeros testimonios de moneda griega arcaica en la península, son el hallazgo de Alcalá del Rio, datado en la primera mitad del siglo VI AC. y el tesoro de Arahal del siglo siguiente, el siglo V AC. El hallazgo de las monedas griegas en Arahal fue dado a conocer y publicado por R. B. Lewis en 1967.
.

Conjunto de monedas griegas de plata (foto de arriba). En los comienzos de Grecia se nogociaba principalmente con trueques, las monedas aparecieron en el año 550 a.c. La moneda más famosa de la antigua Grecia es la que reproduce la lechuza, símbolo de Palas Athenea, diosa de Atenas. La tetradracma ateniense del siglo V a.c. (foto de abajo) fue la moneda de uso más habitual. Aún hoy se sigue utilizando la lechuza en el euro griego.

.

La moneda y en particular la de plata, nacida en Grecia, se extendió por el mundo mediterráneo a partir de la Guerra del Peloponeso como un medio de pagar soldadas. También en España, adonde llegaron los griegos atraidos por la abundancia de metales, igual que fenicios y otros pueblos. Es evidente el proceso cultural que se inicia con ellos y que se manifiesta en capítulos tan importantes como la arquitectura, alfarería o escritura. Con los griegos vino la moneda.

Mapa de paises del Mediterráneo con la señalización de hallazgos de monedas griegas antiguas (ampliar).

.

Respecto al origen de las monedas griegas del tesoro de Arahal, dice Campo Díaz: “En el Sur de la Península Ibérica las monedas eran conocidas desde hacía mucho tiempo y no sabriamos decir si el tesorillo de El Arahal (Sevilla), datado a mediados del siglo V -o sea cuando la griega Emporion está iniciando sus emisiones- debe su origen a algún mercenario o es fruto de alguna acumulación de tipo prestigioso”. (Cf. Campo Díaz: “La moneda griega y su influencia en el contexto indígena”, Historia monetaria de Hispania Antigua, p. 28)

El lugar donde se descubrió el tesoro de Arahal no tiene una ubicación clara. En un principio se definió el hallazgo como encontrado en el término de Arahal. Así lo publicó R. B. Lewis en 1967. Pero posteriormente F. Chaves Tristán, que ha investigado el hallazgo y hablado con gente de la zona, precisó que se pudo producir en el término de Utrera, aunque las monedas fuesen compradas en Arahal (ver Elementos numismáticos de índole griega en la península ibérica. PDF). De ahí que en algunos estudios aparezca este hallazgo numismático con el nombre de “Tesoro de Arahal/Utrera”.

Arriba, dracma de plata acuñado en Emporitron

.

_______________

.

Coleccionistas de monedas

Al escribir sobre monedas encontradas en tierras arahalenses quiero mencionar a algunos de sus habitantes amantes de coleccionarlas, como es caso del marqués de la Peña de los Enamorados, don Luis Javier Guajardo-Fajardo y Rojas, de grato recuerdo. El marqués reunió una hermosa colección de monedas, especialmente romanas, pero acompañadas de otros periodos históricos que no desdeñaba. Profundo conocedor de cecas y efigies de emperadores, llevaba piezas sueltas en sus bolsillos acabadas de adquirir, que enseñaba en en la Corredera o en su casa palacio frente a la parroquia de la Magdalena. El marqués murió en Sevilla en 1977. Casado con Adela Alcázar y Romero, no tuvo descendientes, y le sucedió en el marquesado su hermano don Joaquín, XI marqués de la Peña de los Enamorados. Actualmente ostenta el título, su sobrino Joaquín Guajardo-Fajardo y Carmona, XII marqués.

Arahal parece ser un lugar que fomenta el coleccionismo y el amor a las monedas. El famoso “cura de El Arahal”, don Patricio Gutiérrez Bravo “poseía un museo numismático compuesto de 2.000 a 2.500 monedas consulares, imperiales y municipales de todos los metales, y en especial se encontraba muy interesado por las monedas municipales de Celtiberia , colección de la que no se tiene conocimiento en la actualidad. Auxilió a Tomás de Gusseme en la publicación de su Diccionario Numismático, así como al P. Enrique Flórez en la realización de su España Sagrada… Asimismo fue autor de un estudio sobre la Bética Romana, actualmente desaparecido, y otro estudio crítico sobre la superstición relacionada con las monedas hebreas cobradas por Judas Iscariote en la venta de Jesucristo, denominado “Disertación Crítico-histórico-dogmática sobre las monedas que recibió Judas por su traición y sobre el siclo de los Hebreos, escrito en 1775, y que no llegó a ver la luz, si bien se conserva dicho manuscrito.” ( El museo cordobés de Pedro Leonardo de Villacevallos. Coordinado por José Beltrán Fortes y José Ramón López Rodríguez )

.

.

.

Anuncios

Una respuesta to “Seis monedas griegas”

  1. Fali Arahal Says:

    Felicidades! buena documentación por tanto, buen articulo.Es un orgullo conocer de esta forma, tanta información sobre nuestra localidad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: