Archive for febrero, 2011

Algodoneros

febrero 18, 2011

En los campos de Arahal el cultivo del algodón tuvo su importancia a comienzos de los años 60. Entonces, la agricultura de secano en la provincia de Sevilla estaba dominada por varios cultivos: maíz, algodón, trigo, girasol, remolacha y, por supuesto, el olivar de mesa y el olivar de molino. Los sesenta fueron unos años de gran producción algodonera y esto lo demuestra la campaña del 62-63 que alcanzó el máximo histórico nacional con más de 350.000 hectáreas cultivadas (actualmente se cultivan unas 80.000 en un año normal; 40.000 en año de sequía). Las características de este cultivo eran la de una agricultura muy estacional, basada en la contratación de numerosos trabajadores eventuales con bajos salarios, que  aseguraban la recolección manual de la cosecha y la competitividad en un mercado protegido.

Juan José Blanco, uno de los participantes en las tareas algodoneras de aquella época, me envía su testimonio, acompañado de unas imágenes muy interesantes que ilustran el ambiente de la recolección.

El lugar era el cortijo de Menguillán en 1962, cuando Juan José Blanco tenía trece años. La recogida se hacía entre los meses de Julio y Agosto. Juan recuerda: “había dos cuadrillas, salíamos del cortijo  a las 8:30 o 9:00 de la mañana, en un remolque, para el tajo. La jornada duraba hasta las 19:00 aproximadamente, con poco más de 45 minutos para comer, después si se descansaba algo, se hacía a la sombra de la saca de algodón. El trabajo era a tarea, te pagaban los kilos recolectados. El primer año no conseguí llegar a los 100 y el segundo alcancé los 120…” En esta fotografía con un grupo grande de cogedores, Juan me señala,  al fondo y en el centro, al aguaó montado en un mulo: “…por cierto el agua estaba bastante caliente”.

Juan describe la forma de trabajo: “…llevábamos un saco atado a la cintura, donde se echaba el algodón. Cada uno, o cada familia identificaba sus sacas, con iniciales o marcas, las sacas se situaban en el centro de la hilada, lo que permitía echar lo que se recogía en cada media vuelta. El algodón había que prensarlo un poco en la saca, para conseguir el mayor peso posible, lo que suponía un trabajo importante a la hora de trasladarla cuando estaban casi llenas, sobre todo para los más pequeños. Una vez finalizada la jornada, José el aperaó procedía  al pesado de las citadas sacas en el cortijo…”

El descanso de 45 minutos antes citado se utilizaba logicamente para comer. El plato cotidiano era el gazpacho, que Juan comparte con sus primas. En la foto podemos apreciar lo bien preparados que iban los algodoneros para la lucha con el sol: un amplio sombrero de paja y un pañuelo debajo para el sudor; manga larga y pantalones debajo de las faldas.

Juan completa sus recuerdos agrícolas: “La siembra se llevaba a cabo en el mes de abril o primero de mayo y el terreno tenía que estar húmedo. Esta labor era habitual  que la hicieran los jóvenes. La semilla se echaba en agua la tarde antes, para que se ablandara y facilitara la germinación. Los agricultores pequeños utilizaban una yunta de mulos, para abrir los surcos para las hileras.  La separación entre una hilera y otra, era aproximadamente de 80 cm y entre una mata y otra a la medida de un paso. Se echaban  cinco o seis semillas, las cuales se pisaban para que se incrustaran en la tierra húmeda  del surco y posteriormente se tapaba con la reja del arado. Si el terreno estaba húmedo estaba asegurada la germinación. Cuando la planta alcanzaba una altura de aproximadamente ocho o diez cm se retiraban los pies más pequeños, dejando los dos más grandes por mata. Esto se llamaba  castrar… Este trabajo lo hacían los muchachos, ya que había que ir agachado. Lo hice muchas veces en la vega de Carmona, pero recuerdo haber castrado algodón, donde actualmente está la barriada de la Paz… Una vez arrancadas las matas se quemaban o se podía hacer cisco con ellas, para el brasero o la copa, procurando que no le quedara ninguna porra de algodón ya que producía humos.  Este cisco era de peor calidad que el obtenido en la limpia de los olivos.”

Y concluye: “El trabajo era duro, ya que la postura era incómoda. En los dedos te salían repelos. Hacía mucho calor y tenias que arrastrar el saco durante todo el día. El agua era mala y además caliente… Evidentemente todo esto se soportaba por la juventud de la mayoría. Lo positivo: el buen compañerismo.”

.

.

.

Arahal en el NO-DO

febrero 8, 2011

Arahal apareció en un NO-DO de 1945. Era un breve reportaje de la postguerra, un “aquí no ha pasado nada” llevado al celuloide. Esta elección del pueblo para aparecer en un medio tan importante, controlado por el nuevo gobierno, en una época en que toda España estaba obligada a verlo, no parece una casualidad. El NO-DO, abreviatura de “NOticiarios – DOcumentales”, fue creado en 1942 por la Vicesecretaría de Educación Popular como un servicio de difusión de noticiarios y reportajes, filmados en España y en el extranjero, “con el fin de mantener, con impulso propio y directriz adecuada, la información cinematográfica nacional”. La producción del NO-DO duró desde 1943 a 1981, aunque a partir de 1975 no era obligatoria su proyección. Desde 1981 sus archivos fueron integrados a RTVE.

La aparición de Arahal a los tres años de la creación del medio debió tener su significado. Cuando lo descubrí colgado en internet (YouTube) pensé que era posterior, de los años 50 o comienzos de los 60, y así lo daté en estas páginas. Pero estaba en un error, que luego me aclaró la persona que lo descubrió, responsable de que hoy lo conozcamos. El NO-DO de este Arahal de 1945 nos muestra un pueblo ídilico y apacible que nada tenía que ver con la “mala fama” de gente malvada e incendiaria que estaba sufriendo en ese preciso momento, a causa de la imagen difundida intensa y extensamente en los comienzos de la Guerra Civil y que duraría décadas. Este documental podría ser un lavado de imagen, promovido por la alarma de alguna autoridad o ciudadano influyente.

Arriba, la cabecera del NO-DO con los símbolos del nuevo estado. El régimen franquista lo utlizó durante años para mostrar su visión de España y del resto del mundo, con escasas posibilidades de contraste por parte de los espectadores; la prensa y la radio estaban censuradas y controladas. La televisión tardaría en aparecer. El NO-DO se proyectaba antes de la película. Entre el NO-DO y ésta, y en los descansos (cada rollo suponía un descanso), había imágenes fijas de publicidad local o del mismo cine, realizadas con transparencias de cristal (imagen de abajo) que llevaban rótulos pegados o pintados a mano.

Arahal aparece en el NO-DO número 127, en el apartado IMÁGENES, una especie de revista (hoy se llamaría “magazine”) que acompañaba a las noticias, aligerando el monótono contenido oficial. El documental en cuestión se titulaba “Entre naranjos y olivos”, en el que el realizador había unido caprichosamente aceitunas del Sur y naranjas de Levante (exportación). Pero no la aceituna de mesa, cuya exportación no existía en ese momento, sino la de molino, como se puede ver en el documental. Que fuese elegida Arahal por su aceite en este trayecto imaginario hasta Valencia, existiendo Jaén, por ejemplo, resulta algo sorprendente.

En este apartado de IMÁGENES, el reportaje de Arahal tiene una duración de 4,50 minutos. Su realización está firmada por Producciones Ruiz Naranjo, S. L., una de las muchas empresas al servicio del NO-DO. En noticiarios y documentales intervinieron numerosos directores, unos consagrados y otros no. El guión de Arahal está dedicado casi exclusivamente a su vida agrícola: olivares, vareo, mulos, molino de aceite, etc. No aparecen autoridades ni monumentos, sólo vistas generales del pueblo, de la Corredera,  de la plaza de abastos y algunas calles. Hay algunos personajes reconocibles, como Carmona, empujando el carro en el molino de la calle San Roque, y Félix, con gorra y ropa más blanca, realizando labores en el campo  alrededor de las espuertas. A parte de la labor agrícola, es interesante por que nos muestar el estado urbanístico de algunas calles, como San Roque o Sevilla, que ya he utilizado en estas páginas (Arquitectura doméstica). Fisicamente es el mismo pueblo que vivió la Guerra Civil, pues sólo habían pasado nueve años de los hechos dramáticos de julio. Así era Arahal.

El rescate de este documental, que ahora podemos ver convertido en video en Internet, se debe a la labor investigadora de Manuel Brenes Castillo. Sin él difícilmente lo encontraríamos en la maraña de no-dos que duermen en el olvido de los archivos de RTVE. Brenes conoció el documental de Arahal gracias a su suegro, Francisco Castro Cabrera, que recordaba haberlo visto en su tiempo en el cine de Pastor y comenzó a indagar en 1985 en la Filmoteca Nacional para conseguir el fragmento de las imágenes de Arahal.

Una vez localizado el documental, Manuel Brenes fue ofreciendo su recuperación y compra (valía 326.025 pesetas) a diferentes alcaldes del pueblo, hasta que Francisco Jiménez Oliva se interesó por él, hizo las gestiones oportunas y consiguió el fragmento de la Filmoteca Nacional. En 1994, convertido en video y en manos políticas, fue utilizado para una campaña electoral y llegó a distribuirse a quien lo quisiera. De ahí hasta llegar a la difusión en la red quedaba poco trecho.

Esta es la historia de las imágenes que vemos colgadas en internet con el nombre de “video antiguo” y que fueron utilizadas con distintos propósitos. El pueblo feliz del NO-DO franquista sirvió luego como modelo de atraso comparado en la época democrática, “un antes y un después” gracias a la gestión política.

Aunque, más allá de cualquier manipulación, la sencillez y pureza de paisaje y paisanaje que reflejan, continúan intactas. Hay que tener en cuenta que es el documento cinematográfico más antiguo de Arahal, salvo alguna sorpresa oculta. Sería interesante investigar si hay más material rodado y no editado de este NO-DO en la Filmoteca.

.

.

El fragmento de NO-DO dedicado a Arahal tal como aparece hoy en YouTube. La rotulación (tipografía art nouveau) no es de 1945, sino que pertenece a la conversión en video del fragmento cinematográfico.

.

.

Para más documentación del tema, se pueden ver “Los años del NO-DO” (vídeos del NO-DO en Google):

http://video.google.es/videoplay?docid=-6290028303331244858#

.

.

.