Un encuentro de ilustrados

agosto 4, 2011

Son abundantes las citas relacionadas con Arahal que aparecen en acontecimientos históricos de los siglos pasados. Citas que se analizan con el interés lógico, pero cuyo problema es la brevedad, el poco contenido que obliga a sacar deducciones muchas veces aventuradas. Sin embargo, es la forma de historiar el pasado del pueblo, utilizándolas de la mejor manera posible e intentando crear un mosaico que dibuje una composición histórica de una época determinada.

.Así ocurre con el Arahal del siglo XVIII. En el libro que encuentro ahora, un viajero ilustrado nos proporciona una nueva pieza del mosaico, que como siempre se nos antoja dolorosamente corta. El viajero se llama Anastasio Franco y Bebrinzáez, pero este es su seudónimo, el verdadero nombre es Fray Sebastián Sánchez Sobrino. Es un fraile procedente del convento de San Antón de Granada que viaja hacia Lisboa y que decide sacar provecho a su viaje describiendo todo lo que a su paso merezca la pena, algo que anuncia al siglo de viajeros románticos. Él mismo se define en la portada de su libro como “un apasionado à las antigüedades, amigo de las artes y de las buenas letras” y fue célebre por su erudición en las lenguas griega y latina. (1)

.

Como vemos en la portada del libro, llama a su viaje “topográfico”, es decir, realizado con la intención de describir los lugares por donde pasa. Este es su título resumido: “Viage topográfico desde Granada a Lisboa, por Anasthasio Franco y Bebrinsáez, en carta escrita al … Sr. D. Fernando Josef de Velasco … fecha en Granada á 15 de Enero 1774, dándole noticia de lo mas notable que advirtió en los pueblos de su tránsito á ida, y vuelta ; con una especie de disertación al fin sobre el sitio primitivo de Antequera; dalo a luz un apasionado á las antiguedades …” El libro fue editado en Granada, en la Imprenta Real, en 1793. Aunque Tomás Muñoz y Romero en su “Diccionario Bibliográfico-Histórico” dice que el Viage se debió de imprimir en 1792, porque se cita en él el tomo XVI del Viaje de Ponz. Dice del autor “este religioso era un anticuario muy distinguido”.  Y de la obra: “Es un libro lleno de erudición y sumamente curioso; la parte que ocupó más la atención de un hombre tan erudito como el autor, fueron las antigüedades y geografía antigua…”

Arahal fue una de las paradas en el itinerario de Sánchez Sobrino, seguramente una parada prevista, obligado por el interés en visitar y charlar con uno de los habitantes del pueblo.

.

En dos páginas del Viage aparece la referencia  a su breve estancia  en Arahal. El viajero llega desde la Puebla, que está a 4 leguas de Arahal. Se encuentra con un pueblo rodeado de buena campiña y dice que es “grande, rico y bien poblado”. Fama que nunca faltó a Arahal en las descripciones de los viajeros del XIX y del XX. Sánchez Sobrino cita como antigüedad a destacar “la piedra encontrada cerca del Arahal o allí mismo”, refiriéndose a la lápida funeraria de Quinto Bruto Basilipense descubierta en la Torre del Cincho y que recoge del tomo XVI de Ponz.

Más interesante, aunque breve, es su encuentro con el ilustrado de Arahal: “Aquí traté como dos horas con el Antiquario D. Patricio Gutiérrez Bravo, hombre erudito, de una regular instrucción en la Historia antigua; pero se me antojó no tener la más exacta crítica, y que era nímio partidario de Rodrigo Caro. Posee buena colección de medallas, una copiosa librería, y no pocos manuscritos, que no pude registrar por la brevedad del tiempo…” Esta era una ocasión para conocer mejor al cura de Arahal,  que queda resumida en tres líneas. Famoso y conocido por los estudiosos de la 2ª mitad del siglo XVIII, era visitado por los amantes de antigüedades y hallazgos arqueológicos de la época. Pocos años antes, en 1768, fue visitado por el Padre Enrique Flórez, el famoso autor de la “España Sagrada”, con el mismo interés de conocimiento que Sánchez Sobrino y atraído por su colección, famosa después de haber sido editado su libro “Noticia geographico-histórica de una inscripción romana…”  en 1765. Poseía un conjunto numismático de más de 2.000 monedas consulares, imperiales y municipales. Al que había que añadir la “copiosa librería” y documentos que cita el viajero granadino. Hoy podemos hacernos una idea de esta colección desaparecida a través de los propios dibujos que Patricio Gutiérrez Bravo realizó y que se reprodujeron en el libro citado (2).

Es interesante el reparo que pone Sánchez Sobrino al ilustrado de Arahal, diciendo que no tenía la más “exacta crítica y que era nímio partidario de Rodrigo Caro…” El granadino parece no estar muy de acuerdo con las ideas del ilustrado arahalense, al que achaca excesiva dependencia de las de Rodrigo Caro.  Ya conocemos al utrerano Rodrigo Caro (1573-1647), poeta e historiador, así como arqueólogo y amante de las antigüedades, que poseía también una gran colección arqueológica, acompañada de una buena biblioteca de clásicos. Muy conocido en la poesía barroca de la escuela sevillana por sus temas de las ruinas arqueológicas (“Estos, Fabio, ¡ay dolor!, que ves ahora /  campos de soledad, mustio collado, / fueron un tiempo Itálica famosa…”).

Lo que ha quedado de la colección del cura de Arahal es lo que él publicó en vida. En la imagen de arriba, grabado con reproducción de monedas antiguas de “Carmo”, “Acinipo”, etc., dibujado por él. Se puede ver en el ángulo izquierdo del grabado su firma, “Bravo delineavit” (Bravo lo dibujó), y a la derecha la del grabador: “Gordillo sculp.” (Gordillo lo grabó).

.

Después de esta parada en Arahal, Fray Sebastián Sánchez Sobrino continuó su viaje hacia Sevilla, parando a dormir en Gandul y allí se hospedó en el palacio del Marqués del mismo nombre.

.

.

Notas

1.- Fray Sebastián Sánchez Sobrino, personaje culto y viajero del siglo XVIII, había nacido en Antequera (Málaga) y pertenecía a la orden franciscana de Granada. Fue Doctor en Teología, Examinador Sinodar del Arzobispado de Málaga, Guadix y Granada. Además del “Viage” de 1793, publicó por la misma época un libro con sus “Sermones. Murió en Granada a comienzos del siglo XIX.

2.- Patricio Gutiérrez Bravo: Noticia geographico-historica, de una inscripcion romana, descubierta por septiembre de 1764 en el termino de la villa de El Arahal, y de otras piedras, y medallas geographicas inéditas / que dà a los amantes de la Antiguedad Patricio Gutierrez Bravo…” Impreso en 1765 .

.

.

.

Anuncios

Una respuesta to “Un encuentro de ilustrados”

  1. maese Says:

    Muy bien explicado. Te felicito. sanchezmesa@hotmail.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: