Dos apariciones de Arahal en la prensa satírica

octubre 26, 2011

Arahal, a raíz de los sucesos de 1857, será tema frecuente no sólo en obras literarias (1), también aparecerá a menudo en la prensa como ejemplo de lugar revolucionario y republicano. Incluida la prensa satírica, tan abundante en este periodo del siglo XIX. Este es el caso del famoso semanario Gil Blas, en el que Arahal es citada dos veces, en el número del 14 de noviembre de 1869 y en el del 14 de diciembre de 1871.

Gil Blas era una típica publicación de la época, definiéndose a sí misma como «periódico político satírico». Son sus fundadores Manuel del Palacio y Luis Rivera, almas y escritores del mismo. Tenía un aspecto semejante a otras publicaciones contemporáneas, un simple pliego doblado de cuatro páginas, con un formato de unos 50 cms. de alto, y con un precio de suscripción de 6 reales mensuales. Junto a sus textos, críticas políticas y sociales en tono humorístico, solían insertarse caricaturas a gran tamaño firmadas -casi siempre con pie- por acreditados dibujantes de la época: el gran Francisco Ortego, u otros como Daniel Perea, Alfredo, Giménez o Llovera. Incluso alguna vez dibujó para Gil Blas, Valeriano Bécquer, con la firma de S., seudónimo de Sem.

A pesar de lo efímero de estas publicaciones, el caso de Gil Blas fue diferente pues consiguió sacar a la calle más de 600 números. Su salida era semanal, con cambios y alteraciones inevitables, en los que hay que incluir los consiguientes secuestros de las autoridades. Duró ocho años, desde 1864 a 1872, coincidiendo con el final de la época isabelina y la preparación de la Primera República.

.

Si buscamos a Arahal en el Gil Blas lo encontramos en el número 203 del año 1869:

La revolución española de Sevilla, dice que el jefe de los sublevados del Arahal les dirigió una alocución encargándoles el respeto á personas y propiedades.

¡Ah monstruo, prosaico monstruo! que arrebatas á los amigos del orden su más precioso pretexto.

¿Y no hay un Fernando Póo para ese miserable?”

Es un claro ejemplo de como Gil Blas utilizaba las noticias de otros periódicos en tono crítico e irónico. Aquí cita a La revolución española de Sevilla y a los sucesos de 1857, de los que habían transcurridos ya 12 años, pero que seguían siendo recuerdo de republicanismo y revuelta agrícola. La sátira pide una condena a las colonias para el revolucionario que pide respetar la propiedad, haciéndole el juego al poder. La antigua colonia de Fernando Póo es la isla, hoy llamada Bioko, situada en el golfo de Guinea. En esta época era lugar habitual para exiliados intelectuales  y políticos españoles.

.

La segunda aparición está en el número 429 del año 1871

“La Correspondencia pega una zapateta y dice:

“En Arahal, cuna del republicanismo, ha triunfado el gobierno.”

¡Miren qué gracia! Mayor ha sido su triunfo en Cádiz. ¡Conozco yo á tantos ricos que no pueden justificar su fortuna!”

Aquí Gil Blas ironiza y hace humor on la noticia de otro periódico. En este caso le toca a La Correspondencia, periódico conservador (2) que pone de ejemplo a Arahal, un lugar supuestamente revolucionario y republicano, donde ha ganado las elecciones el partido moderado.

.

Estos dos ejemplos bastan para mostrar lo que representaba el nombre de Arahal en la prensa de la segunda mitad del siglo XIX. La idea que se hacía el lector de Arahal  como “cuna del republicanismo” era evidente. Se comprende que ese lector tuviera cierto reparo a pasar por allí con el ferrocarril. No importaba que el pueblo hubiera sido sólo el lugar accidental sobre el que cayó una banda de revoltosos, el nombre de Arahal era el único que representaba este triste suceso, magnificado luego por la fuerte represión de los fusilamientos. Lo grave es que no era una simple anécdota periodística. En estos años posteriores a 1857 suponía una observación y control del pueblo por parte de las autoridades “para que no volvieran a ocurrir” hechos semejantes. Para ello estaban permitidos recursos políticos poco claros, ayudando a implantar ayuntamientos militares y conservadores bajo cualquier pretexto de revueltas, generalmente falsas.

.

Es importante la aparición de Arahal en este periódico y el significado conciso que le da la sátira. Gil Blas llego a ser un semanario muy célebre, quizás ayudado por su permanencia en el tiempo o por las ilustraciones de Ortego, pero que refleja un momento confuso del transcurrir decimonónico español. Su extinción en septiembre de 1872, ya muerto su propietario y director, Luis Rivera, y cuando su estilo derivaba hacia un humor más injurioso y anticlerical, suponía el final de una etapa de la prensa satírica española. Su cierre se adelantó a la llegada de la Restauración en 1874, que no habría permitido su existencia. (Arriba, el número 1 de Gil Blas, que salió en 1864).

.

.

Notas

1.- Pérez Galdós en O´Donnell (1910) o Francisco Macarro en Los mártires de Arahal (1870).

2.- La Correspondencia de España fue un periódico vespertino de ideología conservadora fundado en 1859. Tras el desastre colonial del 1898 fue perdiendo lectores, igual que el resto de periódicos madrileños. Desapareció en 1925, desbancado por El Imparcial.

.

Sobre los sucesos de Arahal de 1857 ver en estas páginas:

El espartaquismo agrario en Arahal

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: