La restauración del Cristo de la Esperanza

enero 12, 2012

En 2009 se inició la restauración de la imagen del Cristo de la Esperanza de Arahal  que se conserva en la parroquia de la Magdalena. Una restauración realizada en Sevilla por Pedro F. Manzano Beltrán, que duró desde el mes de mayo del citado año hasta enero de 2010 en que volvió al pueblo. En un libro firmado por Francisco J. Rodríguez Caro y Pedro E. Manzano Beltrán se explica con gran detalle el proceso restaurador, que va acompañado de numerosas y bellas imágenes. Más allá de la labor artística realizada, el libro es un canto apasionado a la imagen, a su historia y su devoción, de tanta importancia en la Semana Santa de Arahal. (1)

Las razones que movieron a la Hermandad a encargar la restauración fueron los problemas de conservación de la talla en su estructura y policromía. El restaurador explica en la segunda parte del libro el proceso completo de su intervención con sumo detalle, llevado a cabo en su taller de la calle Pureza de Sevilla. La imagen del Cristo de la Esperanza había sido realizada en los años 40 por el imaginero Manuel Pineda Calderón, que en esos años mantuvo una gran actividad escultórica, propia de los años posteriores de la guerra civil, en que se destruyeron tantas imágenes. El estilo del Cristo de la Esperanza tiene su inspiración en el de la Buena Muerte de Juan de Mena.

El libro está prologado por el esperancista José Manuel Camacho Cintado, que expresa muy bien el sentimiento de responsabilidad de la Hermandad ante el proceso de restauración: “…nuestra andadura por el desierto, entre los días seis de mayo de dos  mil nueve y veintinueve de enero de dos mil diez. También fue este amasijo de preocupaciones los misterios dolorosos que muchos de nosotros desgranánabamos cada vez que atravesábamos el trianero puente, o cuando pasábamos por debajo de nuestro retablo del Cincuentenario. Era en esos momentos cuando se echaba en falta a aquellos que nos precedieron, los que se pateaban media Sevilla en una tarde, para traerse para el pueblo lo mejor y al mejor precio… Era la primera vez que nuestra Hermandad se afrontaba a un trabajo de tanta responsabilidad. Te puedes equivocar en la elección de un terciopelo, de un diseño, de un color, pero en esto no cabía el más mínimo equívoco…” Esta tarea interminable del cofrade, antiguo y moderno, tan bien descrita por José Manuel tuvo su satisfacción en los resultados artísticos obtenidos en el taller trianero.

.

Algunas imágenes del proceso de restauración

.

El paso previo a la restauración fue el conocimiento del estado interior de la imagen. Como si de un enfermo se tratara, la talla fue instalada en una camilla y explorada con un  TAC en el Centro de Diagnóstico. Un emisor y un receptor de rayos X tras las paredes del anillo realizaron el análisis girando alrededor del cuerpo, mientras un ordenador procesó los datos obtenidos por el detector. El busto y los brazos, sin cabida en el anillo, se estudiaron con radiografías independientes.

.

Anteriormente al radiodiagnóstico realizado en Sevilla, el restaurador había realizado un estudio previo a la imagen en Arahal. La foto muestra el momento en que fueron localizados clavos en el interior de la talla por medio de imanes.

.

En esta magen radiográfica de uno de los hombros de la imagen se pueden observar la abundancia de los clavos citados. En la técnica  escultórica del momento,era habitual utilizarlos para reforzar los ensambles de la talla, una técnica artística propia del siglo XX que no existía en las esculturas barrocas. La madera utilizada en esta época de postguerra era el ciprés o el pino.

.

Esta fotografía del rostro de Cristo muestra las grietas y fisuras, así como los ensambles abiertos por el tiempo, tapados con un sellado de resina. Es la preparación previa para dar el siguiente paso, la aplicación de color con acuarelas similares a las carnaciones de la imagen. El paso final sería la capa de barniz sintético.

.

Un conjunto de fotografías que nos muestran distintas intervenciones en la talla, desde trozos desprendidos a sustitución de clavos. El autor de la restauración explica con todo detalle su trabajo en el libro editado.

.

Una vez acabada la restauración del Cristo de la Esperanza, los mismos hermanos de la cofradía se encargan de trasladar la imagen a Arahal. En la fotografía se puede ver la imagen envuelta y transportada en la noche trianera.

.

.

.

1.- El libro “La restauración del Stmo. Cristo de la Esperanza de Arahal” de Francisco J. Rodríguez Caro y Pedro E. Manzano Beltrán se presenta en Arahal el domingo 15 de enero en la sala cultural “Casa del Aire”. La presentación del acto corre a cargo de Gabriel Márquez, hermano de esta Hermandad Sacramental. Intervienen los dos autores: Francisco Javier Rodríguez Caro  es actual Hermano Mayor de la Corporación del Viernes Santo y Pedro E. Manzano Beltrán  es restaurador perteneciente al IAPH, que tiene su taller en la c/Puereza de Sevilla.

Todas las fotografías incluidas en esta entrada pertenecen al libro citado.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: