Un conflicto en la velada de San Roque de 1865

junio 27, 2013

Podemos conocer algo más del Arahal del siglo XIX a través de pequeñas anécdotas, como la que nos proporciona una Sentencia del Consejo de Estado publicada en 1865. En ella se resuelve un conflicto entre autoridades del pueblo, el Administrador de Consumo y el Teniente de Alcalde, a propósito de autorizar el puesto de bebidas que se colocaba en agosto en la velada de San Roque. Entre ambos hubo un duro enfrentamiento en el que terminaría interviniendo el Consejo de Estado.

san roque

Este problema municipal ocurrió en los últimos años del reinado de Isabel II (1), por lo que la sentencia jurídica de Arahal está firmada por L. O´Donnell, presidente del Consejo de Ministros en ese momento. Viene incluida en el volumen de las Sentencias del Consejo de Estado del año 1865, publicadas por el Ministerio de Gracia y Justicia.

La Sentencia protegía al Administrador de Consumos de la villa y negaba la autorización para que fuera procesado a causa de su enfrentamiento con las autoridades municipales, como quería el Teniente de Alcalde.

sentencia 00

Sentencia nº 288: Autorización para procesar = Confirmando la negativa del Gobierno de la provincia de Sevilla, à la autorización solicitada por el Juez de Hacienda pública de la capital para procesar a Don Carlos Alcazar, Administrador de los derechos de Consumos en la villa de Arahal, por desobediencia al Teniente Alcalde del Ayuntamiento. 

consejo de estado

El conflicto de la velada de San Roque del verano de 1864 apareció en las Sentencias del Consejo de Estado del año 1865.

.

Esto fue lo que ocurrió:

“Habiendo establecido el tabernero Juan Rodríguez Pérez, en la noche del 15 de Agosto de 1864, un puesto de bebidas en la plazuela de San Roque con motivo de la velada que allí se celebra todos los años, y noticioso de ello el referido Administrador, se presentó en aquel punto y trató de practicar un reconocimiento de los líquidos, exigiendo que se suspendiera la venta.

Que el tabernero se negó a ejecutarlo, fundándose en que tenía licencia del Alcalde para el establecimiento de dicho puesto, por lo cual el Administrador reclamó por medio de uno de sus dependientes el auxilio de esta autoridad, que por estar en otras ocupaciones delegó en el segundo Teniente para que conociese del asunto.

Que el Teniente, en vez de prestar el auxilio reclamado, mandó al Administrador de Consumos, por conducto de un guardia municipal, que se retirase del mencionado puesto y no incomodara al tabernero; más insistiendo el Administrador en su reclamación, dispuso llevaran a éste detenido.

Que habiendo ido el Administrador con el cabo de municipales a la Casa Capitular y habiéndole dejado en ella sin entregarle a nadie, se dirigió a la Secretaría del Ayuntamiento, donde estuvo aguardando, y al cabo de algun tiempo apareció un alguacil manifestando que el Alcalde estaba malo, por cuya razón se retiró el Administrador.

Por último, que instruido procedimiento por estos hechos en virtud de la sumaria remitida por el Alcalde, el Promotor fiscal fue de dictamen que debía sobreseerse en la causa, por no existir méritos para continuarla; más habiendo la Audiencia revocado el auto del Juez en que así se maandaba y solicitándose la correspondiente autorización, el Gobernador la negó, de acuerdo con el Consejo provincial, fundándose en varias consideraciones que justifican la conducta del empleado.

.

.

aspecto 1865

¿Cómo imaginar el aspecto de los protagonistas de esta historia? Aquí tenemos el daguerrotipo de un campesino pudiente realizado en 1865 en alguna provincia española. Con las lógicas reservas y distancias, nos puede ayudar a imaginar a los personajes de una velada en San Roque a mediados del siglo XIX.

.

.

.

Notas

Isabell-II

1.- Este hecho ocurrió  durante el reinado de Isabel II, que duró treinta y cinco años, de 1833 á 1868. Leopoldo O’Donnell presidió el Consejo de Ministros varias veces, después del bienio progresista de Espartero en 1856, y también en 1858–1863, y en 1865–1866. Estos fueron los últimos años de O’Donnell, pues tras la sublevación de sargentos de San Gil, el 22 de junio de 1866, y enfrentado con Isabel II, dejó su cargo y marchó a Biarritz, donde murió el 5 de noviembre de 1867.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: