La Novela Andaluza

julio 25, 2013

En Arahal también se editaron novelas populares, aquellas obritas que circularon con abundancia en el primer tercio del siglo XX y que se vendían en los quioscos. Aún se puede encontrar algún ejemplar salido de la casa editora, la Imprenta Godino de la calle Membrilla.

El estilo de estas ediciones era muy humilde, pues se basaba en el bajo costo con la finalidad de llegar a amplios lectores. Su aspecto era normalmente de pequeño formato (unos 16 cm.) y pocas páginas, con una portada atractiva propia de la literatura popular. Iban acompañadas de publicidad, de la misma editora o de productos locales. Y el contenido era una obra menor a la que los escritores más o menos importantes se prestaban por la gran difusión y otras necesidades.

.

godino1

godino2

Aquí tenemos un ejemplar salido de la imprenta de Godino en 1928.

Vemos como el editor sigue las pautas de la novela popular que se edita en la capital, en especial Madrid,. Comenzando por el título de la colección, La Novela Andaluza, similar al de las ediciones nacionales. La cubierta de dos colores nos anuncia una obra extraña e impactante por su título, muy moderna: “Peldañeando” de Francisco Pérez Barrera. La ilustración, firmada por Balbuena, nos muestra gráficamente ese título, que nos sugiere una historia dramática o misteriosa, que invita a ser leída.

.

godino 4

godino3

Las cubiertas interiores y la cubierta posterior muestran la publicidad local. La misma publicidad de la imprenta editora Godino, que utiliza textos sugerentes en una tipografía de color típica de la época. Se añade publicidad de comercios de Paradas, los dos de bodegas y colmados.

.

.

novela corta2

novela corta

La novela corta tuvo gran importancia a comienzos del siglo XX ya que consiguió la socialización plena de la literatura alcanzando un enorme éxito popular, como demuestran las cifras de ventas que llegaron a obtener algunas de estas colecciones de amplias tiradas, ediciones baratas y precios ajustados. Se imprimían semanalmente por lo que la calidad tipográfica era escasa y los errores abundantes. Incluso se producen cambios en la forma de distribución, vendiéndose en quioscos y, en ocasiones, por voceadores directos.

A partir de 1907 tras la aparición de “El Cuento Semanal” estas publicaciones se multiplican abarcando toda clase de géneros y autores estableciéndose, además, una estrecha relación entre escritores e ilustradores, ya sean dibujantes o caricaturistas.

Entre los títulos de aquellas publicaciones encontramos similares a los de Godino, como “La Novela Corta”, “La Novela Deliciosa”, “La Novela de Noche”, “El Cuento Galante”, “Los Contemporáneos”, nombres suficientemente explícitos para indicar su contenido. Algunas sobrevivirán a la Guerra Civil, pero durante poco tiempo. En los años 40 el género popular tomará otros rumbos, como la novela del oeste o policíaca.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: