Arahal en la frontera de Granada

octubre 3, 2013

En la España del siglo XIV, existía en el sur la que se conocía como Banda Morisca, una frontera que limitaba con el reino de Granada. Durante dos siglos y medio esa frontera fue la zona de contacto y de fricción entre el mundo cristiano y el musulmán. El lugar de Arahal estaba al borde de esa frontera, en el territorio recién ocupado por la conquista cristiana y formando parte de los señoríos creados por los conquistadores, miembros de la familia real, órdenes militares y la Iglesia de Sevilla. El lugar del Arahal entró en un pobre reparto que se le concedió a la Orden de Alcántara. Ésta, aunque había participado en la conquista de Andalucía, apenas recibió territorios en la región, que se limitaron a los castillos de Morón y Cote y al lugar del Arahal, que le fueron donados por Sancho IV en 1285, pero permutados con Pedro Girón en el siglo XV (1461) a cambio de Salvatierra, Villanueva de la Barcarrota y el castillo de Azagala.

frontera mapa2

En el mapa se ve la Banda Morisca que separa el territorio cristiano  del musulmán (en blanco) y los territorios ocupados por ordenes militares. En el centro, el espacio cedido a la Orden de Alcántara (con su escudo en color verde). En él aparecen los nombres de  Morón y Cote, pero no el de Arahal.

.

Arahal no tuvo castillo

Es en este siglo XIV cuando se van formando los señoríos sevillanos junto a la frontera. Los nuevos señores construyeron fortificaciones que servían para vigilar la Banda Morisca y también como ´mojones de término´ que señalaban el límite territorial con el vecino granadino.  Las fortificaciones principales eran los castillos del nuevo poder feudal y servían para residencia de los señores y para refugio de la población del entorno. El lugar del Arahal, poco poblado, hay que imaginarlo entonces en una tierra de bosques, como lo cita el Libro de la Montería de Alfonso XI, estudiado aquí. Y en él no se levantó ninguna fortificación, quedando bajo el amparo de castillos próximos como el de Cote (s. XIII) o el de Morón (s. XIV).

cote1

El lugar del Arahal estaba pues cercano a la protección del castillo de Cote, fortificación importante dentro de la línea de vigilancia de la Banda Morisca, junto con las torres de Lopera y el Bollo y con los castillos de Morón, Aguzaderas y El Coronil. Por eso se encuentra asociado el nombre de Arahal en sus comienzos históricos al de Morón y Cote, incluso antes de su aparición documental, como se puede leer en el texto del Fisco Real publicado en estas páginas, en la que acusan a Arahal de querer “ser privilegiada en todas cosas que no hablan de ella, ni la nombran, sino a Morón y a Cote…”

La fortificación de Cote (arriba) se comenzó a construir en el siglo XIII, con una torre tetrabsidal obra probable del infante Don Enrique. La construcción disponía de un lugar privilegiado y una posición dominante, como se comprueba hoy, pues desde allí se pueden ver Arahal y otras localidades, Morón, Paradas, Carmona, El Coronil, Los Molares, incluso Sevilla. Sus constructores lo emplazaron a una altura de importancia geo-estratégica en aquellos tiempos de luchas fronterizas. Se alza a 526 metros de altura sobre el nivel del mar en el extremo sureste de la sierra de Montellano y el conjunto se compone de tres elementos diferentes. La torre, de planta de cruz griega, con ábsides en las cuatro esquinas. Un recinto amurallado amplio que cobija a la torre. Y la villa, despoblada y cercada por una muralla mucho más amplia, muy deteriorada, de mampostería.

cote2

cote dos

La torre del castillo de Cote  fue recientemente restaurada, en una intervención arqueológica entre 1998 y 2002. También en el castillo de Morón de la Fra. hubo una intervención arqueológica entre 1988 y 1991. Estas restauraciones facilitaron un acercamiento más real a las fortificaciones de la Banda Morisca, en relación a cronologías certeras y hechos históricos.

.

El nacimiento de Arahal en la frontera

En este ambiente de límites territoriales podemos ver el nacimiento de Arahal y su paso de lugar a villa. Recordar como perteneció en sus principios a la Banda Morisca, por la que se filtraron muchas influencias de uno y otro bando. Un lugar no sólo de carácter bélico, sino de enriquecimiento donde abundó la comprensión y tolerancia entre cristianos y musulmanes. Arahal participó de lo ocurrido en el exigue territorio de la Orden de Alcántara. Con la creación de instituciones fronterizas y el nuevo arte de fortificación militar se iba formando lentamente la definición histórica de España.

.

.

Bibliografía

Juan de Mata Carriazo. “En la frontera de Granada”. Universidades de Granada y Sevilla. 2002.

– Magdalena Valor Piechotta. “Las fortificaciones de la Baja Edad Media en la provincia de Sevilla”. Dialnet, 2004.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: