Archive for junio, 2014

Aguas medicinales en 1861

junio 11, 2014

La existencia de valiosas aguas medicinales en el término de Arahal fue una noticia que recorrió la prensa española a mediados del siglo XIX. Así, en un periódico nacional se podía leer: “En la hacienda, llamada de La Lapa, término de la citada villa, existe un pozo cuyas aguas tienen la virtud medicinal de destruir radicalmente los cálculos o piedras que se forman en la vejiga”. Y en otro se llegaba a comparar el agua de la Lapa con una del norte español, de más fama y renombre: “Parece que las aguas de La Lapa, en el Arahal, son superiores a las de Alzola para curar el mal de piedra”.

usiacuri_cumplea_os_cartagena_205

El “mal de piedra” que curaba el agua del pozo de La Lapa era el padecimiento de cálculos en la orina, la enfermedad renal-urinaria que se presentaba con dolor de riñón, dificultad, dolor y ardor al orinar, con aparición ocasional de sangre. Con el fin de mitigar el dolor, los enfermos recurrían a la aplicación de calor mediante baños, masajes y fricciones. Y para promover la disolución de las piedras, se prescribía la ingestión de ciertas cocciones herbolarias. También, desde muy antiguo, los enfermos acudían a lugares con fuentes de aguas medicinales que favorecían la diuresis y la expulsión de las piedras.

De ahí la importancia de estos lugares, como el de Arahal, cuya fama se expandía con el boca a boca popular. Esta fama se terminaba de completar con el testimonio de algún enfermo agradecido que hacía llegar la noticia a la prensa local, de la que pasaba a la nacional.

.

el contemporáneo 18 9 1861

Noticia de El Contemporáneo. 18 agosto de 1861

De un periódico de Sevila tomamos lo siguiente: “Llamamos la atención de la Academia de Medicina sobre lo que nos dice el señor secretario del ayuntamiento de la villa del Arahal. En la hacienda, llamada de La Lapa, término de la citada villa, existe un pozo cuyas aguas tienen la virtud medicinal de destruir radicalmente los cálculos o piedras que se forman en la vejiga. De lo cual están prontos a dar testimonio dicho señor, otras cuatro personas de la misma villa, dos de Marchena y Morón y D. de los Santos, vecino del Coronil, todos los cuales sufrieron los teribles ataques de esta dolorosa enfermedad, hasta que comenzaron a hacer uso de la mencionada agua, con la que lograron curarse radicalmente desde el tercer dia, en que comenzaron a arrojar en pequeños fragmentos los cálculos o piedras. Este agua, según afirma la persona aludida, es delgada, dulce, muy cristalina y diurética, y por consiguiente, grata al paladar.

.

lapa1

Noticia en el Diario de Córdoba. agosto 1861

A los enfermos.- Según varios experimentos recientes, existe a media legua del Arahal, en la hacienda de La Lapa, de la inmediata provincia de Sevilla, un pozo de agua potable que cura radicalmente en poco tiempo el mal de piedra. Nos dan noticias muy favorables para los enfermos.

.

lapa2

Noticia en La Correspondencia de España. 23 agosto, 1864

Parece que las aguas de La Lapa, en el Arahal, son superiores a las de Alzola para curar el mal de piedra. Así se lo participan al Porvenir de Sevilla, citándole el caso de un hombre que lo padecía veinte años, que se ha curado, y que no había adelantado nada con las aguas de Alzola.

espana_pais_vasco_guipuzcoa_alzola_0001

Alzola, en el municipio de Elgóibar, tenía un famoso manantial de agua mineral. El manantial de Alzola era producto de una surgencia termal que afloraba a 29º C desde una profundidad de 700 metros. El agua de Alzola se había descubierto en 1775 y fue declarada de utilidad pública en 1843, es decir 20 años antes de que se hablara de la de La Lapa en los 60. Para aprovechar ese agua medicinal se creó un balneario que cuenta ahora ya con 170 años de antigüedad. ( Arriba, el actual Balneario de Alzola)

.

Del conocido actualmente como arroyo de La Lapa, existe la siguiente información en Sistemas Naturales (Sevillapedia):

“Situado al Sur del Término Municipal, accediéndose desde la carretera de El Coronil, a unos 5,5 Km. del casco urbano, en su margen derecha. Se trata de un afluente menor del río Guadaira, que discurre seco la mayor parte del año. Se trata de un bosque de ribera formado alrededor del arroyo. La cubierta vegetal está formada por álamos, olmos, fresnos, majuelos, eucaliptos, zarzas, lentiscos, arrayán, juncos, carrizos, juncias, etc. destacan los álamos que se encuentran al inicio por tener un porte extraordinario. La fauna es la descrita para la Campiña en su apartado correspondiente. Como elementos culturales destaca el pozo manantial de la Lapa, el Rancho de la Lapa, la Hacienda de la Victoria y la Hacienda de la Jorobada”.

satelite

calle pozo de la lapa

En los últimos años, el nombre de La Lapa ha estado unido a problemas urbanísticos del pueblo. En un informe del Defensor del Pueblo Andaluz del año 2000, la zona aparece dentro del listado de urbanizaciones ilegales, “cuya regularización dependerá del proceso urbanizador en elmunicipio y del grado de consolidación de las parcelaciones con respecto a las edificaciones y a la urbanización”. (Las urbanizaciones ilegales en Andalucía, pag 92)

En el año 2008 se encuentra  el nombre de la urbanización El Recreo de La Lapa en una noticia del Diario de Sevilla que informaba que el Ayuntamiento de Arahal había contabilizado más de 500 chalés y construcciones ilegales en parcelas calificadas como no urbanizables en distintas zonas del término. Por lo que habría que pensar, al menos, en la ausencia del “mal de piedra” entre sus habitantes.

Arriba, mapa fotográfico del término de La Lapa. Debajo, callejero de Arahal: al SE, detrás del Barriete, existe una calle con el nombre de Pozo de La Lapa.

.

.

.