Basilippo en los mapas de España Antigua

enero 13, 2015

En un mapa de España del siglo XIX, Espagne Ancienne ou Iberie, realizado por Charles V. Monin en Paris en 1837, nos encontramos a Basilippo en completa claridad en el territorio arahalense de la Turdetania.

mapa3

El interés topográfico por los lugares de la antiguedad tiene un gran empuje en el siglo XIX, que se traduce en libros y mapas. En ese siglo, después de las guerras napoleónicas, se produjo el desarrollo de la cartografía moderna en Europa. Todos los paises procuraron publicar cartas topográficas de gran escala (desde 1:10.000 a 1:100.000) y los mapas nacionales se realizaban con claridad, precisión y uniformidad. El autor del mapa de la España antigua que editó la Librairie Classique de Paris en 1837 fue el cartógrafo Charles V. Monin (18..-1880), un ingeniero francés que editó mapas en la primera mitad del siglo XIX.  Monin fue uno de los primeros cartógrafos de Europa que utilizó las nuevas técnicas de la litografía. En sus talleres de Paris y Caen (Normandía) se editaron tres importantes conjuntos de atlas, así como numerosos mapas  individuales. Monin era miembro de la Sociéte de Géographie de Paris.

mapa1

mapa2

.

turdetania

En el mapa de la Espagne Ancienne ou Iberie vemos el sur con unos límites señalados en rojo, que corresponden a la Bética romana. Dentro de ella, la Turdetania, donde está Basilippo, centrada dentro de un círculo formado por lugares famosos: Carmona, Astigi, Ossona, Astapa, Nescania, Carula, Nebrissa. El círculo se cierra en Hispalis (1).

Basilippo perteneció probablemente al conventus Hispalensis, que era una de las subdivisiones administrativas de la Bética romana y su nombre está asociado al de su capital, Hispalis (la actual Sevilla).  Basilippo era la séptima mansión de la vía que iba de Gades a Corduba por Anticaria (Antequera). La mansion anterior a Basilippo era Hispalis (2).

Al sur del conventus Hispalensis estaba el conventus Gaditanus y el océano Atlántico, al Oeste el Pacensis, al Norte el Emeritensis, y al Este el Cordubensis y Astiginatus. Basilippo estaba en medio de este territorio fértil y extenso, regado por el Valle del Guadalquivir y sus afluentes, y con abundantes recursos naturales, que había facilitado la existencia de numerosos asentamientos humanos en este periodo histórico.

.

.

Notas

1.- Carmona, Astigi (Ecija), Ossona (Osuna), Astapa (Estepa), Nescania (Cortijo de Escaña), Carula (La Puebla), Nebrissa (Lebrija), Hispalis (Sevilla).

2.-A lo largo de las vías romanas había mutationes y mansiones para la comodidad de los viajeros. La mutatio es una estación cada 10 o 15 km para el simple descanso y el posible cambio de montura. Más importante era la mansio, cada tres mutationes. Las mansiones estaban separadas por unos 30 a 50 km. Estaban bien equipadas, tenían albergues y establos, herreros y otros servicios.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: