Una visita a La Palmera en 1929

abril 27, 2015

En una revista de El magisterio español apareció en febrero de 1929 un artículo titulado Visita a una fábrica de aceitunas. En él, una maestra de Arahal, Dolores Calvo, escribía sobre la visita realizada con un grupo de niñas a la fábrica La Palmera de esa localidad, propiedad de D. Eutimio de la Serna (1). Para informar de esta actividad pedagógica, una novedad en Arahal y en aquellos tiempos, se sirvió de la redacción escrita por una de sus alumnas, de doce años. En la redacción se describe el proceso seguido con las aceitunas a su paso por La Palmera, desde que entraban de los olivares hasta que partían en bocoyes a tierras americanas.

Sin título

Magisterio1

El Magisterio Español portada

Fotografía escolar y artículo de la revista de El Magisterio Español (Madrid, curso 1928-29) donde aparece la redacción sobre la visita a La Palmera. La autora de la redacción, Margarita Rodríguez Robles, es la segunda niña por la izquierda de la fila del fondo.

.

La redacción que reproduce el artículo:

“Ayer, día 7 de febrero, fuimos todo el Colegio a ver la fábrica de aceitunas denominada “La Palmera”, establecida en la ciudad de Arahal, para admirar las operaciones que con ellas se hacen.

Primeramente, según nos explicó el señor encargado, que se mostró muy amable, cuando vienen del campo, principian por lavarse para quitarles la tierra que hayan recogido. Después las echan en grandes depósitos de cemento, para cocerlas; después, las meten en grandes bocoyes llenos de salmuera, donde quedan hasta la preparación total.

mujeres fabrica

La primera operación que hacen por la mañana es “reguerín”, que consiste en echar salmuera a los bocoyes para que no se resequen las aceitunas. Después las llevan al taller, conforme van haciendo falta. En el taller las zarandean para separar las menudas y los huesos, y pasan a las mesas del escogido. Allí tienen seis clasificaciones, que son: aceitunas que entran en kilogramo de 180 á 200, de 200 á 220, de 240 á 260, de 280 á 300, de 300 á 320 y de 340 á 360.

bocoys para almacenar las aceitunas

Después de clasificadas, pasan a otra mesa en que quitan las picadas y las que tienen rasguños, quedando solamente las buenas, llamadas de primera clase. De allí pasan a las máquinas, que les quitan el hueso. Hay dos clases de máquinas: Unas cuantas antiguas y una moderna. La moderna tiene una torba con seis caños, que dan paso a las aceitunas, y es muy cómoda. En las otras mesas hay un capacho con las aceitunas, y hay que cogerlas con un platillo. Después pasan al relleno, que consiste en meter pimiento morrón en el sitio del hueso. Las envasan en barriles y se exportan al extranjero, generalmente a América.

El señor encargado nos obsequió con aceitunas de dos clases, antes de quitarles el hueso y rellenas, cosa que le agradecemos mucho.”

Margarita Rodríguez

.

.

Imágenes de la Fábrica La Palmera

la palmera 0

Una imagen publicitaria en perspectiva aérea de la fábrica, en solitario a las afueras de Arahal. Es un momento de esplendor de la empresa Agro Aceitunera, en los años 40-50.

Molino_La_Palmera_1_x400x280x

Estado de abandono en las instalaciones de la fábrica, próxima a su desaparición, mostrando el molino y la parroquia de la Magdalena detrás.

 

Molino_La_Palmera_2_x400x280x

El célebre molino de agua es el único recuerdo que permanece en la actualidad, adornando la barriada que ocupa su lugar (2008).

.

.

Notas

1.- La fábrica fue fundada por D. Eutimio de la Serna y D. Ricardo Luque Luna en 1915,como sucursal de otro establecimiento en el vecino pueblo de Utrera, donde residía la casa central. La sociedad se llamaba Agro Aceitunera S. A. (Cosecheros exportadores de aceitunas sevillanas). Tenía también una sucursal en Sevilla. La de Arahal estaba situada en un gran espacio, a las afueras, en Arrabal Lobo s/n., hoy convertido en urbanizaciones de viviendas. En sus inicios, fue una empresa pionera en el proceso de aderezar e industrializar la aceituna de verdeo para su comercialización en España y en el extranjero, especialmente los E.E.UU. Casi todo el trabajo de la fábrica estaba en manos de las mujeres de Arahal: la selección, el deshuese, el relleno… Antes y después de la guerra civil, muchas generaciones de mujeres manufacturaron aceitunas en deshuesadoras manuales. La fábrica siguió su curso a lo largo del siglo pasado. A D. Eutimio de la Serna, sucedieron sus hijos D. Francisco y D. Jesús de la Serna Luque. Pero con el avance del siglo comenzó a languidecer, hasta que fue desmantelada y en su extensa superficie se construyó una urbanización, que desde 2008 ostenta el símbolo de la fábrica, el molino de agua.

.

Bibliografía

El magisterio español. Periódico de instrucción pública. Madrid. Año XV Número 12 – 1929 Febrero. Página 29.

.

.

Anuncios

Una respuesta to “Una visita a La Palmera en 1929”


  1. Doña Dolores Calvo Cordero fue mi abuela paterna y yo tengo esa fotografía en un album que hizo mi padre, su hijo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: