Archive for agosto, 2015

La torre y el reloj

agosto 8, 2015

Existe una memoria impresa de la construcción de la torre y el reloj del ayuntamiento de Arahal. Es un librito de pocas páginas -24-,  editado en Sevilla en 1889, es decir, cuarenta y ocho años después de que se construyera la torre. Demuestra que hubo un interés de los ediles del momento por llevar la memoria manuscrita de 1840 a la imprenta. De este testimonio impreso no se harían muchos ejemplares pues no es fácil encontrar este libro.

reloj1

La memoria tiene sobre todo una clara intención contable y así lo indica el título de su portada: Copia de  la Memoria y Cuentas de lo invertido en la edificación de la  torre y el reloj en las Casas Capitulares de la Villa del Arahal el año 1841. Debajo, el lugar de impresión y la fecha: Establecimiento Tipográfico de El Porvenir, Sevilla, 1889.

.

Se reproducen aquí algunas páginas importantes de la memoria, como los de las páginas 6 y 7, que explican el motivo de la construcción del “nuevo” reloj -para evitar la “desorganización” que provocaba el reloj de la parroquia-, así como los medios con que contaba el poder municipal de mediados del siglo XIX.

reloj2

Haciéndose cada vez más indispensable la adquisición de un nuevo Reloj por la completa desorganización del de la Parroquia, y frecuentes gastos que ocasionaba a los fondos del Común (1) si había en algun tanto de arreglarse, ya en el año pasado de 1838 hubo de tratarse de este mismo asunto, con otra formalidad por el Ayuntamiento e igual número de mayores contribuyentes, a invitación de la Excma. Diputación Provincial, que noticiosa de la incapacidad de dicho Reloj y grávamenes que por ello sufría el caudal de Propios (2), por el Diputado que era de este partido D. Manuel Mª de Torres, nuestro convecino, y si bien todos conociendo la necesidad en que se estaba, expresaron de unánime conformidad los mayores deseos por que se adquiriese y colocase en estas Casas Capitulares un nuevo Reloj de Gobierno tantas veces anhelado; …

por entonces hubo de reinar el mismo temor que en nuestros antepasados, no sabiendo cómo efectuar la expresada obra, sin duda alguna porque se circunscribían en los estrechos límites de verificarlo por medio de repartimientos que debieran pesar sobre el vecindario, precisamente cuando más afligido se encontraba con las exacciones que habían motivado la pertinaz guerra civil que devoraba nuestra patria (3), pues parecía que por la Corporación Provincial se facilitaría fondos del caudal de Propios para la adquisición del Reloj, quedando al cuidado del Ayuntamiento proporcionarlos para su colocación, según pudo indicar en la misma reunión el citado Diputado.

Disfrutándose ya de la paz deseada en el año pasado de 1841 (4), y viéndose renacer por su consecuencia la prosperidad y felicidad, el Ayuntamiento, bajo la esperanza que concibiera con tan alagüeño (sic) porvenir y poseido al mismo tiempo de las ideas reformadoras y de progresos hijas de la época, concibió el pensamiento gigantesco, por decirlo así, de poner en práctica el tan deseado proyecto, bajo las bases de ningún gravamen público, economía, estabilidad y hermosura que era conveniente y propia del local en que debiera situarse; …

así fue que sin contar para ello más que con los escasos fondos que demuestra el cargo, proporcionados en fuerza de su celo con regocijos públicos, y con ocho mil reales vellón facultados del caudal de Propios por la Excelentísima Diputación Provincial, según orden de 11 de Septiembre del mencionado año consignados con dicho cargo en el presupuesto, desde luego venciendo los inconvenientes que a cada paso se tocaran, y que los producen se abstienen de enumerar como demasiado públicos al Ayuntamiento y vecindario, y que sólo el compromiso contraido los hubiera podido soportar, …

se puso desde luego en ejecución, bajo el diseño y dirección del arquitecto D. Manuel García, vecino de la ciudad de Sevilla, mereciendo por ello y por la destreza del artista que la ha ejecutado, nuestro compatriota Francisco Cortés, se hubiese finalizado la expresada Torre con la solidez y hermosura que demuestra, uniformando el vistoso edificio de las Casas Capitulares (…)

.

reloj3

En estas dos páginas, 16 y 17, continúa la descripción de gastos, como el Costo del plano o diseño de la Torre, peonadas en la misma y encalo y aseo de todo el edificio. En primer lugar lo pagado al arquitecto Manuel García por el diseño y dirección de la torre. Al final, en resumen, el costo de la obra, que es el siguiente:

Costo del Reloj, su reforma y efectos para el mismo… 7.178, 18 reales (5).

Efectos y materiales para la obra de la Torre y reforma de fachada… 10. 344, 20 reales

Plano y peonadas de toda la referida obra… 9.210, 28 reales.

De los 26.732, 32 reales de la obra carga el ayuntamiento 18.027, 14 reales, con lo que resulta de déficit 8.705, 18 reales (…)

.

 

sin torre pero con palmera

300px-Paseo_por_Arahal_003

Fachada del ayuntamiento antes y después de la construcción de la torre. Una interesante y antigua fotografía de la Corredera de Arahal  que tuvo que ser tomada en una época temprana del nuevo invento. Además de la ausencia de la torre, se puede ver un diferente paramento de la fachada en la que destacan más las pilastras de la planta baja. El primer piso muestra la característica galería de arcos pero sin acristalar. También se puede apreciar como las palmeras que acompañaron siempre a esta plaza tienen poca altura, de la que se deduce una plantación reciente.

.

Se puede conocer la historia de la torre a través de dos inscripciones que se encuentran en su interior.

lápida  

En el año de 1841 se hizo el empretilado de la fachada de estas casas capitulares, la torre, reloj y campanas, acendiendo (sic) su costo a la cantidad de 26,732 Rs, 32 Ms., sin gravar al vecindario ni a los fondos públicos.
Consivió (sic) el pensamiento y llevó a su término, el licenciado D. José Mª Soriano Hidalgo, alcalde constitucional en aquella época, secundado por el ayuntamiento.

Esta lápida de mármol se encuentra en la pared interior de la torre. En ella aparece el coste completo de reales y maravedíes, lo que indica la importancia que se le dio en su momento a este desembolso. Se menciona al alcalde en cuyo mandato se realizó, pero no aparecen ni el arquitecto sevillano que la proyectó, Manuel García, ni el maestro albañil local que la ejecutó, Francisco Cortés.

.

placa

placa 2

En la antigua maquinaria del reloj existe una placa posterior a la anterior, realizada en 1887, con la siguiente inscripción:

En 1º de Mayo de 1887 se colocó el reloj siendo Presidente del Ayuntamiento Don Antonio Arias de Reina y Giménez, Primer Teniente Don Miguel Arias de Reina y Giménez, Segundo Don Ramón Fraile Zayas, Tercero Don Juan Mª Zayas Montilla.

Así, subiendo a la torre del ayuntamiento, podemos seguir momentos  históricos del Arahal del siglo XIX y conocer apellidos de las familias influyentes del pueblo.

.

.

 

Torre_Ayto

Notas

1.- El Común, es decir, la organización del gobierno local en esa época.
2.- Heredad, dehesa, casa u otro género cualquiera de hacienda que tiene una ciudad, villa o lugar para satisfacer los gastos públicos.
3.- Se refiere a la Primera Guerra Carlista, que se desarrolló en España entre 1833 y 1840 entre los carlistas, partidarios del infante Carlos María Isidro de Borbón, y los isabelinos, defensores de Isabel II y de la regente María Cristina de Borbón.
4.- Tras la batalla de Luchana los carlistas se ven obligados en 1839 a firmar la paz. Es el final de la Primera Guerra Carlista.
5.- Moneda del s XIX. el «real de vellón» (nombre de la aleación de cobre y plata en que estaba acuñado), con una equivalencia de 2,5 reales de vellón por cada real tradicional.

.

.

.

.

Anuncios