El primer plano del tren

septiembre 17, 2015

.

ferrocarril osuna1

La creación del tren de Utrera y su paso por Arahal ya fue tratado en una sesión de Cortes de 1859 (1). La obra se realizó más adelante, cuando Jorge Loring (2) se asoció con el financiero Joaquín de la Gándara, residente en París, el cual consiguió interesar a varios capitalistas franceses para que contribuyeran a financiar un proyecto de ferrocarril para el sur de España. Así, en 1877, con la aportación de las líneas de Sevilla a Jérez y Cádiz, Córdoba a Málaga, Utrera a Osuna y las concesiones del Jerez a Bonanza y Osuna-La Roda, se creó la compañía de los Ferrocarriles Andaluces (3) que desde el primer momento ya pudo establecer con sus líneas comunicación ferroviaria en cinco de las ocho capitales andaluzas.

Andaluces_401-450

Locomotora perteneciente a la Serie 401-450 de los Ferrocarriles Andaluces.

En la Biblioteca del Mº de Defensa se encuentra un plano dibujado a mano en el que se ve el trazado de la primitiva línea ferroviaria de Utrera a Osuna. El mapa está realizado a escala 1:100.000. Abarca parte de los términos municipales de Utrera, El Arahal, Paradas, Marchena, La Puebla de Cazalla, Osuna y Morón de la Frontera. La línea ferroviaria comienza en la ciudad de Utrera y se bifurca en dos ramales, uno que llega a Morón de la Frontera, y otro que llega a Osuna. En el plano se señala la longitud de los ramales del ferrocarril: la del primer ramal, 35 km, y la del segundo, 63 km.

ferrocarril osuna2

ferrocarril osuna3

ferrocarril osuna4

ferrocarril osuna5

ferrocarril osuna6

ferrocarril osuna7

Las imágenes muestran el plano completo (arriba), que lleva el título de “Ferro-carril a Osuna”. Debajo, el plano fragmentado para mejor visión, comenzando de izquierda a derecha con el inicio de la línea ferroviaria en Utrera. En el último fragmento aparece un sello de tampón que informan de la colocación del plano en el archivo:

Depósito de la Guerra. Archivo de Planos

Estante E   Tabla 8ª.   Cartera 2ª.  Sección 6.     Núm 19.

El plano está realizado en papel plegado con tinta de varios colores: azul para el ferrocarril, negro para los accidentes del terreno y rojo para las poblaciones. Es un dibujo tosco y elemental, donde no han intervenido dibujantes topográficos y si seguramente un ingeniero militar.

.

Logo_CFA_(ferrocarriles_Andaluces)

Logotipo antiguo de la Compañía de Ferrocarriles Andaluces.

.

Notas

1.-Diario de las sesiones de Cortes, Volumen 2. Congreso de los Diputados. Madrid, 1860. En la referida sesión de Cortes de 1859, el diputado sr. Infantes, defensor del proyecto, dijo: “El trazado se halla rodeado de pueblos de bastante importancia, como son el Arahal, Coronil y otros… de verdadera riqueza agrícola”. En un debate parlamentario, estuvo en contra de ese trazado el sr. Luxán: “…tanto el Arahal como el Coronil están situados de forma que tendría que dar un rodeo bastante notable el trazado si hubiese de pasar por ellos el camino de Utrera a Morón…” (ver en estas páginas: El tren y los cortijos -marzo, 2015)

El primer ferrocarril español se construyó en Cuba en 1837 (entonces provincia española) y correspondería a la línea La Habana-Güines. En 1836 en la mina asturiana de Arnao, según hallazgos recientes, se sacaba el mineral mediante un sistemas de vías y vagonetas que formaban trenes con tracción a sangre. Unos años más tarde, en la península Ibérica se construyó la línea de Barcelona a Mataró en 1848. La línea, todavía hoy en uso, contaba con una longitud de 29,1 km y unía las poblaciones de Barcelona, Mataró, San Adrián de Besós, Badalona o Premiá de Mar. A partir de esa fecha se producirá una rápida expansión con la construcción de numerosas líneas de ferrocarril de ancho ibérico a cargo de las que se convertirán en las principales empresas ferroviarias de la época: la Compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante (1856), la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España (1858) o la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces (1877). Esta situación se mantuvo sin grandes cambios hasta el estallido de la Guerra civil española en 1936, conflicto que dañó gravemente la red ferroviaria española. (Wikipedia)

2.-Jorge Enrique Loring y Oyarzábal (Málaga, 1822 – 1900) fue un ingeniero, empresario y político español, primer marqués de Casa Loring. Fue uno de los fundadores del Banco de Málaga en 1856. Participó en la construcción del ferrocarril de Córdoba a Málaga, en la de la línea de Campillos a Granada y posteriormente en la fundación de la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces, que con el tiempo se convertiría en una las más importantes empresas ferroviarias de España. Fundó en Málaga en 1851 el periódico El Correo de Andalucía y regentó los altos hornos de Málaga, una fábrica en Marbella y una fundición de plomo.

3.- Los Ferrocarriles Andaluces tuvieron un buena explotación económica hasta comienzos del siglo XX. El rendimiento mayor lo ofrecía la línea de Sevilla-Jerez-Cádiz debido a la llanura existente que permitía un rápido desplazamiento.  “Andaluces” llegó a ser considerada la tercera empresa de transporte ferroviario más grande del país. Sin embargo, durante los años posteriores a la llegada de la II República la situación financiera de la compañía fue empeorando hasta llegar a la situación de déficit en 1935, mientras que al año siguiente se encontraba en una situación cercana a la suspensión de pagos, que amenazaban la continuidad de los servicios públicos. Como resultado de esto, el gobierno del Frente Popular decretó la incautación de los Ferrocarriles Andaluces mediante el Decreto del 9 de mayo de 1936 y así el Estado se hacía cargo de la compañía. Pero el volumen de la compañía y la gran extensión de su red no hacían recomendables su traspaso al organismo de Explotación de Ferrocarriles por el Estado, por lo que se transfirió su administración a la compañía pública de los Ferrocarriles del Oeste. Ésta gestionaría las líneas andaluzas de forma poco eficiente durante las escasas semanas antes del estallido la Guerra Civil Española. Consecuencia de esa unidad en la gerencia de ambas compañías fue la idea confundida de que formaban una sola, llamada Compañía de los Ferrocarriles del Oeste y Andaluces. Tras el estallido de la Guerra Civil, uno nuevo Decreto con fecha a 15 de agosto de 1936 ordenaba la incautación de las principales compañías ferroviarias en zona republicana, si bien en zona sublevada siguió funcionando su anterior Consejo administrativo. La desaparición final llegaría con la creación de RENFE y la desaparición de los últimos vestigios de “Andaluces” (Wikipedia).

.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: