Arahal en el semanario Fructidor

diciembre 4, 2015

Un artículo, encabezado por un largo titular dirigido a las mujeres de Arahal, apareció en 1936, meses antes de que comenzara la guerra civil. Era un texto político que estaba firmado en Arahal por Fernando Blanco P. y el medio, un extraño y lejano semanario llamado Fructidor que se editaba en Mahón. El nombre (1) indicaba su ideología, que definía en su cabecera: “Órgano del Ateneo Racionalista y de las Juventudes Libertarias Menorquinas”.

fructidor

mujeres0

De este documento periodístico dirigido a mujeres de Arahal lo que más llama la atención es el titular, vivrante y combativo, que acentúa su interés en nosotros por el momento de su publicación, previo al desastre que se produciría en pocos meses. Intentamos indagar, más allá de la anécdota del artículo provinciano con tono de panfleto que nos impone el articulista de “comunismo libertario”, queriendo entrever ese ambiente social de las trabajadoras de la aceituna y el mundo laboral del Arahal republicano.

aceitunas_EDIIMA20141216_0731_13

El autor, Fernando Blanco P., publicando en Fructidor desde Arahal, intenta llamar la atención de la trabajadora del pueblo para que logre una madurez laboral a través del sindicalismo. Esa “madurez de clase social” que explica muy bien Ramón Rodríguez y que la situaba en Andalucía antes ya de 1920: “El criterio decisivo para cifrar esta madurez como clase social es la constitución de sindicatos agrícolas propios y sociedades obreras de implantación hegemónica en los momentos críticos de conflictividad social (desde y durante el año 1918) que, junto a los centros obreros y casas del pueblo que le vinculaban al resto de la comunidad y, en especial, a las demás capas de trabajadores no agrícolas, hacían posible la aparición de auténticos sujetos de la acción colectiva, pese a la reticencia y la oposición patronal a su reconocimiento, y precisamente gracias a ellas”. (El proletariado agrícola andaluz como clase social.1913-1920) (2). Estos intentos de formación obrera continuaban aún en los momentos en que iba expirar la República.

Pero leamos completo el artículo de Fructidor:

a las mujeres 00

A LAS MUJERES DE ARAHAL, EN GENERAL, Y PARTICULARMENTE A LAS EXPLOTADAS QUE VIERTEN EL SUDOR DE SU FRENTE EN LA FÁBRICA DE ACEITUNAS.

Compañeras, a vosotras van dirigidas estas cuartillas, en pro de vuestra causa, a la par que de la nuestra propia (la de los hombres).

En este pueblo, como vosotras sabéis, hay un número bastante elevado de mujeres; las cuáles se hallan desorganizadas, a excepción de un puñado de compañeras que se encuentran afiliadas en la U.G.T., que también se puede decir, básicamente, que en realidad no tenéis organización. ¿Por qué digo que no estáis organizadas, aún estando asociadas?

Por la sencilla razón de que no os interesáis de vuestros problemas sindicales y económicos. Y que cuando estéis en el Sindicato, en lugar de estudiar leyes que os iluminen vuestro cerebro atrofiado con la mentira y el engaño, os ponéis a cantar la Internacional Comunista como si fuesen canciones. El resultado es que os lleváis todas las noches cantando, y esto, como vosotras comprenderéis, no puede solucionar vuestro problema. No es cantando y diciendo “salud camaradas”, como os libraréis de la explotación capitalista y de la tiranía estatal. No, queridas compañeras, ha de ser asociándose, organizándose en los Sindicales abrazos; unidos fuertemente, porque la unión, se ha dicho ya muchas veces, constituye la fuerza.

Pero la cuestión no estriba solamente en asociarse, se ha dicho en las líneas transcritas y es cierto. Tenéis, además, que enseñaros a leer las que no sepan y estudiar las que saben, para que así lleguéis a comprender que todo cuanto os dicen esas aristócratas, esas impúdicas catequistas y esos ficticios curas, es una rutina falsa, con la cual han vivido holgazanamente con todas sus comodidades, despilfarrando a expensas del pueblo productor. Rutina que aún tendrán para esclavizaros, para continuar su vida cómoda y para seguir siendo como hasta aquí, una clase superior a nosotros.

Vosotras, camaradas, debéis de tener reuniones 3 ó 4 veces semanales y tratar de vuestros derechos de trabajo, para que todas de común acuerdo, con una inteligencia social, os coloquéis en un plano tal de organización, que seáis vosotras las mujeres de la fábrica con ayuda de vuestras hermanas de los distintos oficios, las que hagáis respetar vuestros derechos y vuestra digna moral de honradas.

No consentir de ninguna forma que el patrón de la Fábrica y sus administradores, os traten como ellos acostumbran; de teneros sumidas a sus caprichos de amos y de que os miren como un trapo que por su inutilidad es arrojado al muladar.

Haced ver que vosotras, siendo mujeres, sois más dignas a la vida que la burguesía, porque la clase adinerada no produce; la clase obrera que sois vosotras, sí lo producen todo.

Los capitalistas, los terratenientes, los que lo tienen todo bajo sus espuelas explotadoras, representan la vagancia, lo podrido, lo antinatural.

Las ilotas, las parias, las que diariamente vierten con grandes infortunios la sangre y su sudor en los lugares de trabajo representáis el trabajo, el amor y el bienestar de la humenidad.

Los primeros no tienen derecho a vivir, porque no lo producen. Los segundos, que sois los mártires del trabajo, estáis llamados a perdurar los siglos de los siglos, porque de vuestros esfuerzos vivís vosotras mismas, a la par que dáis vida a la humanidad entera.

Así pues, la Confederación Nacional del Trabajo os reclama en estos momentos para que ingreséis en su seno y aportéis vuestro apoyo moral y económico para que sea más favorable la lucha del proletariado.

Organizaros, sirvientas, costureras, aceituneras, etc. etc.. Todas a defender lo que por instinto de conservación os pertenece.

No olvidéis en ningún momento, mujeres heroínas, el lema de los anarquistas: “Todos para uno y uno para todos”, cuando de solidaridad se trata.

Ese lema que anteriormente se ha dicho, es el que debéis de practicar en todas las luchas y conflictos que tengáis con la burguesía, si así lo hacéis estamos convencidos de que las obreras de Arahal siempre irán a la victoria y de que seréis emancipadas de la esclavitud capitalista y de la tiranía estatal, e implantaréis un nuevo régimen de convivencia social, como lo es el Comunismo Libertario.
Firmado por Fernando Blanco P., Arahal, marzo de 1936

El 5 de julio de 1934 había salido en Mahón el primer número de esta publicació anarquista,  órgano del Ateneo Racionalista y de las Juventudes Libertarias menorquinas. Se logró publicar durante dos años: salieron 78 números. El último se publicó el 31 de octubre de 1936, ya comenzada la guerra civil. Queda en el recuerdo histórico de Arahal este curioso artículo de arenga a las trabajadoras de la aceituna.

(Fructidor en Prensa Histórica)

.

.

cartel-aceitunas-el-serpis

Publicidad de la época, anterior a la guerra civil, mostrando la producción de aceituna rellena en el mercado español (3).

 

portada Fructidor

Notas

1.- Fructidor (del latín fructus, ‘fruta’), es el nombre del duodécimo y último mes del calendario republicano francés, el tercero de la estación veraniega, que dura desde el 18 ó 19 de agosto hasta el 21,22 ó 23 de septiembre, según el año.

2.- “El proletariado agrícola andaluz como clase social (1913-1920)” por Ramón Rodríguez

.
Imágenes:

1.- Mujeres trabajando en una fábrica aceitunera de Córdoba a comienzos del s XX. (Fotografía de eldiario.es)

3.- Sobre los años 20, en Alcoy,  Cándido Miró Rabasa, un empresario textil de la localidad, emprende una nueva actividad, que culminará en la elaboración de un producto de alimentación popular en todo el mundo, las aceitunas rellenas de anchoa. La tapa de aceitunas rellenas de anchoa era ya típica, se deshuesaban y rellenaban artesanalmente cada unas de las aceitunas, pero Cándido Miró Rabasa, industrializó el proceso de rellenado y envasado de las aceitunas rellenas de anchoa. A principios de 1926 ya tenía lista una máquina deshuesadora.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: