Archive for abril, 2017

El saqueo francés

abril 17, 2017

F. Cortines Murube escribió a comienzos del siglo pasado un artículo titulado Historia inédita del saqueo de sesenta pueblos andaluces (1) Se refería a la ocupación que los invasores franceses -que decían venir “de castigo y saqueo”- sometieron a muchas localidades de Andalucía durante la Guerra de la Independencia. Las tropas ocupaban los pueblos de forma pacífica pero siempre terminaban apoderándose de bienes públicos o privados, haciendo sufrir a los impotentes habitantes. Este artículo de Cortines Murube, escrito cuando había transcurrido ya un siglo de aquello, refleja como permanecía en la memoria de la gente el desastre de la invasión napoleónica.

arahal-saqueo-independencia-4

Arahal también estaba entre los sesenta pueblos de Cortines: …En Arahal sufrió igual suerte el convento de San Francisco: los franceses robaron las alhajas, y sólo pudieron salvarse un copón, tres cálices y un viril, a costa de 5.400 reales que entregó la Fábrica de la parroquia para redimirlos.

.

Puede que Arahal no fuera de las localidades que más sufriera la ocupación. Algo que podemos ver en los pueblos de alrededor.

Utrera: El ejército enemigo entró en Utrera a fines de Enero de 1810. Padecieron mucho todos los edificios, con especialidad las bodegas y casas de vino; la soldadesca robó y vertió los caldos, rompió tinajas y puertas y se llevó todos los utensilios de algún interés que servían para estas faenas… Y saquearon el Convento de Nuestra Señora…

Paradas: El cura propio de Paradas, D. Estanislao Fernández de la Puente, tuvo una conducta durante la invasión muy patriótica. Hizo entrega en el Almacén General de Sevilla de 32 sables y 79 cartucheras, que les tomó a los franceses que fueron a Paradas…

Marchena: En Marchena, de las iglesias sujetas a la jurisdicción ordinaria nada se llevaron, aunque intentaron hacerlo, según declara el vicario Don Josef Maria García y Mora; pero no se libraron de la rapacidad francesa el Convento de Capuchinos, ni los de Santa Eulalia, San Agustín y San Pedro Mártir, de los que extrajo gran cantidad de objetos de plata…

Alcalá de Guadaira: El 11 de Abril de 1810, al día siguiente de haber entrado el ejército invasor en esta villa amanecieron dos puertas de la iglesia parroquial, donde está la imágen de Nuestra Señora del Aguila, forzadas, tronchados sus cerrojos, como asimismo la puerta de la sacristía; hallándose además haberse llevado las coronas de la Virgen y del Niño, el rastrillo de plata y peana de la Señora, dejando la imagen vuelta de medio lado; en la sacristía todos los cajones por el suelo, robado un cáliz y una patena…

.

Obras de arte importantes fueron robadas en Sevilla durante la invasión francesa. Un ejemplo, la Inmaculada que pintó Murillo para la iglesia de los Venerables, expoliada por el mariscal Soult que la colgó en su mansión de París. A su muerte fue vendida por sus herederos y finalmente adquirida por el Louvre. Un intercambio entre el Prado y el Louvre propició que el cuadro regresara en los años cuarenta a España, y ahora permanece en el museo del Prado. En la fotografía, se ve el cuadro de Murillo en su lugar de la iglesia de los Venerables en una exposición en 2013.

.

.

Bibliografía

1.- Revista POR ESOS MUNDOS. Agosto, 1909. “LA GUERRA EN ANDALUCÍA. Historia inédita del saqueo de sesenta pueblos andaluces”. F. Cortines Murube.


0-saqueo-independencia

00-saqueo-independencia

.

.

.

Anuncios

La electricidad en 1925

abril 2, 2017

.

La electricidad que existía en Arahal en 1925, sus características de potencia y voltaje, el servicio público que daba luz a casas y calles, así como fluido eléctrico a negocios y molinos, podemos verlo en el anuario Centrales Eléctricas Instaladas en España publicado por T. Barrio (1).

Arahal aparece entre los pueblos sevillanos, en su correspondiente orden alfabético, y éstas eran sus referencias eléctricas:

Arahal (El).- Partido de Marchena.- “Hidroeléctrica del Genil”. – Toma fluido de las centrales “San Calixto”, en Herrera y de Purchena.- Potencia, 56 H.P. – Corriente, C. – Sistema de distribución, T.- Alta tensión, 20.000 voltios.- Voltaje en la red, 240.- Suministra alumbrado a esta ciudad.

La Central de San Calixto, perteneciente a la Hidroléctrica del Genil, estaba en Herrera y utilizaba un salto de agua en el río Genil con una caída de cinco metros y 18.000 litros, y con una potencia de 820 H.P. Esta central, unida por una línea de reserva de Marchena, suministraba fluido a El Rubio, Marinaleda, La Lantejuela, Osuna, Aguadulce, Marchena, Paradas, Carmona y Arahal.

.

En este anuario de Centrales Eléctricas, se pueden ver las características de la electricidad y su evolución en ese momento:

En 1901, el 61% de la potencia instalada era de origen térmico, mientras que el 39% restante utilizaba la energía hidráulica como fuerza motriz. No obstante, en esos momentos, la electricidad era generada en forma de corriente continua y no era posible su transporte a largas distancias, por lo que su desarrollo se veía limitado a emplazamientos de las centrales próximas a los centros de consumo, normalmente a industrias o municipios.

Sin embargo, con la aparición de la corriente eléctrica alterna, a principios del siglo XX, se abrió la posibilidad de transportar electricidad a gran distancia y, por tanto, de llevar a cabo un desarrollo a gran escala de las centrales hidroeléctricas. De esta forma, a finales de los años veinte, la estructura de la generación eléctrica en España había cambiado: se había multiplicado la potencia instalada por 12 hasta alcanzar aproximadamente 1.500 MW, el 81% de la producción era de origen hidroeléctrico y existía un exceso de capacidad de producción (Energía y Sociedad).

.

.

1.- Barrio, Teodoro (recopilador).- Centrales eléctricas instaladas en España. (1925). Madrid, 1925. Impr. Samarán. 26 cm. 272 páginas + publicidad. Contiene las centrales eléctricas instaladas en España con servicio público de fluido eléctrico y todas sus características de potencia y voltaje. Provincias por orden alfabético, en las que se incluyen numerosos pueblos de la época. 

.

.