Archive for the 'ARTE DE ARAHAL' Category

Siguiendo el rio

diciembre 27, 2009

En un hermoso libro de viajes se nos propone seguir el curso del Guadaíra, desde la sierra de Morón hasta su unión con el Guadalquivir por Gelves. Un buen pretexto para atravesar la campiña y describir los campos y pueblos por donde pasa, Arahal entre ellos.

El viaje que narra este libro es el del curso del Guadaíra, al que su autor, Enrique Baltanás, llama  “humilde río sevillano” y del que dice es “un rio joven , con menos de un millón de años. Un rio viejo -para la medida humana-, que ha visto ya correr mucha historia por sus aguas.” En la foto de arriba, el peregrinar del rio por la inmensa llanura, el único refugio de sombra y frescor.

.

El libro se acompaña de un plano de toda la campiña realizado por la ilustradora Lidia Ortega, en el que se ve al Guadaira con la maraña de arroyos que lo acompañan. En el centro, el pueblo, al que el escritor nunca se olvida de colocar el artículo.

.

Lo primero que atrae al viajero cuando llega a Arahal son los cipreses del cementerio, “una mancha de color verde oscuro entre el mar verde plata de los olivos”. Está claro que el viajero es poeta y en ello sale beneficiado el paisaje que contempla.

“El Arahal es un pueblo limpio, relimpio. Un caserío primoroso, como recién pintado, con tiestos de flores asomando a los balcones o dejándose entrever a través de las cancelas de los zaguanes entreabiertos. Un pueblo es siempre la primera impresión. Y no puede ser mejor la que nos produce El Arahal…” Es curiosa esa obsesión de los viajeros por la limpieza, la blancura, del pueblo. Ya la he citado en estas páginas dos veces. Una cuando el pastor anglicano Thomas Debary, a mediados del siglo XIX, queda impresionado por “la brillantez, blancura y limpieza de las casas del pueblo” (1). Otra, antes de la guerra civil, en 1930, cuando el artículista de la revista Blanco y Negro dice de Arahal que es “la tacita de plata de la provincia” (2).  Ahora, un viajero de nuestro tiempo, de comienzos del siglo XXI, sigue viendo al pueblo “limpio y relimpio”.

.

El viajero recorre el pueblo y cita sus monumentos religiosos, no los civiles, como el ayuntamiento. Se detiene sobre todo en la iglesia de la Victoria. Aquí vuelven a surgir de nuevo las palabras de “limpio, relimpio”, incluso en “los cuadros con escenas de la vida de San Francisco de Paula se ven sin polvo ni abombamientos” en lo alto de la nave principal.

Se siente atraido por la Virgen yacente “con su cabellera de pelo natural, con sus zapatillas de seda, con sus manos de muerta entrelazadas sobre el pecho yacente, una de las pocas representaciones de la Virgen María difunta que encontraremos en la provincia de Sevilla.”  Y con esta impresión da nombre al capítulo que dedica al pueblo en su libro: “La doncella dormida de El Arahal”.

.

Este plano, editado por la Consejería de Medio Ambiente para el control de aguas del río Guadaira, sitúa a Arahal al margen del arroyo del Saladillo, que tiene su punto de control: el P3 en el mapa. El problema de la limpieza del río Guadaira está relacionado con los vertidos de las poblaciones ribereñas, que además de tener un número de habitantes alto, incluyen en sus términos municipales un gran número de industrias de origen agroalimentario, destacando sobre todas las dedicadas al aderezo de aceitunas.

Arriba, vista del arroyo del Saladillo y la estación P3. Esta estación se encuentra en el cruce del Saladillo con la A-92, muy cerca de Arahal. Su finalidad es medir la calidad del agua del arroyo antes de que desemboque en el Guadaira.

Debajo se puede apreciar el EDAR de Arahal (Estación Depuradora de Aguas Residuales) que entró en funcionamiento en 2004.

.

Cubierta de Viaje al Guadaíra. (Sevilla, 1998. Edita Diputación de Sevilla. Guías del Paseante y el Viajero. 189 pags.). Unas espléndidas fotografías de Javier Andrada acompañan el texto de Baltanás desde la misma portada del libro. En ésta se ve al Guadaíra junto a los molinos que le hicieron famoso.

.

.

.

Anuncios

Turismo andaluz 1922. El Arahal (2)

noviembre 26, 2009

.

En esta segunda parte del cuaderno turístico es muy interesante un artículo dedicado al alcalde y al ayuntamiento. Está firmado con el seudónimo del “Licenciado X”, alguien que sería amigo o persona de confianza del edil. En ese momento regía el municipio arahalense D. José Manuel Jiménez Sánchez, que recibe al entrevistador en el patio de la Misericordia, después de su habitual paseo de inspección por la plaza de abastos.

pag10pequeña

pag11pequeña

pag12pequeña

pag13pequeña

Leemos que en el alcalde  “se advierte desde sus primeras palabras una sanidad de juicio admirable y una clara percepción de los asuntos…” No faltan los elogios al entrevistado, incluso en francés, al que llama  “causser” cultísimo, un buen hablador. El sr. Jiménez expresa con claridad el reparto de poder en la alcaldía: “Liberales y conservadores nos tomamos parecer para cualquier mejora…” Y añade más adelante: “He pertenecido varias veces  al Municipio y actualmente y por no haber más remedio y por presión cariñosa de mis amigos, ocupo la alcaldía desde 1919.” Está orgulloso de su obra en el mercado de abastos, la nueva Pescadería, un edificio “con diez expendedurías, donde se vende el pescado recibido de Málaga y Cádiz, hasta las 11 de la mañana, en cuya hora y a fín de que sólo se consuma género en condiciones, se entierra el sobrante…” Otra obra que cita es la pavimentación y alcantarillado de las calles Serrano y Felipe Ramírez.

Como siempre, las imágenes nos rescatan de este texto excesivamente amable. Vemos fotografías del interior del ayuntamiento en los años 20, con el salón de plenos y el despacho del alcalde decorados con muebles neorenacentistas. Es el aire de magnificencia, en consonancia con la arquitectura del edificio, que ha ido desapareciendo con el tiempo.

.

pag14pequeña

En una nueva página de “Notas Gráficas” se ven los restantes monumentos del pueblo: La parroquia de la Magdalena, una vista lateral del Cristo, la Casa de los Marqueses enfrente de la parroquia, las Monjas y San Roque.

.

pag15pequeña

Otro artículo interesante del cuaderno es el titulado “Vida corporativa”, donde se describen los Casinos del pueblo, proporcionando datos muy completos de sus directivas. Las fotografías se pueden ver al inicio de la publicación.

Comienzan por el Círculo Conservador, por cortesía con el presidente D. Javier Torres Piñar, que ha colaborado en la realización de este cuaderno turístico. En su local, “donde la distinción más refinada impera”, acuden los conservadores del pueblo. No tiene directiva, sólo presidente, una especie de “dictadura familiar” entre los consocios. El local es propiedad de D. José Benjumea Zayas, que lo cede gratuitamente.

El Casino Universal es el lugar por excelencia del pueblo. Su arquitectura, haciendo juego con la del ayuntamiento, posee una fachada señorial y espaciosos salones, con nombres que indican su decoración, Mudéjar, Renacimiento y Luis XVI. Es el que más socios tiene y el más popular. Su presidente es D. José Zayas y el resto de la directiva es como sigue: D. Pablo Arquesa (vicepresidente); D. Ramiro Lindado (secretario); D. Ezequiel Revilla (depositario); D. Francisco Jiménez, D. Julio Beauchy y D. José Manuel Camacho (vocales).

El Casino Liberal es “otra agrupación de amigos que comulgando en las ideas liberales tienen un local donde charlan amigablemente…” El presidente es D. Joaquín Arias de Reina y el secretario D. Alfredo Arias de Reina. Este apellido se repetirá constantemente en todos estos locales corporativos de Arahal.

El Casino Mercantil, fundado en 1919, es según el periodista “el punto de reunión del elemento obrero de El Arahal que lo prefiere a la denigrante taberna…” Es humilde, pero cómodo. Presidido por D. Miguel Arias de Reina, la directiva completa la componen: D. Manuel Portillo Sánchez (vicepresidente); D. Eduardo Martín Gallardo (tesorero); D. Salvador del Corral López (secretario); D. Manuel Castillo González, D. Juan Humanes García y D. Antonio López Lobato (vocales).

El Casino Agrícola, en la calle Cánovas del Castillo, era la continuación del Casino Arahalense. Esta es su directiva: D. Romualdo Arias de Reina, presidente; D. Daniel Arias de Reina y Zayas, secretario; D. José Salvago Salas, tesorero. Los vocales son: D. José Oliva González, D. José Alvarez Jiménez y D. Francisco Humanes García. El Casino Agrícola también posee caseta de feria, “que todos los años por las renombradas fiestas de la Magdalena es puntode cita de bellísimas mujeres y cuartel general de los forasteros que vienen en dichos días a esta tierra maravillosa.”

.

pag16pequeña

.pag17pequeña

El último artículo, titulado “Los templos de El Arahal”, está firmado por Antonio Jiménez. Comienza escribiendo de los dos “vetustos conventos de La Victoria y San Roque”, para continuar con el convento de las Dominícas: “En el 1873 el Ayuntamiento republicano acordó demoler este edificio y construir en su lugar una plaza de abastos… fué ordenada la expulsión de las religiosas que se refugiaron en el Hospital de la Misericordia. Las reiteradas gestiones de don Rafael Manaute, que gozaba de gran prestigio dentro de la Junta revolucionaria evitó que se consumase el acuerdo…” A continuación cuenta la historia de la Hermandad del Santo Cristo de la Misericordia y su Hospital que todos conocemos. El último templo que describe es la parroquia de la Magdalena:  “el plano interior de este severo y hermoso templo no es sino una reducida copia de la monumental Basílica de San Pedro, por cuya razón se justifica la inversión del coro que está situado a espaldas del presbiterio.”

Al final de este articulo, y en recuadro aparte, aparece citada la finca La Quinta, “rodeada de úberrimos olivares” y de la que dice el autor que “es propiedad de las distinguidad señoritas de Sánchez Jiménez, pertenecientes a la buena sociedad arahalense”.

.

pag18pequeña

Al final, una página de publicidad ocupada por dos anunciantes: el comercio “El Pasaje” de Esteban Manaute, situado en la calle Cervantes, con una detallada perspectiva del establecimiento, y el garage Pombal, con la fotografía de un automóvil del momento.

.

pag19pequeña

La contraportada del cuaderno contiene un artículo publicitado por Tractores Austin en el que se muestran unos modelos de la época realizando labores agrícolas. Aparece de nuevo D. Javier Torres Piñar, acompañado por el representante de los tractores, para una demostración de los mismos en el Rancho de Arqueza. Allí se concentran conocidos arahalenses del mundo agrícola: D. Manuel Fernández, dueño de las tierras; D. Rafael Arqueza; varios Arias de Reina; D. Fernando Jiménez; D. Salvador Corral; D. José Pedregal; D. Segundo Alcázar; D. Manuel Gallego; D. Rafael Cortés; D. Luis Torres; D. Trino Jiménez; D. Salvador Zambrano y D. Manuel Andrade. El cuaderno, en su afán de agradar socialmente a los participantes, nos muestra una nómina completa de influyentes personajes de Arahal en la primera mitad del siglo pasado.

Aquí termina. La descripción del pueblo que nos muestra el cuaderno turístico va a cumplir un siglo. A pesar de lo convencional de este tipo de publicaciones, se puede contemplar un pueblo agrícola de la campiña próspero y feliz, aunque la gente no aparezca en él, con definidas esferas de poder detentadas por apellidos bien conocidos. Este Arahal amable de la Dictadura acabaría sus días con la República y la terrible guerra civil, para no volver.

.

.

-pulsar sobre las imágenes para ampliarlas-
.
.
Referencia bibliográfica:
-Turismo Andaluz. El Arahal, 1922. Información Gráfica de Arte y Comercio publicada por la Editorial Artística Sevillana, S.A. Revistas de Turismo. Pasaje de Vila, 13. Sevilla.

Fotografías: Luis Fernando Camacho Cintado
.
.

Turismo andaluz 1922. El Arahal

noviembre 20, 2009
.
Incluyo aquí un cuaderno turístico de Arahal en 1922 que me envía  Luis Fernando Camacho Cintado.  Contiene numerosos datos de cómo era el pueblo en esa época, acompañado de imágenes valiosas y raras. Doy la bienvenida a cualquier información del pueblo, pues en su historiografía hay escasez de cualquier tema y de cualquier época. Incluso del siglo pasado, cuando la prensa se ocupaba poco de los pueblos salvo para algun suceso escandaloso o dramático. En las páginas de esta publicación se observa la vida cotidiana de Arahal a comienzos de los años 20, los anteriores a la Dictadura Militar de Primo de Rivera.
.
El cuaderno pertenece a una serie titulada “Turismo andaluz”, realizada por la Editorial Artística Sevillana, con oficinas en Pasaje de Vila en la capital hispalense. La colección comprendía otras localidades andaluzas.  El cuaderno tiene forma apaisada y se compone de 20 páginas; está impreso en papel estucado e ilustrado con numerosas fotografías en b/n. La tirada era de 2000 ejemplares.  Estas publicaciones gráficas de pueblos y ciudades estuvieron muy en boga en los primeros años del siglo XX, respondiendo a los avances del offset en las imprentas. Solían venderse periódicamente por poco dinero, como los fascículos actuales, y la colección se encuadernaba con unas tapas editoriales, convirtiéndose en album o libro de imágenes para ver, más que para leer, en el hogar de clase media de la época.  En el de Arahal se anuncian en prensa otros tres: Priego, Puente Genil y Jaén.
.
portada pequeña
.
Los autores se ocupan de diversos aspectos del pueblo, tratando de dar una visión divulgativa con el pretexto de lo “turístico” y para ello dividen el cuaderno en artículos o apartados, algunos firmados y otros no, que son los siguientes:
.
-Arahal y el turismo (Introducción firmada por la Editorial)
-Historia de Arahal
-Poesia dedicada al Cristo de la Misericordia (Manuel Reguera Torres)
-Nuestro amigo el alcalde ( El Licenciado X)
-Vida corporativa
-Los templos de Arahal (Antonio Jiménez, 1922)
.
pag1pequeña
.
La introducción de la editorial no escatima elogios al pueblo. El tono amable será la tónica general en todos los artículos. Así, la Editorial Artística Sevillana dice que “se honra en dedicar uno de sus números a la hermosa ciudad ya que sus méritos son acreedores a ello y en sus modestas pero veraces páginas desfilarán sus principales monumentos, la cortesanía de sus Casinos y el prestigio floreciente de su industria y comercio, todo patrocinado por el honrado Municipio Arahalense…”
.
pag4pequeña
.
pag5pequeña
.
pag6pequeña
.
pag7pequeña
.
En las cuatro páginas siguientes se nos ofrece una breve historia de Arahal, con un texto convencional y unas imágenes sin relación con el contenido. Los editores, por algun descuido, han introducido aquí fotografías de edificios recreativos, los cuatro casinos del pueblo, que imagino tendrían que haber ido más adelante, en el artículo “Vida corporativa”.
.
Arahal tenía en este momento un Casino Agrícola, un Casino Liberal, un Círculo Conservador y un Casino Universal, que es el que queda actualmente. En las fotografías se ven los edificios de cada uno de ellos, incluidas la del presidente del Circulo Conservador, Javier Torres Piñar, y la de su caseta en la última feria. Se le da mayor relieve al Casino Universal, con una foto exterior y dos interiores, una del Salón Mudéjar y otra del Salón Renacimiento, los salones que dan a la Corredera. El artículo se completa con publicidad interesante de la época, como la del hotel Santiago en la calle Laguna.
.
pag8pequeña
.
A continuación, en la pagina 8, se ha introducido una composición lírica, única en todo el cuaderno. Es una poesía al Cristo de la Misericordia titulada “Ojos ideales” , obra de Manuel Reguera Torres, que la dedica a D. Alberto A. de Reina y Zayas. Está fechada en 1922 en la Puebla de Cazalla.
.
pag9pequeña
.
En la página 9 el cuaderno muestra cinco imágenes de monumentos bajo el título “Notas gráficas de El Arahal”. En ellas se ven la Cruz de la Puerta de Osuna, la fachada de la Vera Cruz, el mercadillo de la calle la Iglesia, una perspectiva de la iglesia de la Victoria y otra del Cristo. Más adelante encontraremos otra página similar al resto de monumentos destacados del pueblo.
.
.
(CONTINÚA en la siguiente entrada)
.
-pulsar sobre las imágenes para ampliarlas-
.
.
Referencia bibliográfica:
-Turismo Andaluz. El Arahal, 1922. Información Gráfica de Arte y Comercio publicada por la Editorial Artística Sevillana, S.A. Revistas de Turismo. Pasaje de Vila, 13. Sevilla.

Fotografías: Luis Fernando Camacho Cintado
.
.

La torre de Lucas Cintora

junio 27, 2009

Aunque ya la torre de la Magdalena no domina la perspectiva de los tejados de Arahal, desgraciadamente, sigue siendo visible desde cualquier punto del pueblo y más allá. Junto con la de la Victoria, la torre campanario destaca por su esbeltez y gran altura, formando junto con la iglesia y su fachada un conjunto monumental de estilo neoclásico emblemático en las tierras sevillanas. El arquitecto del siglo XVIII, Lucas Cintora, fué posiblemente su autor.

torre magdalena

La torre, con un robusto primer cuerpo que sostiene otros dos, uno cuadrado y otro octogonal, termina en un característico chapitel prismático. La composición del segundo cuerpo en portadas clásicas, decoradas con ménsulas y realces cerámicos,  se corona con un campanario octogonal, rematado con contrafuertes, arcos ciegos y medallones ovales. Las balaustradas y la decoración cerámica dan un toque gentil al conjunto que guarda doble juego de campnas. El remate piramidal está dominado por la policromía blanquiazul de los azulejos. El campanario de la Magdalena se incluye claramente en la conocida tradición neoclásica de las otras torres octogonales andaluzas, siendo ésta uno de los mejores ejemplos.

torre magdalena

Eugenio Llaguno, en sus Noticias de los arquitectos y arquitectura de España… de 1829, dedica un capítulo a Lucas Cintora y dice que, entre otras obras, realizó “la torre de la parroquia de Manzanilla,  la iglesia de Las Cabezas de San Juan y la de Arahal.” Aparte de su trabajo en la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla y su su intervención en la reforma de la Casa Lonja de Sevilla para instalar en ella el Archivo General de Indias, es la iglesia de Santa María Magdalena de Arahal la obra más importante que atribuye a Lucas Cintora.

parroquia arahal

.

parroquia-arahal22

Arriba, una perspectiva de la torre desde la calle Pozo Dulce. Debajo, la torre desde las calles de la Huerta Perea, próximas a la calle Morón. A la derecha, dos imágenes comparativas: la torre de la iglesia parroquial de Manzanilla y el lucernario central de la cubierta de la Fábrica de Tabacos de Sevilla, de cuyo edificio fue Cintora arquitecto y donde hizo reformas en 1777.

llaguno2

Portada y fragmento en el libro de Llaguno, Noticias de los arquitectos y arquitectura de España… de 1829, en el que cita la obra de  Lucas Cintora. Nacido en Navarra en 1732 y muerto en Sevilla en 1800, Cintora es un arquitecto polémico en la historia del arte sevillano. La obra de mayor importancia que le atribuye Llaguno es la parroquia de la Magdalena de Arahal. “Fué construida a expensas del duque de Osuna entre 1785 y 1800, sobre la antigua del siglo XV, tras la destrucción por el terremoto de Lisboa, respondiendo plenamente sus caracteres al estilo neoclásico. Sin embargo, el profesor Sancho Corbacho sospecha que Cintora no fué el autor de la planta de la iglesia, reduciéndose su actuación, si la tuvo, a dirigir las obras. En este edificio no era obligada la intervención de los arquitectos diocesanos, ya que dependía del patronato del Duque, y éste podía elegir libremente al arquitecto” (Alma Mater Hispalense).

.

vista g

Una vista del pueblo en una antigua foto panorámica de 1925 (pulsar para ampliar). Está realizada desde la Victoria y en ella se puede apreciar el dominio de la torre de Lucas Cintora sobre el pueblo. A la izquierda, y con menor tamaño, se puede ver la torre del Cristo.

……………………….

Referencias bibliográficas

Eugenio Llaguno: Noticias de los arquitectos y arquitectura de España… (1829)

Lucas Cintora y Aréjula, arquitecto español del siglo XVIII

.

.

Fotografías de Arahal

junio 20, 2009

Comienzo a publicar en esta página series fotográficas de Arahal con interés documental. He procurado que tengan una unidad temática o que su procedencia sea facilmente identificable, por pertenecer a un libro o a una colección. Estan agrupadas en albumes en un programa de cómoda visualización
imágenes2

Comienzo con la serie fotográfica contenida en el libro Imágenes de Arahal de Jose Manuel Camacho y Alfonso E. Pereira, obra reciente y agotada, ya imprescindible para el conocimiento histórico y etnográfico del pueblo. El programa utilizado permite verlas en conjunto como mosaico, con detalle o como proyección de diapositivas.

Fototeca2

La segunda serie es la existente en la Fototeca de la Universidad de Sevilla, antiguo Laboratorio de Arte de la Fabrica de Tabacos, que guarda tan buenos recuerdos para mi. De aquí he extraido todas las imágenes relacionadas con Arahal, sin excluir ninnguna por muy conocida o utilizada que sea, procurando mostrar este conjunto de historia artística básica del pueblo. He procurado no corregir ni  añadir nada, sólo las he agrupado por temas. Hay que tener en cuenta que estas fotos se hicieron después de la guerra civil, muchas durante la misma, en la labor de recuperación de los profesores Hernández Diaz y Sancho Corbacho en muchos pueblos andaluces. Tambien se  pueden ver en conjunto como mosaico, con detalle o como proyección de diapositivas.

A estas series iré añadiendo otras colecciones fotográficas, para las que crearé un enlace definitivo a la izquierda de la página.

.

.

Semana Santa en Arahal

marzo 13, 2009

semana-santa-arahal1

La aparición de la revista El Pabilo supone la llegada de la primavera y el anuncio evidente de una nueva Semana Santa, festividad muy importante en Arahal. Es una larga tradición que se repite cada año (este número es el 22 del año XXII), realizada como es habitual por la Tertulia Cofradiera El Pabilo. El Consejo de Redacción lo forman Jose M. Camacho Cintado, Francisco Cano Mena, Angel Luis Jiménez Jiménez, José F. Gago Bohórquez y Manuel Nieto Ortega. Con un formato y una extensión generosa, la revista contiene numerosos artículos sobre el tema, acompañados de fotografías que hacen revivir de nuevo el rito de las hermandades en Arahal, rito que no cesa en todo el año.

semana-santa-arahal2

En la imagen de arriba, portada de la revista, con una fotografía del paso de la Virgen de los Dolores realizada por Ricardo Rapallo Arroyo. Debajo, una imagen del Cristo de la Esperanza, en uno de los retablos cerámicos existentes  en Arahal, artículo tratado en la revista por Jose M. Camacho Cintado.

.

.