Archive for the 'CAMINOS DE ARAHAL' Category

Guías del viajero por Europa

noviembre 17, 2015

.
Al viajar por Andalucía en el siglo XIX existía mucha posibilidad de pasar por Arahal. El pueblo estaba situado en el trayecto que iba de Sevilla a Granada o Málaga y se convertía en parada obligatoria para el viajero. El viaje en aquella época era difícil. Cualquier recorrido suponía una aventura, por el estado de los caminos y por los transportes anticuados e incómodos. España no era aún un pais para viajeros y había que estar prepado para superar dificultades, incluidas las del alojamiento. (1)

Para compensar estas dificultades comenzaron a editarse guías de viajes, que fueron apareciendo en los países europeos del norte, de donde procedían los viajeros que se aventuraban al sur. En esta entrada podemos consultar dos guías francesas donde se cita a Arahal, una de comienzos de siglo y otra de finales. Hay una diferencia entre ellas de cincuenta años y muchos cambios, incluida la aparición del ferrocarril que alteraría la forma de viajar.

.

guia del viajero 1

guia del viajero 2 copia

 

En la página 590 de la Guide Classique du Voyager en Europe de 1828 (2), se puede consultar el trayecto de Sevilla a Málaga y en él encontramos a Arahal. La medición del recorrido está calculado en leguas: desde la capital a Alcalá de Guadaira (2 leguas), sigue Gandul (1 legua), y luego Arahal (3 leguas). Desde Sevilla a Arahal la guía cuenta 6 leguas. Si la legua se puede calcular entre 4 y 7 kilómetros (5.572 metros), las 6 leguas equivaldrían a 42 kiómetros.

Tenemos que imaginar el trayecto de Sevilla a Arahal por un camino de tierra, con tramos mejores o peores, que el viajero recorría con paciencia. Lo peor era la gran soledad de la llanura a partir de Gandul, reflejada por muchos en sus diarios, con un camino sin ventas y el temor a los bandidos. Viajar solo era una temeridad y lo normal era buscar compañía, uniéndose a otros viajeros o a un grupo de arrieros. Viajar a pie estaba mal visto y llegar al pueblo sin caballería o sin carruaje provocaba todas las sospechas (3).

Arahal estaba en el camino de Sevilla a Málaga. En esta Guide Classique du Voyager en Europe … es el trayecto nº 13: Sevilla, Alcalá de Guadaira, Gandul, Arahal, Puebla de Cazalla, Osuna, y a partir de aquí un rosario de ventas hasta llegar a Málaga: Venta de Río Blanco, Venta de las Yeguas, Venta de las Salinas, Ventas de las Perayas, Venta del Río, Venta de Cártama, Guadalhorce y Málaga. Nombres sugerentes ya desaparecidos y que nos esforzamos en situar en la geografía de la zona.

.

nueva guia 1879

 

nueva guia2

En la segunda guía, la Nouveau Guide du Touriste en Espagne et Portugal, publicada en 1879 (4), no encontramos el simple itinerario con las distancias en leguas de principios de siglo. Como indica su título, la guía nos proporciona un “itinerario artístico”. Es otro momento distinto al de la guía anterior y ya han pasado por España numerosos viajeros románticos. La información es abundante aunque no completa. Leemos datos histórico-artísticos de localidades y pueblos del entorno de Arahal, como Utrera o Marchena. Arahal es citada como simple paso y parada.

Leemos:

“se acaba de abrir a la circulación el tramo de Marchena a Écija, que nos obliga a proporcionar alguna información de este recorrido.

Utrera, situada en un hermoso valle en el trayecto de Cádiz, posee ruinas de un viejo castillo y en su iglesia principal, construida en el siglo XVI, se encuentra la tumba de Don Diego Ponce de León, conde de Arcos; la otra iglesia de Santiago posee una capilla subterránea que tiene la propiedad de momificar los cuerpos que allí se sepultan.

Poco después de la bifurcación que conduce a Morón, se llega a las estaciones de Arahal y Paradas. y después a la de Marchena, que posee una iglesia de cinco naves, con un altar mayor y un coro en madera de cedro…”

.

48770840

Karl Baedeker: Manuel du voyageur. Espagne et Portugal. Las famosas guías Baedeker se comenzaron a escribir en 1828.

En el itinerario habitual de los viajeros románticos por Andalucía figuraban sus grandes ciudades históricas (Córdoba, Sevilla, Cádiz, Málaga, Granada,…) y, junto a ellas, Ronda. El recorrido de Gibraltar a Ronda, haciendo noche en Gaucín como uno de los más renombrados lugares de estos románticos, arribaban a Ronda a primeras horas de la tarde del día siguiente. El Camino Inglés era de los preferidos y más arriesgados, existía un camino alternativo siguiendo el Valle del Guadiaro y que se realizaba en un día aunque mucho menos sugerente para estos audaces viajeros.

 

Aquí debajo tres ejemplos de experiencias de viajeros románticos: Th. Gautier, Merimée y Richard Ford.

Gautier

Théophile Gautier: “Voyage en Espagne” (1843)

.

merimée

Merimée: “Lettres d´Espagne” (1832)

.

ford

Richard Ford: “Gathering from Spain” (Cosas de España) (1846)

.

.

 

Notas

1.- Para las caballerías se utilizaban los “caminos de herradura”, que eran los que comunicaban toda la península, mientras que los carruajes utilizaban los “caminos de rueda”, que eran los principales y llevaban a la capital. Éstos se convertirían en el sistema radial, con una estructura ferroviaria y de carreteras posterior. Los “caminos de herrradura” eran más estrechos y peores que los de rueda. Por último, de ellos salían sendas y carriles que comunicaban con poblaciones rurales, con un tránsito aún más difícil y lento. (Viajar a España en la primera mitad del siglo XIX: Una aventura lejos de la civilización. Jesusa Vega. Universidad Autónoma de Madrid).

camino

Ver las diferencias de “camino de herradura” y “camino de ruedas” en estas páginas: Arahal en un itinerario de caminos del s. XVIII

2.- Richard, Ingénieur. Guide Classique du Voyager en Europe. Paris, 1828.

3.- La recua de arrieros, carreteros o caleseros -conocidos como los “ordinarios” porque seguían una ruta más o menos repetida y paraban en establecimientos fijos-… (Jesusa Vega, op. cit.) “ningún español anda por gusto y nadie emprende una jornada a pie, sino los mendigos y vagabundos…” (Richard Ford)

4.- A. Roswag. Nouveau Guide du Touriste en Espagne et Portugal. Itinerarie Artistique. Madrid. J. Laurent et Cia. 1879.

.

.

 

 

 

 

El tren y los cortijos

marzo 4, 2015

El año pasado se cumplieron 150 años de la creación del tren de Utrera, con su bifurcación a Morón. Su paso por Arahal fue tratado en una sesión de Cortes de 1859. En la defensa y aprobación del proyecto, el discurso del diputado Sr. Infante sirvió para exponer el estado de algunos pueblos por los que debería pasar el ferrocarril. El trazado, dice el diputado, “se halla rodeado de pueblos de bastante importancia, como son el Arahal, Coronil y otros… de verdadera riqueza agrícola”

tren_jerez_puertosantamaria1

Es un debate interesante en el que se muestra la estructura económica y agraria a mediados del siglo XIX: por un lado,  se defiende la lógica unión ferroviaria entre las poblaciones de la campiña, y por otro, se justifica un trazado que sirva para la economía de los cortijos. En realidad es la defensa de la estructura económica latifundista.

La_red_de_ferrocarriles

En esa sesión de Cortes de 1859, el Sr Infante, explicando los beneficios que supondría una vía férrea en la zona, dijo: Al tender la vista por el plano del camino de Utrera a Morón, me ha llamado la atención el que no pase por ningun pueblo, teniendo como tiene 35 kilómetros…”

tren de morón 1

“…pues no me parece justo que cuando la provincia y el municipio contribuyen a su construcción, vaya a servir sólo este camino de provecho a Morón. En este trayecto hay algunas poblaciones, y no alcanzo por qué al tratarse el camino y al formarse el presupuesto, no se ha procurado que sea útil a más pueblos que a aquel que lo ha promovido. Si yo viera que los 15 millones que importa el presupuesto de este camino, los pagaba sólo Morón, nada diría, porque sus razones tendría entonces para llevarlo por sus cortijos o por donde quisiere, pero no siendo así, no me parece justo…”

tren de morón 2

Los argumentos del Sr. Infante son contestados por otro diputado defensor del proyecto, el Sr. Luxán, que explica en el Senado las razones del trazado. En su alocución nombra a Arahal dos veces: “…es preciso tener en cuenta el estado de la agricultura en Andalucía. El camino de Utrera  se halla rodeado de pueblos de bastante importancia, como son el Arahal, Coronil y otros; la verdadera riqueza agrícola de estas poblaciones consiste en varios cortijos esparcidos por las campiñas inmediatas. Cada uno de estos cortijos, explotados por personas de mucho valer y de mucha riqueza, necesita mucha gente que tenga cuidado de su cultivo. Precisamente el mercado de esos cortijos no es Sevilla, pues que van a buscarlo a los puertos, tanto para vender sus productos como para proveerse de lo necesario. Así es que la arriería del Arahal, Morón, Osuna y otros pueblos inmediatos, va a los puertos continuamente, toda vez que este es su mercado, así como los pueblos de Extremadura van a Sevilla, que es el suyo.

Por eso se comprende que si bien ese camino no está trazado de forma que pase por los pueblos inmediatos, produce un beneficio considerable, puesto que pasa por los cortijos que son los que realmente han de alimentarle. Los cortijos necesitan para su sostenimiento tener un ganado de ovejas considerable, necesitan tener una vacada y otras muchas cosas; en ellos se mantienen una porción de personas que son las que los cultivan, y hasta tal punto, que encierran en sí más familias que muchas aldeas y que algunos pueblos. El Coronil, el Arahal y demás poblaciones se darán por muy contentos con este camino, por la razón de que tendrán con él una salida fácil y segura para los productos de sus cortijos.

Agréguese a esto, que tanto el Arahal como el Coronil están situados de forma que tendría que dar un rodeo bastante notable el trazado si hubiese de pasar por ellos el camino de Utrera a Morón, que como dejo dicho va a tener grandes rendimientos con los cortijos inmediatos, donde está verdaderamente la riqueza agrícola. He aquí explicadas las razones por qué el camino va por puntos donde no hay pueblos.

tren de morón 3

tren de morón 4

 

La defensa del proyecto explica bien el concepto de riqueza en la zona a mediados del siglo XIX. El cortijo de gran extensión era el que “alimentaba” a los pueblos. Y el Sr. Luxán aclara que “el mercado de esos cortijos no es Sevilla, pues que van a buscarlo a los puertos, tanto para vender sus productos como para proveerse de lo necesario”, citando la arriería del Arahal. Antes de la llegada del tren, existían los carreteros, que transportan grandes volúmenes de mercancías en carretas y por carreteras, y los arrieros, que transportan pequeños volúmenes de mercancía por caminos de herradura. El trazado de este ferrocarril serviría para mejorar estos servicios.

ANTIGUA-ESTACION

Arahal estaba en el corazón de la campiña de Sevilla, que era uno de los espacios más ricos de la región, conservando un dinamismo demográfico elevado durante la mayor parte del siglo XIX, a pesar del movimiento migratorio. En definitiva, el Arahal de la llegada del ferrocarril pertenecía a la economía proteccionista de la segunda mitad del siglo XIX. Una zona agraria dedicada al cultivo extensivo con bajos rendimientos, que subsistía gracias a una rígida protección y reserva del mercado interno, destinándose la totalidad de sus productos al consumo de su entorno.

.

.

Imágenes: Arriba, fotografía antigua de un ferrocarril de 1854, Jerez-El Puerto. Debajo, mapa de España con la red de ferrocarriles en el siglo XIX y las fases de construcción. Debajo, antigua estación de tren de Morón de la Fra.

 

Bibliografía: Diario de las sesiones de Cortes, Volumen 2. Congreso de los Diputados. Madrid, 1860..

.

Arahal en la cartografía sevillana del s XIX

mayo 27, 2014

Es en el siglo XIX cuando comienza a desarrollarse la cartografía moderna. Durante ese período los mapas topográficos europeos progresan en claridad, gracias a que los gobiernos se preocupan de la organización y mantenimiento de los servicios cartográficos estatales. Los mapas topográficos empezaron a ser indispensables no sólo por su utilidad estratégico-militar, sino como ayuda para las tareas de gobierno en ámbitos como las obras públicas, las redes de transporte, el fomento de la agricultura o la organización de la administración pública.

arahal en el mapa

Se muestran aquí varios mapas del siglo XIX que describen la provincia de Sevilla, donde se encuentra Arahal y su relativa importancia desde el punto de vista topográfico. Así, nos encontramos, de arriba a abajo, un mapa geográfico, uno de carreteras y caminos, uno de obras públicas y uno ilustrativo de contenido turístico. (Ampliar para ver detalles)

.

Provincia de Sevilla y Huelva

Provincia de Sevilla y Huelva: parte de Andalucia. 1853.

Grabado por Ramón Alabern Casas y E. Mabon. 1 mapa grabado y coloreado. 32 x 44 cm [ca. 1:584.700]. 10 leguas de 20 al grado [= 9,5 c m].

Este mapa, realizado a mediados del siglo XIX con la técnica de la litografía, presenta las características habituales de la época: los límites provinciales están coloreados a mano con acuarela, los relieves del terreno tienen un leve sombreado, los nombres de los  núcleos de población van diferenciados según su importancia, etc. Arahal aparece dentro del partido judicial de Marchena, en minúscula y cursiva.

.

Mapa geográfico itinerario de la Provincia de Sevilla

Mapa geográfico itinerario de la Provincia de Sevilla. Carreteras, 1855.

Sevilla, 1855. Litografía C. Santigosa. En los márgenes laterales, información general de la provincia. Inserta: Cabezas de partido, distancias de unos a otros. Escala: 490000.

Este mapa, de la misma época que el anterior, muestra dos márgenes laterales con información general de la provincia, los pueblos cabezas de partido y las distancias existentes entre unos a otros. Se ve a Arahal como un verdadero cruce de caminos de la provincia.

.

Obras Públicas de España

Obras Públicas de España: Provincia de Sevilla. 1900-1910.

Reducida y publicada con la autorización competente por el Topógrafo D. José Méndez de los trabajos ejecutados por el personal del Instituto Geográfico y Estadístico. Obras Públicas. Los datos de las obras públicas han sido facilitados por el Cuerpo de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos. Instituto Geográfico y Estadístico (España). Litografía Méndez (Madrid). Escala: 400000.

Se señala la carretera desde Sevilla a Osuna, en la que Arahal se sitúa, así como su estación en la línea de ferrocarril Cádiz-Córdoba.

.

Sevilla

Mapa de la Provincia de Sevilla. España Geográfica Histórica Ilustrada. 1850-1900.

Pertenece a: España Geográfica Histórica Ilustrada. – Madrid, 1850-1900. J. Reinoso grabó. Realizado en Cromolitografía de Fco. Boronat y Satorre. A ambos lados del mapa reseña geográfica e histórica. – En la parte inferior una vista de 10 x 24 cm. – Escala: 780000

Este mapa es el más decorativo de todos, quizás para ser enmarcado, con un extenso texto informativo, en el que se incluye la historia de la provincia. Realizado en cromolitografía, tiene una cabecera ilustrada con símbolos y personajes representativos de la provincia.

 

.

 

.

De Málaga a Londres, pasando por Arahal

junio 1, 2012

.

La carretera más directa

La situación geográfica de Arahal, pueblo en un cruce de caminos de Andalucía, aparece de nuevo en un relato escrito en los años 20. Impresiones de un viaje desde Málaga a Londres en automóvil es el título de un artículo publicado en ABC en enero de 1926.  El autor describe su experiencia viajera en el itinerario elegido para atravesar en coche el territorio andaluz. Aunque su propósito es llegar a Londres desde Málaga, el relato termina en tierras extremeñas, teniendo que imaginar el lector que el viajero tomaría un barco en Lisboa o en algún puerto gallego.

El viajero explica claramente su elección: “…la carretera que pasa por Alora, Campillos, El Saucejo, Osuna, El Arahal y Alcalá de Guadaira,  la escogí por ser la más directa y, por ende, la más breve.”

.

Un día de calor “verdad”

La calina, propia de la fecha elegida para atravesar la campiña sevillana, será uno de los problemas. En este caso, el medio de transporte es un coche potente de la época, descapotable, como se puede adivinar en la borrosa fotografía de abajo.

Es la causa de que el lector encuentre más alusiones a la temperatura que al firme de la calzada: “el que no ha conocido la campiña sevillana en un día de calor verdad no sabe lo que es calor ni lo que es campiña sevillana”.

Y añade sobre el calor pasando por Arahal: ” se puso muy seria en cuanto entramos en el país de los olivos… cuando las sombras se acabaron y quedó atrás Osuna… Marcaba el termómetro más de cincuenta grados al sol, y no importaba lo que marcara a la sombra, porque la sombra no existía…”

Calor que podría amortiguarse en algunos tramos de la carretera, jalonada con árboles en sus bordes, hoy desaparecidos por peligrosos, pero que daban sombra y frescor a los viajeros de entonces.

.

Excelente alquitranado

En el artículo, firmado en Londres en el invierno de 1925, el autor  recuerda no sólo el calor sevillano, también el estado de la  carretera que pasaba por el pueblo: “Dato curioso y edificante : no hervía el excelente alquitranado que cubre la carretera desde El Arahal hasta Sevilla”.

En aquella época de 1925, además de los coches, circulaban por la carretera carros, carretas y caballerías, que no sólo impedían con su lento avance cualquier tipo de fluidez, sino que dañaban el firme. Las carreteras ya no se cubrían con macadán (*), el invento de principos de siglo, que se resecaba levantando grandes nubarrones de polvo. En los años 20 ya se utilizaba el alquitrán que todos conocemos. El trazado de las carreteras era tan importante como el firme, pero su diseño se realizaba sin pensar en la velocidad o la seguridad, mostrando curvas muy pronunciadas y pendientes que podían alcanzar desniveles del diez y el doce por ciento. Los viajes por estos caminos se hacían largos y agotadores, asumiéndolos el viajero como una especie de aventura de los tiempos modernos. Así sería este viaje de Málaga a Londres.

En el texto de arriba vemos un ejemplo del mantenimiento de las carreteras en los años anteriores a la guerra civil. Ya estaban trazados lo que las autoridades llamaban “caminos vecinales”, imprescindibles redes viarias que comunicaban Arahal con los pueblos de alrededor. Había que cuidarlos y arreglarlos. Una orden de la Diputación Provincial, aparecida el 20 de diciembre de 1929, notifica “la reparación de la explanación y firme, y riego superficial con betún asfáltico en los caminos vecinales de Árahal a Morón y de Alcalá de Guadaira a Dos Hermanas…”

.

En el artículo periodístico aparecen varias fotografías realizadas por el conductor o su acompañante, por desgracia ninguna de Arahal o sus proximidades. Reflejan muy bien el recorrido por carreteras accidentadas y sus encuentros pintorescos con otros medios de transporte más antiguos. En la fotografía de arriba vemos el automóvil utilizado sin capota, un modelo de los años 20 sin identificar,  similar al Auto Sedán Descapotable de 1925 de la imagen de abajo, un coche poderoso con el que se podía realizar fácilmente este largo trayecto.

.

El macadán 1 (voz derivada de macadam2 , a su vez de John Loudon McAdam, el inventor de este proceso de co

(*) El macadán es el material de construcción ideado por John McAdam para mejorar el sistema de caminos y carreteras, obtenido extendiendo y compactando un árido grueso cuyos huecos se rellenarán con un árido fino denominado recebo. El árido grueso procederá de piedra de cantera, machacada y triturada, o será de grava natural. El recebo, o árido fino, será una arena natural. (Wikipedia).El recebo, o árido fino, será una arena natural

Bibliografía

Hemeroteca ABC Madrid, 24 de Enero de 1926

.

.

.

Arahal en un itinerario de caminos del s. XVIII

abril 12, 2012

Existe en la Biblioteca Nacional de Madrid un manuscrito de mediados del siglo XVIII que describe el estado de las comunicaciones en Andalucía en esa época, proporcionando una información valiosa de pueblos y mundo rural difícil de encontrar. Este manuscrito, rebautizado con el nombre de Descripción de caminos y pueblos de Andalucía (1), ha sido estudiado y publicado por José Jurado Sánchez (2). En él podemos encontrar, además de la transcripción del manuscrito, un análisis de la red viaria andaluza del XVIII como factor económico de la región en 1744, fecha clave de su redacción.

En el s XVIII existían dos tipos principales de caminos. Los más habituales eran los  “caminos de herradura”, estrechos y accidentados, por donde sólo podían transitar caballerías, pero no carros. A su vez estaban los “caminos de rueda”, más escasos, destinados al tránsito de carros y carruajes.

.

La red viaria andaluza a mediados del s XVIII

El autor del estudio analiza las principales vías por donde transitaban los andaluces en esa época, en primer lugar el camino de Andalucía, itinerario principal que unía Cádiz, Sevilla y Córdoba con Madrid. Incluyendo los puntos de comunicación importante entre ciudades y pueblos de Sevilla, Granada, Córdoba, Osuna, Antequera y Ronda. De allí partían caminos e itinerarios que se habían ido formando por la necesidad y el sentido común de viajeros, arrieros, carreteros, etc. Era también lo obligado para el comercio de la época, aunque se veía mermada su eficacia por los muchos obstáculos encontrados en los caminos, como cruces de ríos o arroyos, falta de puentes, irregularidades del terreno, peajes, etc. Hay que pensar en caminos mal trazados, por donde era difícil que circulara un carro, siendo lo normal el transporte a lomos de animales.

Por esta red viaria principal se transportaban las mercancías hacia Cádiz para su embarque a América, o se llevaba la mercancía americana a la corte de Madrid. Así como la producción agrícola andaluza, como el el aceite, a Castilla y otras regiones. Los carreteros tenían que pagar impuestos por pasar un puente (pontazgo) o cruzar un rio (barcaje), restos aún de los señoríos medievales. Un carretero con mercancías desde Cádiz a Madrid se veía obligado a pagar en 14 ocasiones.

En estos caminos se hacían con suerte 40 ó 50 kms. diarios, en los que había que incluir el problema de ventas y ventorrillos donde hospedarse. En el documento aparecen medio centenar de ventas: desde una venta cada 15 km en el camino entre Sevilla y Córdoba a prácticamente ninguna de Carmona a Los Palacios. Las ventas dejaban mucho que desear y algunas eran chozas donde el viajero dormía en el suelo.

.

Los caminos de Arahal

Arahal estaba dentro de esa red secundaria, entre nudos importantes, como Osuna y Carmona. Así la vemos citada en itinerarios que iban desde Carmona a Puerto Serrano, por ejemplo, o en los que partían desde Osuna.

Hay un párrafo dedicado exclusivamente al pueblo, titulado Desde Osuna a la villa de El Arahal, que reproduzco completo:

“Este camino tiene 7 leguas (3). Sigue desde Osuna hasta la villa (de Puebla) de Cazalla, como queda demostrado en el camino de Morón. Desde (Puebla) de Cazalla, sale el camino para El Arahal y continúa hasta un arroyo llamado Riofrío, que siempre tiene agua y tiene mal paso en todos tiempos. Sigue por un camino de encinal, de una legua, y baja por una cuesta a un arroyo que también tiene agua constante, continúa por tierras de labor con media legua y, en medio de él, hay un pozo, con cuya agua se riega una huerta que está a mano izquierda; luego se pasa un arroyo que lleva agua sólo en el invierno, sigue por un chaparral de encinas más de media legua, continúa por tierras de labor y olivares, hasta distancia de media legua de la villa de El Arahal, y prosigue hasta llegar a ella, en cuya entrada hay una ermita.”

Por desgracia, la descripción del itinerario del pueblo no es de las mejores del manuscrito, y no hace ninguna mención a sus características agrícolas o ciudadanas. El anónimo autor dedicó mucho detalle a otros pueblos y lugares, en especial a los de la serranía de Ronda, pero aquí fue menos pródigo. No existe tampoco un itinerario hasta Carmona.

Sí, en cambio, es citado el pueblo en el itinerario de Carmona a Puerto Serrano. En éste, después de tomar el camino de la Vega y cruzar el Camino Real que viene de Sevilla y va a Granada, dice: “a distancia de un tiro de bala hay un arroyo que se llama Malajuncia, no tiene puente y es muy peligroso, desde este a El Arahal hay una legua con algunos cortijos, se llega a la villa de El Arahal, se deja a la derecha y, siguiendo el camino hasta la de Morón, hay 3 leguas, todas de terreno llano poblado de olivares y viñas a una y otra mano…”

Por lo que hay que pensar en que los caminos de Arahal en 1744 serían los de las carreteras comarcales que hoy conocemos. Uno que iría a Carmona, otro a Morón, otro a Osuna, etc. Caminos o veredas donde era más fácil que pasara una mula que un carro, y con todas las interrupciones imaginables, desde la falta de puentes a los trechos embarrados e intransitables. No es de extrañar que los hombres de la Ilustración achacasen el retraso del país a las redes viarias (4).

.

El Itinerario Español, o Guía de Caminos de 1767

Para ilustrar las condiciones de viajes y caminos a los que se refiere el manuscrito de Domínguez Ortiz,  podemos acudir a una guía del siglo XVIII, que lleva por nombre “Itinerario español, o Guía de Caminos para ir desde Madrid à todas las Ciudades…” (5), donde aparece Arahal dos veces.

En la página 33 se inicia la descripción del itinerario Madrid-Málaga. Es importante ver como  aparece a la vista el “camino de herradura”, que no tiene nada que ver con el medio de transporte sino con el estado de la vía.

En la página 34 aparece Arahal en el trayecto hacia Cádiz, desde Lucena, con el número de leguas a la derecha.

En la página 101, vuelve a aparecer Arahal en el trayecto de Granada a Sevilla. Aquí es “camino de ruedas”, con la posibilidad del tránsito de carros, pero con numerosos inconvenientes, que se señalan en la guía, como el rio Aguadulce o el Corbones.

.

.

Notas

1.- Es el manuscrito nº 19.540 de la Biblioteca Nacional de España, que lleva el título inexacto de Descripción de Medina Sidonia, 1600, y que fue descubierto por Antonio Domínguez Ortiz, que le puso el título de Descripción de caminos y pueblos de Andalucía, que es su verdadero contenido.

2.- José Jurado Sánchez: Caminos y pueblos de Andalucía (s. XVIII). Editoriales Andaluzas Unidas. Colección Galaxia. Sevilla, 1989. El libro está prologado por Antonio Rodríguez Ortiz, que descubrió el valor del manuscrito en la BNE.

3.- La legua se puede calcular entre 4 y 7 kilómetros. Aquí serían unos 6 kms. La distancia de 7 leguas: 42 kms.

4.- En 1761 se decretó un programa radial, impulsado por Esquilache, entre Madrid y las ciudades más importantes: Cádiz, Barcelona, La Coruña, Valencia, etc. Pero fue insuficiente. La carretera de Madrid a Cádiz fue mejorada y se abrió el acceso de Despeñaperros, pero aún en el siglo XIX presentaba grandes problemas. Y lo peor es que fuera de estas redes radiales, no se hacía nada.

5.- El Itinerario español, o Guía de Caminos para ir desde Madrid à todas las Ciudades se puede encontrar completo en internet.

.

.

.

Arahal en mapas antiguos

septiembre 7, 2011

El nombre de Arahal aparece en la cartografía cuando se inician estudios geográficos detallados en España, es decir, en el siglo XVIII, la época en que se va normalizando la representación del territorio español en los mapas. A partir de esa época, éstos irían experimentando una serie de importantes innovaciones que irán avanzando en los siglos posteriores. De una toponimia imperfecta y curiosa iremos pasando a una imagen más exacta  de datos geográficos hasta llegar a nuestra época.

Aquí debajo hay una muestra de mapas donde aparece Arahal, ordenados cronológicamente, desde el más antiguo al más moderno, del s. XVIII al s. XX.

.

.

En este mapa del s. XVIII aparece el nombre del pueblo con nombre y artículo unidos: elarahal. En los mapas antiguos estas erratas eran habituales y, en este caso, indican que el nombre fue tomado de forma oral. Es un mapa francés publicado en Paris en 1751 y realizado por Robert de Vaugondy y su hijo, famosos cartógrafos franceses de esa época. Arahal aparece en la “Castille meridionale”, el sur de España según la antigua división de reinos. Se puede ver a la derecha de Arahal el límite con el reino de Granada.

Mapa: “Castille meridionale”. Autores: Gilles y Didier Robert de Vaugondy.

Año 1751. Ed. Boudet, Paris. Escala: 1:
1.320.000

.

.

Este mapa, también editado en Paris en el siglo XVIII, muestra el sur occidental de España y el sur de Portugal. Arahal aparece tambien con el nombre unido, pero la e del artículo ha sido sustituida por una f: Flrahal. Estos errores toponímicos habituales también se pueden apreciar en los pueblos de al lado: Dos Hermanos, Pruno, etc. Aquí, como en el mapa anterior, se puede ver la importancia del nombre de Osuna, con letra mayúscula, que en el siglo siguiente dejará de tener.

Mapa: “Portugal, Algarve meridionale”. Autores: Lattre & Delalain.

Año 1780. Ed. Boudet, Paris. Escala: 1:
1.220.000

.

.

En este mapa inglés de comienzos del siglo XIX ya podemos observar los cambios que trae la cartografía de la nueva centuria. Es un mapa realizado en 1810, es decir, de la España que encontraron las tropas napoleónicas en su invasión. La corrección geográfica de John Pinkerton se hace notar. El nombre de Arahal aparece bien escrito y aquí no lleva artículo. Aún no aparecen vías de comunicación, que sí veremos en el mapa siguiente, realizado veinte años después.

Mapa: “Spain and Portugal”. Autor: John Pinkerton.

Año: 1810. Londres, Longman, Hurst, Rees, Orme, and Brown. Escala: 1.920.000

.

.

En este mapa inglés de 1831 vemos una mayor perfección cartográfica. Si en los dos anteriores sólo encontrábamos los simples elementos geográficos, aquí hay ya vías de comunicación, las del trazado ferroviario. El nombre aparece sin artículo y está escrito correctamente. Los mapas de esta época aún poseen la división en reinos, pues la división territorial en regiones y provincias se produciría en 1833 con la regencia de Maria Cristina.  Arahal aparece junto al río Guadaira y dentro de la línea ferroviaria. Aparecen caminos trazados desde Sevilla a Utrera y de Sevilla a Ecija, que no afectan a Arahal.

Mapa: Spain. España III.  Autor: Society for the Diffusion of Useful Knowledge (Great Britain)


Año: 1831. Londres, Chapman and Hall. Escala: 1: 1.800.000

.

..

.

Este mapa alemán de finales del s XIX, realizado por  Justus Perthes, un prestigioso editor de atlas y guías cartográficas usadas por miles de viajeros, nos muestra ya la red de comunicaciones incluida en la topografía arahalense. Una línea de puntos representa la vía ferroviaria de Utrera a Osuna, ya señalada en el mapa inglés de  1831. Al ser una guía de viajes, se entiende que el nombre de Arahal esté escrito en negritas, a diferencia de otros pueblos por donde no pasaba el tren.

Mapa: “Spanien und Portugal”. Autor: Justus Perthes.

Año: 1875. Escala: 1:1.500.000

.

.

Por último, un mapa de comienzos del siglo XX, editado por el Touring Club Italiano. Realizado en 1929, se puede decir que tiene todas las características del mapa moderno, con una descripción cartográfica completa y correcta. Curiosamente, el nombre del pueblo vuelve a llevar el artículo (en minúscula) y está escrito en cursiva para diferenciarlo de pueblos más grandes, como Marchena o Morón. Las vías de comunicación se señalan en rojo y pertenecen al ferrocarril.

Mapa: “Spagna, Portogallo sud”. Autor: Touring Club Italiano

Año: 1929. Editado en Milán. Escala:1: 1.500.000

.

.

.

Todos los mapas utilizados en esta entrada pertenecen a la web de David Rumsey (Map Collection Database)

.

.

.