Archive for the 'CAMPO DE ARAHAL' Category

Arahal en el Congreso Oleicultura de 1926

diciembre 7, 2019

.

En 1926 se celebró un Congreso de Oleicultura en Sevilla. Arahal participó con un stand, presentando sus aceites y productos agrícolas. La revista Producción informó gráficamente del acontecimiento. Aquí dejamos dicha información.

El stand de Arahal era un gran expositor de madera adosado a la pared, en la que se leía el rótulo del nombre del pueblo. En seis anaqueles se exponían los diferentes aceites de molinos arahalenses, que iban acompañados de fotos enmarcadas del Arahal aceitero.

En la página de la revista Producción, junto con la fotografía del stand, aparece un listado de productores de Arahal bajo el título de La industria del aceite de Arahal.

Este es el texto completo que aparece en el artículo de la revista:

La hermosa ciudad de Arahal, de la provincia de Sevilla, ha tenido su representación en la Exposición de Oleicultura. acudiendo mancomunadamente los principales oleicultores y fabricantes de aceites finos, cuyos nombres nos complacemos en consignar.

D. Javier Torres.
D. José Zayas y Caro.
Sres. Hijos de Ignacio Oliva.
D. José Benjumea y Zayas.
D. Fernando Soriano.
D. Javier Guajardo Fajardo.
‘“La Compañía”.
D. Romualdo Arias de Reina.
D. Antonio Campos.
D. Fernando Romero.
D. Manuel Flores.
D. Fernando Jiménez.
D. José Manuel Sánchez.
Doña Carmen Quintano.
D. Rafael Arias de Reina.
D. Manuel Lobato.
Doña Ana Jiménez.
D. Antonio Brenes.
D. José Jiménez.
D. Trinidad Vega.
D. Antonio Humanes.

No tenemos para qué hacer elogios de los aceites que en esta ciudad se fabrican, cuando son solicitadísimos por los extranjeros.

Esta instalación ha sido una de las más sencillas y elegantes y de las más visitadas por los congresistas.

.

En otras páginas aparece un reportaje gráfico con escenas de cogida en el campo y de molinos aceiteros. Las fotografías agrandadas pertenecen a Arahal.

.

Aquí abajo la revista Producción, en la que aparece el reportaje del Congreso de Oleicultura. Editada durante la Dictadura de Primo de Rivera, en 1924, con el escudo monárquico en su cubierta. Era una publicación dedicada a la industria agrícola y ganadera. Estaba dirigida por José Maria de Soroa.

.

.

Molinos y prensas de aceite

septiembre 18, 2019

Un anuncio publicado en un periódico de 1882 (1) divulgando una prensa de aceitunas para la obtención del aceite de oliva. Se anuncia como un nuevo tipo de prensa y se invita a visitar instalaciones que la utilizan para que pueda apreciarse en directo su modo de funcionamiento. Entre los lugares que se dice pueden verse estas prensas, uno de ellos es Arahal, en el molino de D. Manuel Reina Zaya (2)

La elaboración de un producto tan vital para la sociedad como el aceite de oliva, necesitaba de almazaras y molinos (del árabe al-ma’sara, exprimir, extraer). Y éstos de prensas. Esta prensa que se anuncia a finales del s XIX, tenía el mismo sistema que las prensas antiguas, obteniéndose el líquido de la pulpa mediante presión y envolviéndola en capazos circulares de esparto. El proceso básico de la aceituna en el molino comenzaba con el molido (preparación de la pasta), el prensado (separación de la parte líquida) y, por último, el trasvasado y decantado (separación del aceite del agua).

.

De la “revolucionaria” prensa del anuncio del siglo XIX, recorremos otros  modelos y anuncios hasta llegar a mediados del siglo XX.

Primero, viendo una lámina procedente del Espasa de 1924. (Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana) donde encontramos varios modelos mécanicos muy distintos ya del que tenía Reina Zaya en Arahal.

Un anuncio de una prensa de aceite fabricada en Alicante por Tomás Aznar e Hijos (Venta de Prensas Hidraúlicas). Años 20.

Dos filtros de esparto para prensa de aceite limpios, no usados.

Unas modernas prensas de aceite de los años 60 fabricadas en Italia por Rapanelli (Foligno).

.

Ver:

1.- Diario de Córdoba de comercio, industria, administración, noticias y avisos. 1881 – El Diario de Córdoba fue el periódico por antonomasia de la ciudad de Córdoba en la segunda mitad del siglo XIX y la primera del siglo XX. Fundado en 1849, se mantuvo activo durante 89 años, hasta que las circunstancias de la Guerra Civil propiciaron su cierre definitivo en 1938.

2.- La prensa de M. Reina es el modelo simple, no la alternativa.

.

.

.

 

 

Cortijos y anuncios por palabras

julio 18, 2019

Hacia 1900 unos anuncios de venta de cortijos se sucedieron en un periódico de Madrid. Publicados por Obligacionistas de Osuna convocaban la venta de bienes de la Casa Ducal. Había comenzado ya en 1896 con el palacio (palacio y jardines titulados de Osuna), para continuar con propiedades rurales de varios pueblos, entre los que se encontraban fincas de Arahal.

En 1900 apareció la subasta de los cortijos Majalobrique, Catalavaca y Abierta. Continuó en 1901 con la del cortijo Bollullos. En 1902, los cortijos Butrero, Pilar Chico y Pozo Moreno. Más tarde sería la subasta de los cortijos Perafán, Montefrange e Hileruela. En 1905, fanegas del cortijo Cabeza de Lobo. Y, por último, una casa en la calle Corredera.

.

1.- Cortijos Majalobrique, Catalavaca y Abierta

.

2.- Cortijo Bollullos

.

3.- Cortijos Butrero, Pilar Chico y Pozo Moreno

.

4.- Cortijo Perafán

.

5.- Cortijo Montefrange

.

6.- Cortijo Hileruela

.

7.- Cortijo Cabeza de Lobo

 

.

8.- Casa en la calle Corredera

 

.

Estas ventas son consecuencia de la ruina de la Casa Ducal, que se precipitó definitivamente en el siglo XIX. Se había tratado de frenarla, incluso en 1862 se elaboró un presupuesto para controlar las deudas, lo que no evitó el elevado endeudamiento. Y esto a pesar que el Duque encargó de la gestión económica de la Casa Ducal a personajes de la época, como Juan Bravo Murillo, que fueron dimitiendo de la tarea sin solución.

En 1844 habia muerto el XI Duque de Osuna (Pedro de Alcántara Téllez-Girón y Beaufort Spontin) y la Casa pasó a su hermano Mariano (Mariano Téllez-Girón y Beaufort Spontin), XII Duque de Osuna, que murió en 1882 sin herederos directos, dejando la casa ducal endeudada, de tal manera que sus bienes tuvieron que venderse en pública subasta en 1896. A este desenlace corresponden estos anuncios por palabras de los Obligacionistas (1) (2) (3)

Mariano Téllez-Girón y Beaufort Spontin. XII Duque de Osuna. (1857)

.

Anuncio de 1896 informando de la subasta del palacio y jardines de Osuna : “esta finca consta de palacio, cocheras, cuadras y demás servicios, conteniendo 391.860 pies cuadrados, de los cuales 81.100 están edificados y 310.760 de jardines. Está dotada de 23 reales, fontaneros de agua de Lozoya y un real del arroyo bajo de Abroñigal…”

.

Obligacionistas de Osuna

Los obligacionistas, como poseedores los instrumentos de deuda de la Casa de Osuna, se incautan de las posesiones de la casa ducal (“…la incautación ha de comprender el precio del palacio del Infantado, de la biblioteca y de los demás bienes enajenados, cuyo importe no esté totalmente satisfecho.”) Entre estos bienes están los cortijos que se citan en los anuncios de arriba. (Nota de prensa de 1894)

[ Obligacionista: persona o entidad que compra una obligación, es decir, que presta dinero y, a cambio, obtiene una obligación que pasa a incrementar su patrimonio y que lleva consigo unos derechos sobre la empresa emisora del empréstito]

.

1.- La ruina de la Casa de Osuna en el siglo XIX (Blog de Paloma Torrijos)

2.- Duque de Osuna (De un olivo a otro)

3.- Arahal contra la Casa de Osuna. 1842 (De un olivo a otro)

.

.

.

El campo de Arahal en 1930

agosto 8, 2017

Un artículo escrito desde Arahal en noviembre de 1930 y firmado por Miguel Mengibar nos describe la situación dramática del campo andaluz en general y del de Arahal en particular. Este artículo tiene el interés de estar redactado en terreno arahalense. Mengibar escribe sobre el ambiente rural: En el pueblo de Arahal, mi residencia… Y firma como espectador de un drama: En el momento en que escribo estas líneas la plaza del pueblo es un hormiguero de seres humanos… El articulo aparece en un órgano republicano de prestigio, un medio aceptado por parte de la clase obrera. Pero lo que describe Mengibar, por mucha tendencia partidista que contenga, es un panorma desolador.

.

color

Heraldo de Madrid.  12 de Noviembre de 1930

Vida Española

LA REALIDAD DE LA VIDA OBRERA RURAL
Los obreros de los grandes centros fabriles, los que constantemente piden mejoras en sus salarios y consiguen que éstos lleguen a ser capaces para sostener sus obligaciones con más o menos equilibrio, pueden oonsidenarse burgueses al lado de la gran masa obrera del campo. No es extraño que promuevan huelgas y que tengan sus rebeldías por el afán continuo de mejoras. Es, simplemente, humano en los tiempos en que todo está encarecido y la vida cada vez más difícil. Pero si tendemos nuestra mirada por estos campos de Andalucía; si observamos el viivir de estos míseros obreros, probablemente sus mismos compañeros de otros oficios sentirán conmiseración por ellos y se considerarán felices a su lado.

Empiezan a saltar chispazos en algunas localidades, como Marchena, Algodonales, Aguadulce, etc., donde elementos más o menos capacitados para ello se han puesto al frente de la colectividad, pidiendo, no aumento en jomales, no mejoras en sus haberes, sino trabajo, sea como fuere, porque tienen hambre…

frase 1 copia

En el pueblo de Arahal, mi residencia, se presenta en los momentos actuales una de las crisis más graves por que ha atravesado el obrerismo, y como éste casi pueden citarse los demás pueblos de la provincia de Sevilla. La cosecha de aceituna es nula, hasta el extremo de que más de cuarenta fábricas que existen en la localidad y que daban trabajo a seiscientos obreros han quedado hoy reducidas a una, que no es de un cosechero, sino do un industrial. Hasta mayo, probablemente, en el campo, si el año se presenta bien, no habrá trabajo, y mientras tanto miles y miles de obreros piden pacíficamente un socorro que llevar a su familia, y dígo socorro porque esto es lo que se les dará, porque al no tener los patronos donde ocuparlos se hace un reparto de estos obreros con arreglo al capital de cada cual, y en vez de ser el jornal ordinario el que se abone cobran con un gran quebranto, ya que casi de caridad los recogen.

Los patronos están agobiados de tributos y gabelas, hasta el punto de que muchas fincas pagan más contribución actualmente que daban de renta años atrás. Además, el campo no es ninguna industria que renta un tanto por ciento respetable, y sí está expuesto siempre a loe accidentes atmosféricos.

Son muy raros los patronos que no están empeñados en loa Bancos o tienen hipotecadas sus fincas, marchando, por tanto, con gran agobio y no permitiéndoles su penuria atender su labor con todos los detalles para obtener el máximo de producto y economía.

Salvo algunos propietarios que viven desahogadamente, la mayoría, si poseen propiedades, son gravadas, y si son arrendatarios no pueden atender sus compromisos.

Lo que da idea exacta de la crisis es que el número de fincas en venta es considerable, hasta el extremo de hacer exclamar a un rico nuevo a quien fueron a proponerle un cortijo:

—iEste es mi último precio, ya que toda la provincia se vende!…

frase 2 copia

En el momento en que escribo estas líneas la plaza del pueblo es un hormiguero de seres humanos, que se estrechan y empujan para penetrar en el Ayuntamiento, donde se trabaja febrilmente para dar sus boletos a unos dos mil quinientos obreros.

No murmuran, no maldicen, están callados y ansiosos de saber con quién se les destina para prestar su trabajo; pero aunque todos los patronos los reciben oordialmente, no falta quien se señale, bien por avaricia, por falta de caridiad o porque no pueda, y entonces vuelven, mustios y con fuego en su alma, en busca de nuevo destino.

Prevenir los acontecimientos es obra de todo buen goberaante; y esto, que en apariencia es un síntoma al que se presta poca atención, debe preocupar al Gobierno, buscando una solución, que yo no soy el llamado a proponer, y que no sea de momento, sino para el porvenir, protegiendo a. estos obreros y ayudando a los patronos para fomentar la agricultura, principal riqueza de nuestra nación.

MIGUEL MENGIBAR
Arahal, 10 de noviembre de 1930.

 

mengibar1

mengibar2

mengibar3

Lectura del artículo original de Mengibar, tal como apareció en El Heraldo.
.

.

El Heraldo de Madrid fue una publicación vespertina nacida a mediados del siglo XIX que pasó por varios periodos y tendencias. Fue un gran diario de información general, siendo durante el primer tercio del siglo veinte uno de los de mayor tirada y más populares con gran aceptación por parte de la clase obrera, que dió amplio despliegue a las noticias de sucesos, pero también a las de carácter social y político.

heraldo

En 1927 se declarará abiertamente republicano. En 1924 se había incorporado a su redacción César González Ruano (1903-1965). Manuel Chaves Nogales (1897-1944) será su redactor-jefe y entre sus redactores estará Manuel Bueno (1874-1936) y el crítico literario Miguel Pérez Ferrero (1905-1978).

Durante la II República será uno de los principales defensores de los partidos republicanos de izquierda y el rotativo vespertino de mayor tirada. Al finalizar la guerra civil, varios de sus redactores serán encarcelados y condenados a muerte y de sus talleres incautados nacerá el diario Madrid (1939-1971).

.

.

.

Variedades de antaño

marzo 16, 2017

Merece la pena conocer un estudio de los años 30 sobre las variedades del olivo en España, editado por la Dirección General de Agricultura de la República (1), en el que se muestan las regiones de su cultivo y las especialidades existentes entonces. Es uno de los primeros estudios serios sobre la agricultura del olivar y sus frutos. Su autor trató de poner orden y establecer la compleja variedad de la aceituna en el territorio español. De él salen seis regiones olivareras principales, entre las que destaca Andalucía, seguida de otras cinco (Extremadura, Central, Aragón-Rioja-Navarra, Levante y Cataluña).

En la región andaluza la primera variedad es la Manzanilla (Olea Europea Pomiformis), que estudia en varios apartados: su descripción botánica y sus caracteres culturales, industriales o comerciales. Después de la Manzanilla destaca la Gordal (Olea Europea Regalis), junto con otras variedades del complejo entramado del agro andaluz y otras regiones. El estudio se completa con numerosas láminas fotográficas en blanco y negro donde se describen pormenorizadas cada variedad, con secciones del fruto, huesos, hojas, etc. y la localidad de donde ha sido tomada la muestra.

He seleccionado algunas de estas láminas -en especial las andaluzas- para recordar aquellos cultivos que pronto cumplirán un siglo, seguramente frutos de muchos olivos que todavía hoy existen en la campiña.

.

l-1
1 Manzanilla común (Jaén)
2 Manzanilla blanca (Dos Hermanas)
3 Manzanilla prieta (Córdoba)
4 Perillo (Jaén)

.

l-2
1 Gordal sevillana (Carmona)
2 Gordal sevillana (El Aljarafe)

.

l-3
1 Sevillana de Jaén
2 Formas abellotada y acorazonada de la Regalis (Gordal)
3 Ramo de ocal (Córdoba)
4 Ascolano

.

l-4
1 Picuda de Gilena
2 Picuda de Martos

.

l-5

Picudo alargado de Jaén

.

l-6
1 Racimal (provincia de Jaén)
2 Vidueño chico o Racimal (Huévar, Sevilla)

.

l-7
Ecijano de Córdoba

.

l-8
Nevadillo blanco (Córdoba)

.

l-9
1 Tempranillo de Lucena
2 Tempranillo de Córdoba

 

_______

………..

libro

libro2

1.- Las variedades del olivo generalizadas en España por J. Manuel Priego, Ingeniero Agrónomo. Dirección General de Agricultura. Instituto de Investigaciones Agrícolas. Madrid, circa 1932. 51 páginas y láminas fotográficas.

Libro publicado por el Ministerio de Agricultura de la 2ª República.

.

.

.

Una huelga ejemplar

diciembre 8, 2016

Con motivo de una huelga de jornaleros agrícolas en Arahal en junio de 1914 apareció un artículo en El Heraldo de Madrid (1) escrito por Cristobal de Castro (2)

1 ilustracion huelga1 copia
.
Es interesante el autor del artículo, un periodista y escritor que desarrolló su actividad en la 1ª mitad del siglo XX. Dedicado a la creación literaria (poesía, novela y teatro), también realizó ensayos de periodismo, como éste de la huelga de Arahal, que apareció en uno de los medios en los que colaboraba, El Heraldo de Madrid, junto con La Época y el ABC.

Aunque cordobés de nacimiento, su vida se desarrolló casi por completo en Madrid, donde se integró en la vida cultural de la urbe. El tema de Arahal lo tuvo que recoger de forma indirecta, sirviéndose de él para escribir un artículo de opinión sobre los problemas agrarios de Andalucía. Así, en la lectura de La huelga campesina podemos apreciar momentos de estilo de escritor de calidad, muy lejos de la rutina de la columna habitual de los periódicos.

.
C de Castro inicia el artículo presentando la huelga de Arahal como ejemplar: por primera vez, una huelga sin violencias, dentro de la ley . Y sobre los huelguistas: no gritan contra los patronos, huyen de la taberna, se reúnen en el local social, discuten con serenas energías… Esta huelga “modélica” sirve al articulista para reflexionar sobre las condiciones del trabajo agrícola y la vida del jornalero, así como sobre el sentido y derecho de su protesta.

Sobre las condiciones de trabajo Castro intenta sensiblizar al lector del trabajo del jornalero, su dureza diaria: trabajar en el invierno, bajo la lluvia, entre las charcas… o en el verano, bajo la solanera asfixiante, empuñando la hoz, el bieldo, el “cabo” de la trilla, encorvado o sentado o en pie -pero, de cualquier modo, sin moverse apenas-; empapado en sudor… Y sobre los sueldos del campo: ¿Y por cuánto trabaja así? Por diez reales, por dos pesetas, por siete reales, hasta por seis reales.

Y sobre el futuro de la huelga en el campo, tal como se muestra en Arahal: …los obreros agrícolas tenían que seguir tragando quina, sin organizarse ni cosa que le valiera, es esta huelga agrícola del Arahal, cuyos promotores, en cuestión de un mes, han aumentado desde 80 á 800.

 

Artículo completo reproducido aquí debajo:

1 imagen

2 imagen

3 imagen

4 imagen
.

.
.

Notas

00 portada Heraldo

1.- En este periódico aparecieron noticias sobre Arahal de cierta extensión que hacen pensar en un corresponsal o persona que enviara colaboración próxima al pueblo.

El Heraldo de Madrid fue una publicación vespertina nacida a mediados del siglo XIX que pasó por varios periodos y tendencias. Fue un gran diario de información general, siendo durante el primer tercio del siglo veinte uno de los de mayor tirada y más populares con gran aceptación por parte de la clase obrera, que dió amplio despliegue a las noticias de sucesos, pero también a las de carácter social y político.

En 1927 se declarará abiertamente republicano. En 1924 se había incorporado a su redacción César González Ruano (1903-1965). Manuel Chaves Nogales (1897-1944) será su redactor-jefe y entre sus redactores estará Manuel Bueno (1874-1936) y el crítico literario Miguel Pérez Ferrero (1905-1978).

Durante la II República será uno de los principales defensores de los partidos republicanos de izquierda y el rotativo vespertino de mayor tirada. Al finalizar la guerra civil, varios de sus redactores serán encarcelados y condenados a muerte y de sus talleres incautados nacerá el diario Madrid (1939-1971).

.
2.- Cristobal de Castro (Iznájar, provincia de Córdoba, 22 de noviembre de 1874 – Madrid, 31 de diciembre de 1953), fue un escritor español que desarrolló su actividad durante la primera mitad del siglo XX.

.

 

.

 

.