Archive for the 'HISTORIA DE ARAHAL' Category

Arahal en un itinerario militar de 1860

abril 2, 2020

.

Encontramos a Arahal en un itinerario militar de Andalucía de 1860. Este itinerario, llamado “Sancha-Rozas” por el nombre de sus autores, recorre completamente todo el territorio andaluz, dejando detalles muy curiosos de pueblos y localidades, que por su interés estratégico anotaban los militares.

El plano dedicado a Arahal nos muestra al pueblo en un cruce de caminos que parten a localidades vecinas: dos caminos a Osuna (4 leguas); otros dos a Morón; dos a Paradas (2 leguas); un camino a Marchena (3 leguas). Además de los llamados caminos “de las labores”, que indican las salidas al campo y las tareas agrícolas. Se señala el cementerio, que queda en las afueras del pueblo, con un perímetro urbano de Arahal propio del XIX. Los militares señalan lugares de importancia toponímica: el Caserío del Vizcaino y La Quinta, camino de Mairena (4 leguas). (1)

Este Itinerario Topográfico de Andalucía se publicó en Madrid por el coronel de caballería S. Sancha y el teniente coronel, también de caballería, J. Rozas y Campuzano. Tiene formato de guía de bolsillo para ser manejado en campaña, contiene numerosos planos de recorridos, con soluciones y aclaraciones para el manejo de la tropa. Hay una hoja dedicada al plano de Arahal y su contorno.

.

1.- “El Cuerpo de Estado Mayor tuvo encomendado, desde su creación en 1810, las siguientes tareas: el levantamiento de planos de campos de batalla, zonas fortificadas y fronteras; la formación de itinerarios descriptivos de los principales caminos adecuados para la marcha de las tropas; itinerarios estudiados para obtener un previo conocimiento del terreno y los medios de subsistencia que pudiera facilitar el mismo. El contenido de estos itinerarios comprendía los nombres de las localidades, parajes y puntos notables que atravesaba la ruta; el número de vecinos de los pueblos (para calcular la capacidad de alojamiento); las distancias, expresadas en minutos de marcha regular a pie; los rumbos de las principales alineaciones, y una descripción detallada del camino, así como de los medios de todas las clases que podían hallarse en el recorrido, especialmente agua, carros, acémilas, piensos, alojamiento y cualesquiera otros apropiados para satisfacer las necesidades militares. Dichos itinerarios se iniciaron durante la Guerra de la Independencia y se continuaron después, tanto en tiempo de paz como de guerra, en la Península y territorios de Ultramar. Para perfeccionarlos se dieron oportunas instrucciones en el año 1847, determinando que al mismo tiempo de estudiar el itinerario se levantaran simultáneamente el plano topográfico de la ruta y sus aledaños, lo que se hizo, en general, a la escala de 1:20.000, con representación del relieve por curvas de nivel.

Se comprenderá la importancia que alcanzarían tales trabajos en una época en la que no existía aún mapa alguno de España que mereciese mediana confianza, pues precisamente hasta ese año de 1847 no aparece la primera hoja del Atlas de Coello, y del mismo tiempo, dos años antes, data la Carta Geométrica de Galicia, por D. Domingo Fontán, a escalas diez y cinco veces menores, respectivamente, de la de los itinerarios gráficos. Éstos se utilizaron más adelante para la formación del Mapa itinerario Militar de España al medio millón, por el Depósito de la Guerra, en 1865, mientras que en 1867 se publicaba un Itinerario Descriptivo Militar de España en ocho tomos, comprendiendo 1.200 itinerarios y 70.300 kilómetros de recorrido”. (Centro Geográfico del Ejército, Archivo Cartográfico)

.

Bibliografía: Itinerarios Topográficos de las Comunicaciones de la Cap. General de Andalucía. Escrito por los Coroneles Sancha y Rozas. Editado por El Zaragozano. Encuadernación en tela editorial. 16×9 cms con 92 páginas, 1 plano desplegable y 67 láminas a toda página.

Imágenes. Arriba: Soldado de Infantería. 1860. (artemilitarynaval.es). Debajo: Regimiento de Infantería: Oficial, granadero y fusilero. años 60. 

.

.

2 cántaros de agua para Zaragoza

marzo 9, 2020

Parece sorprendente el envío de cántaros de agua desde Arahal a Zaragoza en aquella época de difíciles caminos y diligencias. Agua para beber, de efectos medicinales. Uno de los cántaros se rompió antes de llegar.

Es el agua de La Lapa, que a mediados del siglo XIX se descubre como curativa de piedras del riñón. La noticia se difunde, la prensa la recoge, y los pacientes lejanos que no pueden desplazarse hasta el pozo de Arahal, tienen que conformarse con que les envíen el agua. Esa es la historia que cuenta La Nación en junio de 1864.

D. Lorenzo Martínez del Arahal es el propagador de los beneficios del agua y el que envía los cántaros.

.

La Nación. 4/6/1864

“En el término de la villa del Arahal, en la provincia de Sevilla, y como á media legua de dicha población, existe un pozo de agua potable, en la hacienda llamada de La Lapa, que tiene la especial virtud de curar radicalmente el mal de piedra en el poco tiempo que se usa, como le ha acontecido á D. Lorenzo Martínez y Galán, que sufriendo hace años, en breves días de beberla ha logrado su completa curación, así como las de otras personas que por su noticia la han usado.

De este mismo bien se ha utilizado D. Juan Mazo, secretario del ayuntamiento de Cosuenda, provincia de Zaragoza, que al saber por un comandante retirado de aquella población los prodigios del agua, pudo conseguir que D. Lorenzo Martínez, no sólo le diese instrucciones sobre el particular y sus maravillosos efectos, sino que por conducto de las diligencias de esta capital le remesase (sic) dos cántaros bien acondicionados de dicha agua, y aunque a su destino no llegó más que uno, por haberse roto el otro en Despeñaperros, ha bastado tan corta cantidad de agua para convencer que son instantáneos y prodigiosos sus efectos en la curación del mal a que se aplica, como se demuestra en la carta que tenemos a la vista, fechada en Cosuenda en 16 del actual, en que, entre otras cosas, le manifiesta el secretario de aquella villa a D. Lorenzo Martinez, del Arahal, que el 8 había empezado a tomar el agua, haciéndolo un vaso en ayunas, otro con el chocolate y otro al oscurecer, y que en el primer dia se sintió con incomodidad al vacío ó hígado y riñones, resultando haber expelido algunas arenas; pero en el segundo día fue una cosa prodigiosa, al ver que salieron con abundancia, algunas partículas como trocitos de papel mojado.

Manifiesta también que ha seguido tomándola hasta dicha fecha con el mismo sistema, y aunque no expelía las arenas en la misma abundancia, sin embargo iban saliendo y se sentía bien, causándole pena la falta de agua, pues abrigaba el convencimiento que ésta le ha de salvar, y que de seguro, al haber llegado los dos cántaros, creía hubiera asegurado el alivio, si no la curación, por algún tiempo; por lo que le recomendaba se ocupase en ver los medios de que se había de valer para hacerle más remesa del agua, sín la contingencia de la anterior, por si le era imposible trasladarse por sus ocupaciones al Arahal para tomarla en su origen.

Y como deseamos el bien de los que puedan padecer el mal de piedra, nos apresuramos a darle publicidad, en bien del público, y para complacer los filantrópicos deseos de nuestro amigo el D . Lorenzo Martínez”.

.

.

La Nación 15/9/1864

“Hace algún tiempo que en El Porvenir, periódico sevillano, se habló de una fuente que existe en el Arahal, cuya agua, según decían, había dado muy buenos resultados en la curación del mal de piedra. Son ya varías las personas que han obtenido alivio y hasta curación completa con la referida agua, y como creemos de gran interés lodo cuando puede producir algún alivio á la humanidad doliente, copiamos hoy del periódico indicado lo que publica sobre este asunto, seguros de que lo leerán con gusto nuestros abonados:

He aquí como se expresa El Porvenir:

“Nuestro amigo D. Lorenzo Martínez con fecha 7 del actual nos escribe de dicha villa, acompañándonos la carta que ha recibido de Cosuenda, provincia de Zaragoza, de D. Juan Marco, a quien le ha hecho dos remesas de la mencionada agua, expresándose sobre los maravillosos efectos que causa, en los términos siguientes:

“Cosuenda 3 de Setiembre de 1864.—Mi querido amigo y compañero D. Lorenzo: El agua Santa de La Lapa es preciso ya que ocupe en medicina el lugar que los hechos demuestran, y no temo en afirmar que es el litontrítico mas eficaz y heroico que se conoce.

Consultado por varias personas y cediendo gustoso a mis deseos de humanidad, he cedido dei agua que V. me mandó últimamente, sobre una arroba escasa a D. Lorenzo Cister, vecino de Sástago, y sobre arroba y media a D. Pedro Pablo Candado, rector párroco de Murero.

Justo es que yo me ocupe de los resultados que les ha producido, en bien de la humanidad, y para probar al mundo incrédulo las virtudes medicinales ya indisputables del agua de la Lapa, insertando lo que los mismos sujetos me dicen.”

“Sástago 31 de Agosto de 1864.—Apreciable amigo don Juan: Con la alegría que puede V. figurarse, he tomado la pluma para decirle los buenos efectos que me ha producido el agua: cl 4 de Julio empecé á tomarla, y el 3 desapareció el dolor, quedándome un ardor mas suave que otras veces, y el 9 por la larde me noté, estando paseando, una revolución muy grande, pero me duró poco rato, y al ir á orinar, noté que me salió bastante sangre coagulada con un cálculo del tamaño de una cabeza de alfiler grande, quedándome muy descansado, y Continué echando por algún tiempo arenillas, y por fin, desapareció completamente el dolor, sin que lo haya vuelto a sentir hasta hoy, cuando estaba padeciendo dolores insufribles con mucha frecuencia.—No me ocurre más por hoy, sino que le doy un millón de gracias por haberme cedido tan celestial agua, etc.”

“Murero 29 de Agosto de1864.—Dice, entré otras cosas, que en los diez ó doce días que tomó el agua, no experimentó ningún alivio; pero así que añadió un vaso más al chocolate de la tarde, sobre tomar uno еn ayunas, otro al chocolate de la mañana, experimentó un grande alivio, y que ahora que se le ha concluido el agua, no sabe lo que será de él, y concluye rogándome le proporcione tres cantaras de dos arrobas.

Para satisfacer, pues, los deseos del expresado señor rector, espero tendrá la bondad de remesarme el agua de La Lapa, que el mismo señor desea, por el mismo conducto qué’sé há servido hacerme las anteriores remesas; me encarga mucho dicho señor rector que sea cuanto antes, porque abriga la confianza de que el agua le ha de dar la vida, y cuente V. que pasa el pobrecito de sesenta y cuatro años.

Dispense V. tantas molestias; pero no tenemos ya más remedio que ayudar a nuestros semejantes, y disponga a su arbitrio del que se repite suyo atento afectísimo amigo y compañero Q. B. S. M.—Juan Marcos.»

“El mismo D. Lorenzo Martínez nos ruega publiquemos el análisis que se ha hecho de la mencionada agua, para que los que estén á larga distancia, y carezcan de recurso para proporcionársela del pozo que la produce, hagan la composición y tengan un remedio eficaz a que acudir en el mal de piedra, pues aunque no sea la compuesta tan pronta y eficaz, siempre deberá surtir efecto máxime si se usa con constancia.

Analizada el agua de La Lapa resultó contener el volumen examinado:

Doscientas siete milésimas partes de carbonato de cal.

Setenta y dos milésimas de carbonal de magnesia.

Ciento cuatro milésimas dé cloruro de magnesia.

Y trescientos setenta y seis milésimas de cloruro de sodio.

Y además indicios de materias orgánicas inapreciables.”

.

.

.

.

Bibliografía

La Nación (Madrid. 1849 – 1873), con el subtítulo de “periódico progresista constitucional”. Hemeroteca Nacional. Madrid.

.

.

.

 

Federalismo en Arahal (1903-05)

febrero 8, 2020

 

En un número de prensa republicana, El Nuevo Régimen (7 de noviembre de 1903), encontramos la formación del Partido Federal de Arahal. Este periódico daba la composición y el nombre de sus miembros, a la vez que los de los partidos de Alcalá de Guadaira y de Paradas. El Nuevo Régimen era el órgano del Partido Republicano Federal, creado por Pi y Margall. (1)

En otros números de El Nuevo Régimen aparecen noticias relacionadas con el federalismo arahalense de aquella época, como la celebración de la proclamación de la 1ª República en el pueblo.

Estos eran los componentes republicanos y federalistas de Arahal:

Comité Federal Municipal de Arahal

Presidentes honorarios: D. Eduardo Benot y D. Antonio Pedregal.

Presidente efectivo: D. José Caballero Bohórquez.

Vicepresidente: D. Fernando García Serrano.

Secretarios: D. Antonio García Pedregal y D. Juan Fernández González.

Vocales: D. Pablo Fernández Martín, D. Francisco Montero Humanes y D. Manuel Ojeda Galiano.

.

Esta noticia del federalismo arahalense corresponde ya a los últimos momentos del Partido, que terminaría su andadura como tal en 1910. En épocas anteriores, el arranque del federalismo español estuvo representado por Francesc Pi i Margall (1824-1901). Fundador y líder del Partido Federal, diputado, ministro y presidente de la Primera República Española, fue un propagador incansable de la causa federal republicana. El Partido fue creado nada más triunfar la Revolución de septiembre de 1868, extendiendo su influencia en Cataluña y Andalucía. (2)

Manifiesto y Programa del Partido Republicano Federal, con el retrato de Pi y Margall.

.

Al año siguiente, en febrero de 1904, el semanario anunció la creación del Centro Social del Partido Republicano en Arahal : “Nuestros correligionarios de Arahal (Sevilla) han celebrado el día 14 del corriente el 31 aniversario de la proclamación de la República, inaugurando el Centro Federal de dicha ciudad.

Dirigieron la palabra a la numerosa concurrencia de federales que asistió a este acto, los señores D. José Infante, de Utrera, y D. Antonio Pedregal Guerrero, que presidía.

En el mismo local ha quedado establecida una escuela de instrucción primaria para los socios y sus hijos, y en breve se celebrarán conferencias nocturnas para la instrucción de los socios”.

 

El Comité Municipal del Partido Federal en 1905 era el siguiente: Presiente honorario, Eduardo Benot; Presidente, José Caballero Bohórques; Vicepresidente, Fernando García Serrano; Secretarios, Antonio García Pedregal y Juan Fernández González; Vocales, Pablo Fernández Segura, Francisco Montero Humanes y Manuel Ojeda Galiano; Representantes en el Comité Provincial, Fernando García Serrano y Francisco Zamora Guerrero.

Esta es la última noticia sobre Arahal que aparece en la prensa de El Nuevo Régimen. A partir de abril 1912 la publicación había ido decayendo, apareciendo primero de forma decenal, y terminando por cerrar definitivamente en 1930.

.

 

.

Notas

1.- El Nuevo Régimen. Fundado y dirigido por Francisco Pi y Margall (1824-1901), el máximo exponente del federalismo español, como órgano del Consejo Federal del Partido Republicano Federal, que había reorganizado en 1880, y del que era su máximo dirigente. A este “semanario federal” Pi y Margall le dedicará los últimos años de su vida política, periodística y literaria y, como casi su único redactor, en el plasmará su testamento ideológico. Comienza a publicarlo diez años antes de su fallecimiento, el diecisiete de enero de 1891, y su primer artículo sirve para presentar un esbozo del programa del Partido Federal (que en junio de 1894 redactará), como partido demócrata a favor del libre pensamiento, la libre conciencia y la soberanía popular; como republicano, a favor de la abolición de todo título hereditario, y federal, abogando por la autonomía de las regiones y municipios; y en el plano social, siendo favorable a las mejoras y condiciones de vida de las clases jornaleras.

.

2.- Francisco Pi y Margall publicaba en 1874 “La República de 1873: apuntes para escribir su historia”. Pocos meses habían transcurrido desde el colapso federal y Pi se creía obligado a vindicar para la historia, porque de eso se trata, la labor de quienes habían hecho posible la Primera República. Cuando ya en plena Restauración quiera dejar constancia, entre otras cosas, de las labores del federalismo Pi redactará Las luchas de nuestros días, en la que, mediante una serie de diálogos propios del catecismo, se recapitulaban las problemáticas urgentes para la izquierda republicana contando siempre con una mirada atenta al pasado. (Angel Duarte : “Pi y Margall y el federalismo en España. Historias federales, historia republicana”)

 

 

 

 

Don Pedro Girón, Duque de Osuna

enero 11, 2020

.

Una interesante biografía de Pedro Téllez-Girón, Duque de Osuna, en la que está ausente Arahal.

pedro-giron2

El tercer Duque de Osuna, Pedro Téllez-Girón y Fernández de Velasco, el llamado Osuna el Grande o Pedro el Grande ha sido biografiado por Luis M. Linde (1), que empieza haciendo una revisión del reinado de Felipe III donde transcurre la vida de este personaje tan importante para la hegemonía que ostentaba España en este momento.

Esta biografía revisa la extraordinaria figura de Pedro Téllez-Girón, III duque de Osuna, héroe de la guerra de Flandes, virrey de Sicilia y de Nápoles, inspirador, real o supuesto, de un episodio nunca completamente aclarado, la «conjura de los españoles contra Venecia» de 1618, y armador de la mayor flota corsaria que existió en su época en el Mediterráneo. El “Grande Osuna”, como le llamó su amigo y agente, Francisco de Quevedo, fue un personaje legendario aún en vida y, con el tiempo, pasó a ser uno de los más destacados “réprobos” de la Leyenda Negra. Su biografía ayuda a entender mejor el reinado de Felipe III y el gobierno del duque de Lerma…”

Como decimos, en su libro está ausente Arahal, y prácticamente Osuna (donde fue enterrado), sólo refiriéndose al IV conde Ureña y sus fundaciones: “financió trece establecimientos en Osuna, dos en Morón, uno en El Arahal, uno en Olvera, tres en Archidona y otro en La Puebla de Cazalla, en lo que reconoció en su testamento haber invertido más de 300.000 ducados…”

.

Ilustraciones : 1.- Medalla con la efigie del Duque de Osuna, que se repite en los retratos siguientes. 2.- Retrato conservado en la Real Academia de la Historia. 3.- Monumento en honor del Duque de Osuna levantado por uno de sus descendientes, el XI Duque de Osuna en 1838 en la finca El Capricho de la Alameda de Osuna.

 

.

Bibliografía

1.- Don Pedro Girón, Duque de Osuna: La Hegemonía Española en Europa a Comienzos Del Siglo XVII. Luis M. Linde. Editorial Encuentro, 2005 – 455 páginas.

pedro-giron

.

.

.

Arahal en el Congreso Oleicultura de 1926

diciembre 7, 2019

.

En 1926 se celebró un Congreso de Oleicultura en Sevilla. Arahal participó con un stand, presentando sus aceites y productos agrícolas. La revista Producción informó gráficamente del acontecimiento. Aquí dejamos dicha información.

El stand de Arahal era un gran expositor de madera adosado a la pared, en la que se leía el rótulo del nombre del pueblo. En seis anaqueles se exponían los diferentes aceites de molinos arahalenses, que iban acompañados de fotos enmarcadas del Arahal aceitero.

En la página de la revista Producción, junto con la fotografía del stand, aparece un listado de productores de Arahal bajo el título de La industria del aceite de Arahal.

Este es el texto completo que aparece en el artículo de la revista:

La hermosa ciudad de Arahal, de la provincia de Sevilla, ha tenido su representación en la Exposición de Oleicultura. acudiendo mancomunadamente los principales oleicultores y fabricantes de aceites finos, cuyos nombres nos complacemos en consignar.

D. Javier Torres.
D. José Zayas y Caro.
Sres. Hijos de Ignacio Oliva.
D. José Benjumea y Zayas.
D. Fernando Soriano.
D. Javier Guajardo Fajardo.
‘“La Compañía”.
D. Romualdo Arias de Reina.
D. Antonio Campos.
D. Fernando Romero.
D. Manuel Flores.
D. Fernando Jiménez.
D. José Manuel Sánchez.
Doña Carmen Quintano.
D. Rafael Arias de Reina.
D. Manuel Lobato.
Doña Ana Jiménez.
D. Antonio Brenes.
D. José Jiménez.
D. Trinidad Vega.
D. Antonio Humanes.

No tenemos para qué hacer elogios de los aceites que en esta ciudad se fabrican, cuando son solicitadísimos por los extranjeros.

Esta instalación ha sido una de las más sencillas y elegantes y de las más visitadas por los congresistas.

.

En otras páginas aparece un reportaje gráfico con escenas de cogida en el campo y de molinos aceiteros. Las fotografías agrandadas pertenecen a Arahal.

.

Aquí abajo la revista Producción, en la que aparece el reportaje del Congreso de Oleicultura. Editada durante la Dictadura de Primo de Rivera, en 1924, con el escudo monárquico en su cubierta. Era una publicación dedicada a la industria agrícola y ganadera. Estaba dirigida por José Maria de Soroa.

.

.

Una lista de liberales en 1854

noviembre 13, 2019

Con motivo de una suscripción popular para levantar un monumento público, aparece en 1854 una lista de habitantes de Arahal donando su aportación. El monumento se iba a erigir para “honrar las cenizas de los virtuosos liberales“ Argüelles, Calatrava y Mendizábal. Este monumento se hizo y ahora se encuentra en el Panteón de los Hombres Ilustres, cerca de Atocha en Madrid. (1).

Estos arahalenses pertenecían al liberalismo progresista, lo que dentro del reinado de Isabel II (1833-1868) se conoció como liberalismo isabelino, en contraposición al liberalismo carlista, y que identificaba a los partidarios de la construcción de un Estado liberal -más o menos progresista o moderado- frente a los defensores del Antiguo Régimen.

.

En el número de La Nación de 4 de marzo de 1854 encontramos la larga lista de suscriptores de Arahal, más de 50, que aportan sus reales para honrar la memoria de los héroes liberales, recaudados por Manuel Nieto. En total, la aportación de Arahal  es de 210 reales.

LA NACION 4 de marzo de 1854

SUSCRIPCION
para los monumentos que se han de erigir a la memoria de los señores Argüelles, Calatrava y Mendizabal.

Recaudado en Arahal, provincia de Sevilla.—Don Manuel Nielo.

D. Manuel Nieto 20
D. José García Giménez 20
D. Antonio Armario 20
D. José Sanchez 4
D. Juan Garcia Hermosin 4
D. José Rueda 1
D. Antonio Abadía 2
D. José Reina Calderón 20
D. Antonio Jiménez Montilla 10
D. Francisco de Luna 2
D. Manuel Manaute 4
D. José Martin Baena 10
D. Antonio Ternero 4
D. Manuel Lacalle 2
D. Paulino Serrano 10
D. Juan Antonio Yamas
D. Joaquin Gutiérrez.
D. Francisco Gutiérrez
D. Juan Maqueda 4
D. José Amarillo 1
D. Juan Amarillo 1
D. Gerónimo Lopez 8
D. Francisco Pedregal 2
D. José Pedregal 2
D. Manuel Garcia Vázquez, presbítero 4
D. M. y H. 2
D. Manuel Granados 4
D. Juan Granados 2
D. Antonio Granados 2
D. Antonio Granados, menor 1
D. Francisco Álamo 1
D. José Romero 1
D. José Diaz 1
D. Cayetano López 1
Un liberal 2
D. Francisco López 2
Doña Carmen Garabito de Balbuena 2
D. Juan de Vargas 17
D Juan de la Cruz Vargas 17
D. Manuel Carrion 1
D. Bernabé García 1
D. Diego Gordillo 1
D. José Gordillo 17
D. Vicente Gordillo 17
D. Diego de Tapia 6
D. Francisco Balbuena 2
D. Francisco Gonzalez 1
D. Manuel Rubio 1
D. Roque Blanco 1
D. Jaime Romero 1
D. José Alcazar 10
————————————
Total 210

Arahal 7 de febrero de 1854.— Antonio Armario

.

1.- EL mausoleo de Agustín Argüelles, José María Calatrava, Juan Álvarez Mendizábal fue construido por Federico Aparici. Con una estatua superior de Ponciano Ponzano (“La Libertad”) y estatuas inferiores de Sabino Medina (“Pureza”, “Gobierno” y “Reforma”). Inicialmente situado en el cementerio de San Nicolás de Madrid (1857), fue trasladado al claustro del Panteón de Hombres Ilustres (Atocha) en 1912.

.

2.- La Nación (Madrid. 1849 – 1873), con el subtítulo de “periódico progresista constitucional”. 

.

.

.