Archive for the 'HISTORIA DE ARAHAL' Category

La Logia “Gran Capitán”

mayo 21, 2017

Gracias a la última digitalización de prensa masónica en la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional, podemos conocer la actividad de la Logia de Arahal “Gran Capitan” año tras año, en los boletines que van de 1890 al 1895.

La Logia de Arahal aparece en el Boletín de Procedimientos del Soberano Gran Consejo General Ibérico (1), donde la vemos rodeada de otras de pueblos vecinos (la Logia “Julián Gayarre” de Marchena, la Logia “Ruiz Zorrilla” de Carmona, la Logia “Estrella de Isaac Peral” de Osuna, la Logia “2ª Isaac Peral” de la Puebla de Cazalla, la Logia “Caridad” de Aguadulce, la Logia “Luz” de Paradas y muchas más). En francmasonería, la Logia es la organización básica, que se distingue por su nombre y por el número con que ha sido inscrita en la obediencia. La de Arahal era la número 59.

.

La primera noticia de Arahal en el Boletín es la concesión en 1890 de Patente a su Logia con el nombre de “Gran Capitán” y número 59. La concesión la hace la Soberana Gran Logia Española. En la misma noticia aparecen las Patentes de Jaén (nº 56), Cáceres (nº 57) y Marchena (nº 58). La Carta Patente o Carta Constitutiva es el documento por el que una Logia es reconocida bajo la tutela o jurisdicción de una Gran Logia.

.

En un Boletín de 1892 aparece la composición de la Logia “Gran Capitan”, con un Venerable Maestro: D. Antonio García. Y dos Obreros: D. Ignacio Oliver y D. Sebastián Amoedo. En Las logias masónicas los cargos y jerarquías son determinantes. El cargo de Venerable Maestro, o símplemente Venerable, es el nombre que recibe el hermano que preside los trabajos masónicos de cada sesión. Puede ser cualquier hermano, al que se le conceden ciertas facultades de orden ejecutivo para mantener el orden del ceremonial y la armonía dentro de la logia. El Obrero es un componente de la misma. Un trabajador o constructor, que puede ser simbólicamente considerado como parte de la edificación de la Logia, lograda por cada hermano que busca a la vez ser constructor de sí mismo.

.

En una noticia de diciembre de 1893 se describen las iniciaciones en la Logia de Arahal, así como la elección de dignidades para regir el Taller durante el año 1894. Taller es la unidad primordial de la masonería. Designa a un grupo de masones trabajando mancomunadamente o al sitio en que se reúnen.

En el Taller de Arahal de 1893 fue iniciado “previos requisitos del ritual” a Miguel Delgado Brenes, que adoptó el nombre de “Colón”. Y se le concedió el grado de compañero a Enrique Medel Alcázar-Caballero. En masonería es necesario adoptar un nombre para la Logia y sus componentes, nombres generalmente referidos a la  la sabiduria universal, las ciencias o la historia. En la masonería, cuyo objetivo es hacer mejores personas, los grados corresponden al nivel de conocimiento del oficio alcanzado por el iniciado.

En ese mismo Taller de 1893 se eligieron Presidentes Honorarios y Efectivos. El presidente (Venerable) fue D. Francisco Arias de Reina, seguido del Primer Vigilante, D. Manuel Aranguete Sánchez, y del Secretario Tesorero, D. José Bernabeu Carreto.

.

En 1894 se produce la expulsión de un miembro de la Logia de Arahal. Ésta se realiza en un Taller y se notifica al Venerable Hermano D. Isidro Villarino del Villar de la Soberana Gran Logia. El expulsado es el hermano D. Sebastián Amoedo, que apareció en la primera noticia iniciando la logia arahalense de 1890. No se explican las causas de esa expulsión ad vitam, que tuvo que ser a causa de faltas graves y que los masones arahalenses explicarían en privado en la Gran Logia.

La notificación está firmada por los Venerables Maestros Inocencio Bailac, Francisco Arias de Reina, Francisco Pérez y José Bernabé. En esta notificación vemos que participan las Logias de Arahal y de Paradas. La Logia de Paradas, con el nombre de “Luz” y número 135 (número muy posterior al de Arahal), aparece por primera vez en el Boletín unida a la de Arahal.

.

El 31 de Diciembre de 1894 hubo una Tenida en la Logia arahalense en la que se inició Manuel Gallego Pinto, natural de Morón, “previos los requisitos de ritual y con arreglo a lo que dispone nuestra Constitución”. La noticia esta firmada por el Venerable Maestro Francisco Arias de Reina y el Secretario Enrique Medel.

Los masones se reúnen al menos una vez al mes en la logia para realizar los trabajos masónicos. Las sesiones de trabajo que se llevan a cabo dentro del marco ritual se denominan Tenidas de Obligación. Esta Tenida tiene lugar con el aparato masónico y puede incluir la presencia de Hermanos y Hermanas visitantes.

.

Otra iniciación en la Logia de Arahal, la de D. Aurelio Almagro Rodríguez, que adoptó por nombre simbólico el de “Victor Hugo”.

.

Y otra iniciación, la de D. Miguel Delgado Brenes, en Septiembre de 1894. La noticia, como la anterior, está firmada por el Venerable Maestro, Francisco Arias de Reina, y el Secretario, Manuel Arangüete.

.

La última noticia encontrado en los Boletines es de 1895. En ella se informa de una nueva iniciación en la Logia “Gran Capitán” de Arahal, la de  D. Federico Trujillo, natural de Sevilla, que tomó el nombre de “Giordano Bruno”. Firma la noticia el Venerable Maestro Francisco Arias de Reina.

Estas son las apariciones de la Logia de Arahal en el Boletín, que dejó de publicarse en 1898.

.

.

Notas

Boletín de Procedimientos del Soberano Gran Consejo General Ibérico.

Editado por el Soberano Gran Consejo General Ibérico y la Gran Logia Simbólica Española, en cuya cabecera -adornada con un grabado- se indica “rito antiguo y primitivo oriental de Memphis y Mizraim” y “revista sociológica-masónica”, siendo su objeto actuar como “gaceta oficial” de esta “obediencia”, cuyos “artículos, noticias o variedades”, han de “estar siempre calcadas en lo que más convenga a los intereses y fines” de la asociación, según se indica en el artículo de presentación de su “número programa”, publicado el cinco de octubre de 1889. El 30 de noviembre siguiente publicará un “número extraordinario”, y el 15 de enero de 1890 lo hará ya su primer número ordinario, apareciendo a partir de entonces con periodicidad quincenal, en entregas de 16 páginas, compuestas a dos columnas y estampadas durante casi toda su vida en el Establecimiento Tipográfico de Ulpiano Gómez y Pérez, impresor que formará parte de la logia.

Su plan de contenidos será insertar en las primeras doce páginas las secciones oficial, de intereses generales y de variedades, así como noticias, sueltos, avisos y la correspondencia oficial con las logias; y las últimas cuatro estarán dedicadas a la recopilación legislativa del Gran Consejo y la Gran Logia (estatutos, constituciones, reglamentos, decretos, disposiciones, liturgias, rituales, etc.). También dará cuenta del tesoro de la logia y los catálogos de los cuerpos del rito (socios, socios protectores, socios honorarios, logias corresponsales, logias de adopción, etc.).

La Gran Logia Simbólica Española había sido constituida el 15 de febrero de 1887, siendo gran maestro del soberano gran consejo Manuel Gimeno Catalán, quien será sustituido a mediados de 1890 por el también republicano federal Enrique Pérez de Guzmán, marqués de Santa Marta, hasta su dimisión a finales de 1893. A éste le sucederá Isidro Villarino del Villar, que hasta entonces había sido secretario general, siendo el abogado del Estado Ricardo López Sallaberry el gran maestro de la logia. La publicación será gratis para los asociados numerarios y las logias dependientes. Su director será el citado Villarino; redactor, Ángel Arenas, y colaborador, Gervasio Tarazona. Aparece indicado como gerente Alejandro Medina y Bailac, y como administrador, Eduardo I. Ferrándiz.

Esta obediencia masónica española ha sido considerada como peculiar, al adoptar logias de obreros o permitir la presencia de mujeres en sus talleres. También, por su alta politización, su tendencia republicana y anticlerical, estando vinculada a las corrientes librepensadoras. Son destacados en su boletín los artículos bajo el epígrafe “Injusticias sociales”, publicados desde marzo a julio de 1890, o los dedicados a la educación.

Desde 1891, la publicación aparecerá tres veces al mes, al tiempo que reduce a la mitad su paginación (ocho). Desde el cinco de julio de 1893 al 30 de octubre de 1896, modifica la ilustración de su portada, apareciendo en la misma el nombre del fundador y director, Villarino, y, después, el de su nuevo responsable, Emilio Arroyo, al tiempo que indica también que es “medalla de oro en la Exposición Partenopea de Nápoles”. A partir de su tercer año de edición será semanal y modificará también el subtítulo a: “revista sociológica ilustrada” y “revista sociológica”. A partir del número 13 de su quinto año reduce el título a: Boletín de procedimientos, y el subtítulo a: “órgano oficial del Soberano Gran Consejo General Ibérico”. En la citada entrega extraordinaria del cinco de julio de 1893 insertará grabados con retratos de sus dirigentes, y en las siguientes otras ilustraciones referidas a la masonería. Inicia la secuencia de sus entregas anualmente. A primeros de 1897 publica un suplemento con el catálogo general de los cuerpos que se hallan constituidos en esa fecha. El último número de la colección corresponde al 22 de junio de 1898. (Hemeroteca. Biblioteca Nacional)

.

.

El saqueo francés

abril 17, 2017

F. Cortines Murube escribió a comienzos del siglo pasado un artículo titulado Historia inédita del saqueo de sesenta pueblos andaluces (1) Se refería a la ocupación que los invasores franceses -que decían venir “de castigo y saqueo”- sometieron a muchas localidades de Andalucía durante la Guerra de la Independencia. Las tropas ocupaban los pueblos de forma pacífica pero siempre terminaban apoderándose de bienes públicos o privados, haciendo sufrir a los impotentes habitantes. Este artículo de Cortines Murube, escrito cuando había transcurrido ya un siglo de aquello, refleja como permanecía en la memoria de la gente el desastre de la invasión napoleónica.

arahal-saqueo-independencia-4

Arahal también estaba entre los sesenta pueblos de Cortines: …En Arahal sufrió igual suerte el convento de San Francisco: los franceses robaron las alhajas, y sólo pudieron salvarse un copón, tres cálices y un viril, a costa de 5.400 reales que entregó la Fábrica de la parroquia para redimirlos.

.

Puede que Arahal no fuera de las localidades que más sufriera la ocupación. Algo que podemos ver en los pueblos de alrededor.

Utrera: El ejército enemigo entró en Utrera a fines de Enero de 1810. Padecieron mucho todos los edificios, con especialidad las bodegas y casas de vino; la soldadesca robó y vertió los caldos, rompió tinajas y puertas y se llevó todos los utensilios de algún interés que servían para estas faenas… Y saquearon el Convento de Nuestra Señora…

Paradas: El cura propio de Paradas, D. Estanislao Fernández de la Puente, tuvo una conducta durante la invasión muy patriótica. Hizo entrega en el Almacén General de Sevilla de 32 sables y 79 cartucheras, que les tomó a los franceses que fueron a Paradas…

Marchena: En Marchena, de las iglesias sujetas a la jurisdicción ordinaria nada se llevaron, aunque intentaron hacerlo, según declara el vicario Don Josef Maria García y Mora; pero no se libraron de la rapacidad francesa el Convento de Capuchinos, ni los de Santa Eulalia, San Agustín y San Pedro Mártir, de los que extrajo gran cantidad de objetos de plata…

Alcalá de Guadaira: El 11 de Abril de 1810, al día siguiente de haber entrado el ejército invasor en esta villa amanecieron dos puertas de la iglesia parroquial, donde está la imágen de Nuestra Señora del Aguila, forzadas, tronchados sus cerrojos, como asimismo la puerta de la sacristía; hallándose además haberse llevado las coronas de la Virgen y del Niño, el rastrillo de plata y peana de la Señora, dejando la imagen vuelta de medio lado; en la sacristía todos los cajones por el suelo, robado un cáliz y una patena…

.

Obras de arte importantes fueron robadas en Sevilla durante la invasión francesa. Un ejemplo, la Inmaculada que pintó Murillo para la iglesia de los Venerables, expoliada por el mariscal Soult que la colgó en su mansión de París. A su muerte fue vendida por sus herederos y finalmente adquirida por el Louvre. Un intercambio entre el Prado y el Louvre propició que el cuadro regresara en los años cuarenta a España, y ahora permanece en el museo del Prado. En la fotografía, se ve el cuadro de Murillo en su lugar de la iglesia de los Venerables en una exposición en 2013.

.

.

Bibliografía

1.- Revista POR ESOS MUNDOS. Agosto, 1909. “LA GUERRA EN ANDALUCÍA. Historia inédita del saqueo de sesenta pueblos andaluces”. F. Cortines Murube.


0-saqueo-independencia

00-saqueo-independencia

.

.

.

Cartas del P. Flórez

enero 21, 2017

Poco se conoce de D. Patricio Gutiérrez Bravo (1713-1795), cura del Arahal, donde ejerció como vicario de Sta María Magdalena, amante de la investigación del pasado histórico y coleccionista de antiguedades de su entorno. En el pueblo desarrolló su labor investigadora y curiosa de erudito ilustrado, hasta su muerte. Sevillano de nacimiento, está enterrado en el templo de San Roque. Conocemos a D. Patricio a través de varias obras históricas que publicó y que hoy permanecen en el olvido, sólo conocidas por expertos en bilbliofilia. Desconocemos su larga estancia arahalense. Hay que imaginarlo llevando una vida apacible en el pueblo, escribiendo estudios históricos que imprimía para enviar “a los amantes de la antiguedad”. Tranquilidad interrumpida de vez en cuando por hallazgos de objetos antiguos que los campesinos encontraban en sus tareas agrícolas.

foto1 copia

Un acercamiento a este personaje nos lo proporciona la correspondencia que mantuvo con el Padre Flórez. Sobre el epistolario de Patricio Gutiérrez Bravo y el padre Flórez ya se publicó entrada en estas páginas: VER La “Noticia Geographica” de la Universidad de Sevilla.

Aquí se incluye enlace a esas cartas, según se publicaron en la revista España y América en 1927 (1), facilitadas por el Duque de T´Serclaes, su propietario.

También podemos leer cómo Patricio Gutiérrez Bravo explica su amistad con el Padre Flórez en uno de sus escritos:

El año pasado de mil setecientos sesenta y ocho, hizo el Reverendísimo Florez viaje a las Andalucías como acostumbraba hacerlo a otras Provincias de España en las Primaveras; Estuvo en Sevilla y le acompañó para registrar lo mas notable desta Ciudad en edificios y grandezas el Conde del Águila, y D. Francisco de Brune y Ahumada, Oidor de la Real Audiencia de aquella Ciudad, de que se dió por muy satisfecho, y aviendo pasado desde Sevilla á ver los Puertos, á su retiro a Madrid desde Utrera se vino á esta Villa del Arahal la mañana del Martes 31 de Mayo para tener la tarde en mi compañía, me regaló algunas Monedas de Oro, Plata y Cobre y quedó contento de aver visto mi Colección y en particular una de Osuna con el Oso, que no avia visto original sino la que trae Vaillant en sus Monedas Urbis et Orbis. Aviéndole preguntado que le avía parecido Sevilla me aseguró qne por mucho que digan de ella los autores no pueden significar ni dar a entender lo que es aquella Ciudad, y assi le avia sucedido á su Revma. y le sucederá a todos los que no la vieren despacio y observaren sus grandezas, no obstante de no ser oí lo que era un siglo hace.

El Padre Flórez (Enrique Flórez de Setiién y Huidobro) (1701-1773) fue un religioso agustino, célebre como historiador, a la vez que traductor, geógrafo y numismático. Contaba pues 67 años cuando estuvo en Arahal visitando a Gutiérrez Bravo. Antes, a los cuarenta años se había iniciado en la investigación histórica y en 1747 salió el primer tomo de su famosa obra España sagrada, que llegó a alcanzar cincuenta y seis volúmenes. Para este estudio, el Padre Flórez dividió España en diócesis de las cuales estudiaba monedas, monumentos, inscripciones, manuscritos, etc., para lo que mantenía una continua consulta con todos aquellos de su época que se preocupaban de estos temas, entre los que se encontraba el cura de Arahal.

En parte, y gracias a esta relación con el famoso historiador, el conocimiento de D. Patricio Gutiérrez Bravo no ha quedado tan oculto por el paso de los tiempos.

grabado0

Retrato de Patricio Gutiérrez Bravo grabado por Gordillo en 1776. Aparece en el estudio que dedica A. Rodríguez Moñino a la correspondencia que mantuvo el Cura del Arahal con el Padre Flórez.

.

En la edición de España y América aparece una relación (incompleta) de las obras de D. Patricio que incluye el Duque de T´Serclaes junto con el epistolario.

Obras de D. Patricio Gutiérrez Bravo (3 impresos y 4 manuscritos):

1.—Discurso histórico-critico-apologétlco, en favor de la costumbre de las iglesias de España, de no tener agua bendita en sus pilas los días de Jueves y Viernes Santo. Contra el manifiesto de don Juan de Peñaranda y Velasco, presbítero de Sevilla. Escríbelo don Patricio Gutiérrez Bravo, presbitero de dicha ciudad… Sevilla, Imprenta de D. Juan de Basoas…… 1750

(Esta primera obra fue publicada siendo presbítero de Sevilla. La siguiente, 15 años después, ya será como como presbítero de Arahal. Esto nos indica la permanencia del cura sevillano en el pueblo a partir de 1750)

2.- Noticia geográfica-histórica de una inscripción romana, descubierta por septiembre de 1764, en el término de la villa de el Arahal, y de otras piedras y medallas geográficas inéditas, que da a los amantes de la antigüedad, D. Patricio Gutiérrez Bravo, presbítero de ella, y natural de la ciudad de Sevilla. Año de 1765.- Sevilla, por Joseph Padrino (impresor).

noticia

3.- La antigua Sepona, restituida a su verdadero sitio. Carta apologética que dirige a un amigo D. patricio Gutiérrez Bravo, presbítero del Arahal, sobre las cuatro cartas de D. Francisco Javier de Espinosa y Aguilera, cura de la villa de Cortes.- Sevilla, en casa de Joseph Padrino (impresor). 1771.

4.- Noticias históricas de la villa del Arahal, Arzobispado de Sevilla, con arreglo al interrogatorio remitido por D. Patricio Gutiérrez Bravo, cura de la misma. Manuscrito en 4º fechado en el Arahal el 2 de Marzo de 1786.

5.- Disertación crítico-histórica-dogmática, sobre las monedas que recibió Judas por pago de su traición. Si las que tienen algunas iglesias por tales, pueden ser las originales deste trato, y en caso de que lo fuesen, si deben tenerse por reliquia. Con dos Apéndices, el primero de cada una de ellas las tienen por tales en el día con varias reflexiones, y el segundo del Siclo de los Hebreos. Por D. patricio Gutiérrez Bravo, Presbítero Vicario del Arahal. Año 1775. Manuscrito original en 4º, en la Biblioteca Universitaria de Sevilla.

6.- Adiciones a las antigüedades de Lucena y notas sobre algunos puntos de historia y antigüedad de la misma ciudad, escrita por D. Jerónimo Antonio Mohedano Roldán; su autor D. Patricio Gutiérrez Bravo, presbítero del Arahal.- Manuscrito en 4º en la Biblioteca Nacional (1763)?

7.- Catálogo y serie de las Monedas de que se compone el Monetario de D. Patricio Gutiérrez Bravo, presbítero del Arahal, hasta hoy 1º de enero deste año de 1765. (Manuscrito en 4º en la Biblioteca Colombina de Sevilla.)
.
.

Notas

España y America portada

1.- ESPAÑA Y AMERICA.- Revista quincenal editada por los Padres de la Orden de San Agustín (O.S.A.) Empezó a editarse en 1903, con contenido religioso, pero también de cultura, literatura y bellas artes. Fué publicada durante veinticinco años, hasta 1928, refunfiéndose con otro título hasta julio de 1936.

 

.

.

.

Una huelga ejemplar

diciembre 8, 2016

Con motivo de una huelga de jornaleros agrícolas en Arahal en junio de 1914 apareció un artículo en El Heraldo de Madrid (1) escrito por Cristobal de Castro (2)

1 ilustracion huelga1 copia
.
Es interesante el autor del artículo, un periodista y escritor que desarrolló su actividad en la 1ª mitad del siglo XX. Dedicado a la creación literaria (poesía, novela y teatro), también realizó ensayos de periodismo, como éste de la huelga de Arahal, que apareció en uno de los medios en los que colaboraba, El Heraldo de Madrid, junto con La Época y el ABC.

Aunque cordobés de nacimiento, su vida se desarrolló casi por completo en Madrid, donde se integró en la vida cultural de la urbe. El tema de Arahal lo tuvo que recoger de forma indirecta, sirviéndose de él para escribir un artículo de opinión sobre los problemas agrarios de Andalucía. Así, en la lectura de La huelga campesina podemos apreciar momentos de estilo de escritor de calidad, muy lejos de la rutina de la columna habitual de los periódicos.

.
C de Castro inicia el artículo presentando la huelga de Arahal como ejemplar: por primera vez, una huelga sin violencias, dentro de la ley . Y sobre los huelguistas: no gritan contra los patronos, huyen de la taberna, se reúnen en el local social, discuten con serenas energías… Esta huelga “modélica” sirve al articulista para reflexionar sobre las condiciones del trabajo agrícola y la vida del jornalero, así como sobre el sentido y derecho de su protesta.

Sobre las condiciones de trabajo Castro intenta sensiblizar al lector del trabajo del jornalero, su dureza diaria: trabajar en el invierno, bajo la lluvia, entre las charcas… o en el verano, bajo la solanera asfixiante, empuñando la hoz, el bieldo, el “cabo” de la trilla, encorvado o sentado o en pie -pero, de cualquier modo, sin moverse apenas-; empapado en sudor… Y sobre los sueldos del campo: ¿Y por cuánto trabaja así? Por diez reales, por dos pesetas, por siete reales, hasta por seis reales.

Y sobre el futuro de la huelga en el campo, tal como se muestra en Arahal: …los obreros agrícolas tenían que seguir tragando quina, sin organizarse ni cosa que le valiera, es esta huelga agrícola del Arahal, cuyos promotores, en cuestión de un mes, han aumentado desde 80 á 800.

 

Artículo completo reproducido aquí debajo:

1 imagen

2 imagen

3 imagen

4 imagen
.

.
.

Notas

00 portada Heraldo

1.- En este periódico aparecieron noticias sobre Arahal de cierta extensión que hacen pensar en un corresponsal o persona que enviara colaboración próxima al pueblo.

El Heraldo de Madrid fue una publicación vespertina nacida a mediados del siglo XIX que pasó por varios periodos y tendencias. Fue un gran diario de información general, siendo durante el primer tercio del siglo veinte uno de los de mayor tirada y más populares con gran aceptación por parte de la clase obrera, que dió amplio despliegue a las noticias de sucesos, pero también a las de carácter social y político.

En 1927 se declarará abiertamente republicano. En 1924 se había incorporado a su redacción César González Ruano (1903-1965). Manuel Chaves Nogales (1897-1944) será su redactor-jefe y entre sus redactores estará Manuel Bueno (1874-1936) y el crítico literario Miguel Pérez Ferrero (1905-1978).

Durante la II República será uno de los principales defensores de los partidos republicanos de izquierda y el rotativo vespertino de mayor tirada. Al finalizar la guerra civil, varios de sus redactores serán encarcelados y condenados a muerte y de sus talleres incautados nacerá el diario Madrid (1939-1971).

.
2.- Cristobal de Castro (Iznájar, provincia de Córdoba, 22 de noviembre de 1874 – Madrid, 31 de diciembre de 1953), fue un escritor español que desarrolló su actividad durante la primera mitad del siglo XX.

.

 

.

 

.

El motín de Arahal de 1916

agosto 24, 2016

.

Ahora ha hecho un siglo exacto, en mayo de 1916, en que se producía un desorden público en Arahal, que conocemos hoy muy propagado por la prensa de entonces. La causa fue la publicación de una hoja clandestina – supuestamente antirreligiosa y revolucionaria- que salió del Centro Obrero de Arahal. Al caer en manos del alcalde, éste dió aviso a las autoridades y al juez de instrucción de Marchena, que pidió el secuestro del panfleto por la Guardia Civil.

La hoja, que desgraciadamente no conocemos y que no podemos juzgar, parece que contenía ataques al ejército y a la religión. Ese fue el motivo de su secuestro. A pesar de que nadie la leyó ni se reprodujo en ningun medio, tuvo mucha repercusión en la prensa nacional de aquel 1916. Algun periódico llegó a titular el caso como El motín de Arahal,  quizás añorando los aires revolucionarios de 1857. Pero quedó en nada, un panfleto irreverente cogido a tiempo por la censura de las autoridades: lo que da una idea del control al que estaban sometidas las agrupaciones que no fueran conservadoras, como este Centro Obrero de Arahal.   Hubo detenidos, entre 9 y 18 miembros, y el Centro Obrero fue clausurado. El supuesto autor de la hoja fue detenido, para ser puesto en libertad enseguida.

Foto-obreros-de-la-construccion-LP-70-400x305

.

Aquí debajo, podemos seguir la historia del Motín de Arahal, a través de algunos de los numerosos recortes de prensa:

 

ilustracion 1 La Mañana 21 5 16 copia

La Mañana. 21 mayo 1916

 

ilustracion 1a. El Siglo Futuro 15 5 16

El Siglo Futuro. 15 mayo 1916

 

ilustracion 1b El Heraldo de madrid 15 5 16

El Heraldo de Madrid. 15 mayo 1916

 

ilustracion 1c. La Accion 15 5 16

La Acción. 15 mayo 1916

 

ilustracion 2 La Accion 25 5 16 copia copia

La Acción. 25 mayo 1916

 

ilustracion 3 El Radical 17 5 16 copia

El Radical. 17 mayo 1916

 

ilustracion 4 La Mañana 17 5 16 1 copia

La Mañana. 17 mayo 1916

 

ilustracion 5 El Globo 25 5 16 copia

El Globo. 25 mayo 1916

.

Notas

Al no tener ninguna imagen gráfica de Arahal, he usado la de arriba, que muestra un grupo de obreros de Bornos, contemporáneos de los de Arahal y, por tanto, de similar aspecto. En el artículo: Anarquistas de Bornos: La Sociedad de Agricultores “La Constancia” y el grupo “Los Bastantes” (1912-1916).

.

.

.

Carrión de los Céspedes en Arahal

julio 19, 2016

.

Miembros del Marquesado de Carrión de los Céspedes aparecen en la lejana historia de Arahal y es interesante reseñarlo aquí, antes que esa familia pasara a la localidad de Lora del Rio, donde tuvo su asentamiento.

El Marquesado de Carrión de Céspedes es un título nobiliario español creado por el rey Carlos II en 1679 a favor de Juan Antonio de Céspedes-Lasso de la Vega, hijo del VII Señor de dicho lugar. Su nombre se refiere al municipio andaluz de Carrión de los Céspedes, en la provincia de Sevilla. La villa de Carrión de los Céspedes perteneció a la Orden de Calatrava, y tomó la denominación por haber sido primer Señor Gonzalo de Céspedes, Capitán de la Guardia Española de Felipe II, que la compró al rey con facultad de poder llamarla Carrión de los Céspedes.

carrion aa

El primer miembro arahalense del marquesado es D. Antonio Quintanilla y Torres, Calderón de la Barca y Calvillo, XI Marqués de Carrión de los Céspedes, Abogado, nacido en el Arahal el 12 de abril de 1826 y muerto en Sevilla en febrero de 1899.

Su madre era oriunda de Arahal: Doña María del Carmen Torres y Calvillo, Cansino y Lara, nacida el 16 Julio de 1794. Casada con D. Juan Rodrigo Quintanilla y Calderón de la Barca, Maestrante de Sevilla, que era natural de Carmona. Los padres de Doña María del Carmen Torres y Calvillo, también de Arahal, fueron D. José de Torres y Cancino y doña María Teresa Calvillo.

Dos de las hermanas del XI Marqués de Carrión también nacieron en Arahal:

Doña María Gracia Quintanilla y Torres, nació en Arahal el 19 de Mayo 1813, y murió en Lora del Río 13 Enero 1865, soltera.

Doña Maria Josefa Quintanilla y Torres, nació en Arahal el 9 de Marzo 1824, y murió en Lora del Río el 7 Diciembre 1886, soltera.

carrion b

El resto de los hermanos Quintanilla y Torres -fueron 8 los hijos que tuvo Doña Maria del Carmen- nacieron en Lora del Rio.

Si consultamos los anales de la genealogía española, encontramos que familias del apellido Quintanilla tuvieron casas solariegas en Asturias, Medina del Campo y diversas localidades de la provincia de Sevilla. En Carmona, Arahal, La Algaba y Lora del Río.

Sin título

cuadro copia

Arriba, heráldica de los Quintanilla. Debajo, listado de los Marqueses de Carrión de los Céspedes desde la antigüedad hasta ahora. Subrayado, el Marqués nacido en Arahal.

.

Bibliografía

Carrión de los C1

Revista de Historia y de Genealogía Española. 1/1–28/2/1931, páginas 56 y 58.

Carrión de los C2

.

.

.