Archive for the 'Uncategorized' Category

Vida agricola en 1931. Odio a las máquinas.

mayo 3, 2020

.

Un reportaje sobre el campo de Arahal aparecido en 1931 en la revista Ahora. El periodista acude al verano de Arahal para describir la crisis agrícola de los jornaleros, el paro, la competencia de las máquinas segadoras y el incendio de las cosechas. En el reportaje vemos fotografías del alcalde de Arahal, del aperador de Menguillán, de obreros y segadoras.

.

Una máquina segadora parada en el cortijo de Menguillán.

El alcalde de Arahal, Juan Ortiz Luna, en Menguillán, rodeado por el periodista, el aperador y jornaleros (1931).

 

.

El reportaje apareció en Ahora el 25 de junio de 1931. Estaba firmado por José de la Flor con el título Un reportaje de Ahora en el campo andaluz. El diario gráfico Ahora fue fundado en 1930 y tuvo corta vida pues se cerró al final de la guerra. Aunque de ideología republicana, mantenía una corriente moderada donde se podían leer firmas prestigiosas como Ossorio, Madariaga, Pío Baroja, Valle-Inclán, etc. El director era Luis Montiel y el subdirector el ahora recuperado M. Chaves Nogales.

Aquí debajo, las dos páginas del reportaje y su transcipción.

Un reportaje de AHORA en el campo andaluz

Mientras el “auto” avanza hacia el Cortijo Los Ojuelos, vamos ordenando las notas, de la conversación sostenida con el presidente del Sindicato de pequeños labradores de Arahal, don José Gamero Lobato. Con palabra precisa nos va exponiendo su opinión que, en gracias a la brevedad, vamos a procurar extractar.

– Los obreros -nos dice- han aumentado su jornada de trabajo con la implantación de las ocho horas. Claro es que este aumento se produce cuando trabajan en posesiones que tienen departamentos apropiados para que pernocten en ellas. Esto sólo ocurre en los cortijos, pues nosotros, los pequeños labradores que poseemos unas miserables hectáreas, no podemos decir lo mismo. De seguir las cosas así, el año que viene no podremos labrar nuestras tierras. Yo tengo unos terrenos a unas dos leguas de Arahal. Como carezco en él de alojamiento para los obreros, tengo que resignarme a que ellos vayan y vengan todos los días al pueblo. En las bases acordadas se dice que las ocho horas se contarán a partir del momento en que el campesino salga de la localidad. Como son dos leguas las que tiene que recorrer resulta que pierde tres horas, a razón de hora y media por cada legua. Al regreso pierde otras tres horas, y resulta que la jornada real que invierte en trabajar mis tierras son dos horas. ¿Cómo voy a poder pagar yo un jornal mínimo de cinco pesetas por dos horas de trabajo? En estas o parecidas condiciones estamos los ciento setenta labradores que constituimos el sindicato. Además no podemos empezar a segar porque carecemos de dinero para pagar los jornales. No discutimos el derecho del obrero a ganar más. Sabemos cuán grande es la carestía de la vida: pero nos es imposible pagar jornales de cinco a diez pesetas por dos horas o tres de trabajo efectivo. Los labradores ricos podrán resistir, pero nosotros estamos a punto de perecer. Yo de mí se decir que el año que viene no podré sembrar. No hay dinero. Los usureros no nos dan un céntimo con la garantía de las cosechas próximas. Los Bancos menos.

– ¿Por qué opina usted que los obreros, allí donde puedan resistir una jornada efectiva de ocho horas, trabajarán más que antes?

Muy sencillo. Antes se trabajaba de sol a sol. Pero esto sólo era un decir. La verdad es que haciendo cuentas, la jornada de trabajo efectiva no pasaba nunca de cinco horas. Aquí en Arahal, por ejemplo, se reunían los obreros al amanecer en la plaza. Llegaban los encargados de reclutar trabajadores y les pagaban anticipado el día y, apenas cobraban, marchaban a comprar los “avíos” para el almuerzo. Una hora después se reunían de nuevo en la plaza y de ella partían para el lugar donde habían de trabajar. Llegado a él almorzaban. Empezaban la labor, que interrumpían a las doce o la
una para tomar un gazpacho. Terminado éste, otra vez al trabajo. A las cuatro, nueva interrupción para tomar una ensaladilla. Reanudación de la labor y un rato después ya los tenía usted camino del pueblo para que estuvieran en él a la puesta del sol. Durante la jornada se intercalaban cuatro o cinco cigarros, en cada uno de los cuales tenían media hora de descanso. Haga usted las cuentas y vea si trabajaban más de cinco horas. En cambio ahora no descansan para fumar, sino que lo hacen mientras trabajan, pues la jornada es continua. A mi juicio han salido perdiendo.

– ¿Podrán sostener los labradores los nuevos jornales?

– De ninguna manera. Con la actual tarifa, el campo como negocio es completamente ruinoso. Sólo habría un medio de que no lo fuera. Y sería aumentando proporcionalmente el precio de los cereales. Como esto no es posible, no hay que pensar en ello. El obrero tiene razón en pedir más dinero. Pero nosotros también la tenemos al decir que no podemos darlo. Ojalá pudiéramos vender nuestras tierras. Pero en estos momentos es imposible encontrar compradores. El Gobierno debe pensar la solución del grave conflicto que se le avecina. Todavía este año habrá cosechas, pero el que viene no habrá quien siembre.

Las palabras anteriores han sido dichas con un indomable acento de amargura. Este hombre ama el campo, donde ha pasado toda su vida. Y ahora, al vislumbrar en perspectiva el éxodo a la ciudad en busca de otros horizontes, siente el dolor de tener que abandonar este pueblo donde ha pasado su niñez y su juventud, donde le han nacido sus hijos y donde se había hecho la ilusión de entregar su cuerpo a la tierra que consideraba como su madre.

.

Visita a dos cortijos. El odio a las máqulnas

Sigue rodando veloz el “auto” y seguimos ordenando las últimas notas de nuestra permanencia en Arahal.

Nos toca ahora hablar de la visita a los cortijos de Menguillán y Jimabalillo, efectuada en unión del alcalde y presidente de la Agrupación Socialista de Arahal, don Juan Ortiz Luna. Este había recibido un telegrama circular del gobernador civil de Sevilla, en que decia que, provisionalmente, quedaba suprimido el uso de las máquinas en las faenas del campo, para emplear mayor número de brazos y conjurar de este modo el paro forzoso. Esta medida sólo dejaría de aplicarse allí donde los obreros estuvieran conformes con el uso de las máquinas. Este telegrama fue objeto de una aclaración al día siguiente en el sentido de que en los pueblos donde hubieran acordado bases de trabajo que no excluyeran las máquinas, siguieran éstas trabajando. El alcalde de Arahal, como la mayoría de los de los pueblos de la provincia de Sevilla, consecuente con la interpretación dada por ellos al primer telegrama, ordenó la suspensión provisional de las máquinas. Y he aquí que la orden fue llevada personalmente por el alcalde a algunos cortijos, entre ellos el de Menguillán y el de Jimabalillo.

En los dos trabajaban, cuando llegamos, varias máquinas segadoras, que inmediatamente cesaron en sus tareas. Hablamos brevemente con Francisco Cabrera Balbuena, aperador de Menguillán. Tiene setenta y tres años, y se conserva fuerte como un roble. Cuarenta y cinco años lleva trabajando en este mismo cortijo. Pocas veces ha sentido la necesidad de ir al pueblo y menos a la capital. Bravo tipo de andaluz, apegado a la tierra. Todo lo que pasa ahora le parece fuera de la realidad. El amo siempre ha sido el amo. El pobre ha trabajado siempre y tendrá que seguir trabajando. El no entiende muy bien eso de que en una casa mande nadie más que el amo. Pero. en fin, manda que se paren las máquinas y obedece. No ha hecho otra cosa en su vida que obedecer, y ya es tarde para otra cosa. Se lo dirá, sin embargo, al amo, y él sabrá lo que tenga que hacer. Bravo tipo de labriego a la antigua usanza éste. De contextura física y espiritual bien distinta a los de ahora, que él no acierta a comprender.

Parecida escena en el cortijo de Jimabalillo. Igual extrañeza del aperador ante la orden. Júbilo entre los obreros que aguardan en el pueblo. Todos odian a las máquinas. Todos si pudieran las reducirían a un montón de hierro. Y con una satisfacción que no tratan de disimular comentan que unos compañeros de Osuna y de Ecija han destrozado varias máquinas, que sin pedir disminución de jornada, ni aumento de salario segaban , segaban incansablemente…

.

Ante la tierra calcinada

Llegamos ante los terrenos del cortijo los Ojuelos. El fuego ya ha sido extinguido por los mismos trabajadores de la finca. Si con una magnífica nobleza innata no hubieran atajado los efectos de las llamas éstas hubieran acabado por destruir la hermosa posesión. De todas maneras han ardido unas ciento veinticinco fanegas de tierra. Charlamos con algunos braceros mientras Serrano hace una “foto”. ¿Causas del incendio? ¿Quién sabe cómo y por qué arden los cortijos? Los obreros se encogen de hombros como si de algo fatal e inevitable se tratase. Y nos informan que también han ardido mieses en cortijos de Osuna, de Ecija, del Rubio.

Reanudamos la marcha. Perdemos de vista la tierra calcinada y empezamos a ver otras en que e! fruto dorado se mece en las espigas. Y como consecuencia de la paralización de las máquinas, que al siguiente día, por virtud de la aclaración del gobernador habían de reanudar sus tareas, empezamos a ver cuadrillas de trabajadores que bajo el sol implacable siegan a grandes brazadas gavillas y gavillas de trigo. La vieja estampa del segador ha vuelto a tener justificación en los campos de Andalucía.

José de la Flor

.

.

 

Portada del diario Ahora de 25 de junio de 1931.

.

.

.

Molinos y prensas de aceite

septiembre 18, 2019

Un anuncio publicado en un periódico de 1882 (1) divulgando una prensa de aceitunas para la obtención del aceite de oliva. Se anuncia como un nuevo tipo de prensa y se invita a visitar instalaciones que la utilizan para que pueda apreciarse en directo su modo de funcionamiento. Entre los lugares que se dice pueden verse estas prensas, uno de ellos es Arahal, en el molino de D. Manuel Reina Zaya (2)

La elaboración de un producto tan vital para la sociedad como el aceite de oliva, necesitaba de almazaras y molinos (del árabe al-ma’sara, exprimir, extraer). Y éstos de prensas. Esta prensa que se anuncia a finales del s XIX, tenía el mismo sistema que las prensas antiguas, obteniéndose el líquido de la pulpa mediante presión y envolviéndola en capazos circulares de esparto. El proceso básico de la aceituna en el molino comenzaba con el molido (preparación de la pasta), el prensado (separación de la parte líquida) y, por último, el trasvasado y decantado (separación del aceite del agua).

.

De la “revolucionaria” prensa del anuncio del siglo XIX, recorremos otros  modelos y anuncios hasta llegar a mediados del siglo XX.

Primero, viendo una lámina procedente del Espasa de 1924. (Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana) donde encontramos varios modelos mécanicos muy distintos ya del que tenía Reina Zaya en Arahal.

Un anuncio de una prensa de aceite fabricada en Alicante por Tomás Aznar e Hijos (Venta de Prensas Hidraúlicas). Años 20.

Dos filtros de esparto para prensa de aceite limpios, no usados.

Unas modernas prensas de aceite de los años 60 fabricadas en Italia por Rapanelli (Foligno).

.

Ver:

1.- Diario de Córdoba de comercio, industria, administración, noticias y avisos. 1881 – El Diario de Córdoba fue el periódico por antonomasia de la ciudad de Córdoba en la segunda mitad del siglo XIX y la primera del siglo XX. Fundado en 1849, se mantuvo activo durante 89 años, hasta que las circunstancias de la Guerra Civil propiciaron su cierre definitivo en 1938.

2.- La prensa de M. Reina es el modelo simple, no la alternativa.

.

.

.

 

 

Huesos de aceituna

julio 8, 2019

.

Deshuesar una aceituna es una labor difícil porque el hueso está adherido fuertemente a la carne. Intentar deshuesar pelando la parte exterior provoca un daño a la aceituna, por lo que la manera correcta es empujar el hueso para que salga por un lado. Un golpe preciso que se consigue utilizando máquinas o herramientas especializadas.

Durante mucho tiempo y en los dos últimos siglos se han ido fabricando máquinas o utensilios según el ingenio del “deshuesador”. Unas domésticas y sencillas, otras más sofisticadas y con patente industrial. Aquí vemos una selección de esas máquinas anónimas.

 

Antigua máquina saca-huesos en forma de tijera, en su caja original (20 cm x 4,5 cm)

.

Máquina alemana para sacar huesos de cerezas o aceitunas. Madera, metal y porcelana. (altura 27 cm)

.

Máquina para sacar huesos de aceitunas de fabricación industrial. Hierro. (altura 32 cm)

.

Máquina para sacar huesos de aceitunas de fabricación industrial. Metal y madera. (altura 28 cm)

.

Máquina alemana de aluminio para sacar huesos de aceitunas o cerezas de fabricación industrial (altura 24 cm)

.

Máquina de madera de fabricación casera para sacar huesos de aceituna (altura 30 cm)

 

Antigua máquina para sacar huesos de aceituna fabricada por la casa Létang de Paris a finales del siglo XIX. La Casa Létang, fundada en 1832, dedicó su actividad a la fabricación de máquinas de ayuda a la labor agrícola. Muchos de sus productos fueron exportados a España, como éste de la foto.

.

.

.

Ganaderos y ferias

junio 24, 2019

.

Podemos conocer algunas actividades de ganaderos arahalenses en los años 20 y 30 del siglo pasado, principalmente sus ventas de ganado en las ferias de Sevilla. Gracias a las noticias que nos proporciona El Progreso agrícola y pecuario, que informa puntualmente de la actividad rural de los pueblos sevillanos, Arahal entre ellos.

El Progreso agrícola y pecuario era el mejor periódico agrícola de la época. Se fundó a finales del siglo XIX y duró con buena tirada hasta la guerra civil. Se publicaba cuatro veces al mes y contenía artículos de agricultura, ganadería, caza, comercio rural, etc. En él encontramos a Arahal, citado en una serie de reseñas feriales que comienzan en 1916 y terminan en 1929. Principalmente son noticias de ventas y transacciones de hacendados arahalenses de nombres significativos en la historia reciente del pueblo. (1)

.

.

1.- Feria de Sevilla 1916

La Feria de Sevilla se comenzó a celebrar en 1847, incluyendo una exposición de ganados, con adjudicación de premios en concurso de toros, bueyes, carneros, caballos sementales y yeguas… Tres años después ya concurrían a la Feria más de sesenta mil cabezas de ganado.

Es en este año de 1916 cuando visitaron la Feria por primera vez los reyes Alfonso XII y Victoria Eugenia.

Ventas de ganaderos arahalenses:

– D. Ignacio Oliva : cabras de carne, a 7 ptas arroba, y cochinos para matar a 60 reales arroba.

– Sres. Torres : ganado caballar , en potros, potrancas y yeguas.

– D. Francisco Lobato : cabras de leche y para carne.

– D. José Bocanegra : primales de cerda.

– D. Miguel Benjumea : ganado lanar y de cerda.

(*) primales : crías con mas de 1 año y menos de 2.

__________________________________________________________

.

2.- Feria de Sevilla 1920

La Feria de Sevilla está plenamente formada. 1920 es el año en que fue demolida la famosa pasarela de hierro que se montó en el Prado de San Sebastián en 1896.

Ventas de ganaderos arahalenses:

D. Antonio Arias de Reina : 100 primales.

D. José Zayas : 160 lechones.

D. Romualdo Reina : 190 primales.

__________________________________________________________

 

3.- Feria de San Miguel 1921

La Feria de San Miguel fue creada en 1875 con el fin de celebrar un mercado de ganado en el otoño sevillano, que se acompañaba de populares corridas de toros.

Ventas de ganaderos arahalenses:

D. José Benjumea : 100 lechones.

D. Compra a D Romualdo Arias de Reina : 36 puercas a 32 duros cabeza.

__________________________________________________________

.

4.- Feria de Sevilla 1922

Ventas de ganaderos arahalenses:

D. Antonio Arias de Reina : 2 mulas cerreras en 16.000 reales

__________________________________________________________

 

.

Ventas de ganaderos arahalenses:

D. Javier Zayas : 33 puercas a 26 duros cabeza; 72 lechones a 23 pesetas arroba, y lechones de cuatro meses a 7 1/5 duros cabeza.

__________________________________________________________

.

.

Ventas de ganaderos arahalenses:

D. José Zayas : 200 primales a 30 duros cabeza.

D. Romualdo Arias de Reina : 200 lechones a 17 duros cabeza y primales a 40 duros.

__________________________________________________________

.

Mercado de la aceituna 1929

Aceituna de verdeo : “convenio de gordal a 20 pesetas fanega en el arbol al barrer, y manzanilla a 27 en las mismas condiciones…”

__________________________________________________________

.

.

.

Notas

1.- El Progreso agrícola y pecuario

2.- Para tener un valor aproximado de estos precios en la actualidad, se pueden calcular cifras equivalentes en varias páginas de internet, como por ejemplo :  1 Pesetas y reales.  2 Pesetas y reales.

.

Fotografías: 1.- Feria de San Miguel (ovalo) en 1911 . 2.- Feria de ganado en 1917 (postal). 3.- Vista general Feria de ganado 1920 (postal). 4.- Feria de Sevilla años 20 (postal).  5.- Cartel Semana Santa y Feria. Sevilla 1916. 

.

.

 

Arahal en el itinerario romano de Saavedra

mayo 29, 2019

.

Eduardo Saavedra (1829-1912) fue un ingeniero que estudió las antiguas vías de la España romana. En su Discurso de ingreso (1) como académico numerario en la Academia de la Historia en 1866 presentó un mapa de dichas vías: “He delineado con la mejor crítica que ha estado a mis alcances el mapa itinerario de la España romana, que os presento como ofrenda de deber y gratitud”. En ese mapa de itinerarios, nombres y distancias, aparece la ubicación del antiguo sitio próximo a Arahal, Basilippo.

.

Restos de Basilippo. Torre del Cincho.

.

Eduardo Saavedra nació en 1843, y cursó Ingeniería de Caminos (1846-1851). Fue profesor en la Escuela de Caminos, Canales y Puertos de Madrid. En 1861 fue nombrado académico numerario de la Real Academia de la Historia. Su famoso discurso de ingreso, en 1862, versó sobre las obras públicas en los antiguos tiempos, ya citado, al que contestó Aureliano Fernández-Guerra.

Saavedra, en el inicio de su carrera como ingeniero de Caminos y mientras trabajaba en el proyecto de carreteras entre Soria y el Burgo de Osma, localizó la vía romana entre Uxama y Augustobriga. El estudio de esta vía, le llevaría a descubrir la situación exacta de la ciudad de Numancia, cuyo rastro se había perdido tras las invasiones árabes y las acciones de devastación posteriores por parte de los reyes cristianos. Saavedra presidió la comisión que llevó a cabo las excavaciones del yacimiento. La descripción física del camino -su ingeniería y las antigüedades que allí se hallaban – fueron editadas en la Descripción de la vía romana entre Uxama y Augustobriga publicada en 1879. En esta investigación alterna un perfecto conocimiento del medio geográfico con las descripciones e itinerarios de los escritores romanos y sus vestigios epigráficos, los miliarios y otras inscripciones. (2)

Retrato de Eduardo Saavedra en el Discurso de la Real Academia de la Historia (1866), “Sobre las obras publicas en tiempos antiguos”.

.

Mapa de antiguas vias romanas: Ruta A-31, Antonino 31, vía laminitana (Nombre anterior: Item a Laminio, alio itinere Cæsarea Augusta. 257 milia passum)

Detalles del mapa de Saavedra (1862) con la equivalencia de millas romanas, kilómetros y leguas.

 

.

 

Notas

1.- Discursos leídos ante la Real Academia de la Historia en la Recepción Pública de don Eduardo Saavedra, el día 28 de diciembre de 1866 [“Sobre las obras publicas en tiempos antiguos”]. Madrid: Imprenta de Manuel Galiano, 1862. Contestación por el Señor don Aureliano Fernández-Guerra y Orbe [“Caminos romanos. Primitivas regiones de España, Guía firme para descubrir sus antiguos limites”]. 

2.-Biografía completa en UAH. Anticuarios y Epigrafistas. Saavedra .

.

BIBLIOGRAFÍA sobre Eduardo Saavedra:

F. Fita – E. Saavedra, Epigrafía romana de la provincia de León, León 1866; E. Saavedra y Moragas, Descripción de la vía romana entre Uxama y Augustóbriga, Madrid 1879, (ed. y estudio previo de E. Baquedano y C. Caballero, Madrid – Soria 2000); C. Sáenz García, Don Eduardo Saavedra y Moragas, faceta soriana de una biografía gloriosa, Celtiberia 27, 1964, 7-56; J. Mañas Martínez, Eduardo Saavedra, ingeniero y humanista, (prólogo de J. Caro Baroja), Madrid 1983; J. Abascal – H. Gimeno, Epigrafía Hispánica, Madrid 2000; E. Baquedano, Eduardo Saavedra y Moragas, en: Pioneros de la Arqueología en España del siglo XVI a 1912, Alcalá de Henares 2004 (Zona Arqueológica 3), 307-310; M. Almagro-Gorbea – D. Casado – F. Fontes – A. Mederos – M. Torres, Prehistoria. Antigüedades españolas I, Real Academia de la Historia, Madrid 2004, 25-26.

 

VER : Basilippo en los mapas de España Antigua (De un olivo a otro)

.

.

.

Una noticia de la Gloriosa

mayo 20, 2018

La Revolución de 1868 en España, mezcla de un pronunciamiento militar y de una movilización civil organizada en juntas revolucionarias, se conoce como la Gloriosa. Esta revolución puso fin al reinado de Isabel II y promulgó la Constitución de 1869 (1).

En un primer momento, el poder fue asumido por las Juntas que se habían formado en las diferentes ciudades. Las primeras juntas en constituirse fueron las de Andalucía, donde destacaron las de Sevilla y Málaga por sus carácter más “radical”. La de Sevilla consagró las libertades de imprenta, enseñanza y culto, abolió la pena de muerte, las quintas y la matrícula de mar, afirmó el sufragio universal y reclamó la celebración de Cortes Constituyentes.

En Arahal, el movimiento revolucionario se manifestó de forma similar a la de otros pueblos sevillanos. Con la digitalización por la BNE de prensa de la época, conocemos algunos hechos de lo ocurrido en Arahal. Un periódico liberal sevillano –La Revolución Española– publicó una noticia, que reprodujo El Pensamiento Español el 12 de octubre de 1869 (2). La noticia hay que leerla a través de la consideración ideológica de este medio, católico y conservador, aunque el relato sea similar al que se reproduce en los demás pueblos.

Pero, nos interesa en definitiva lo que El Pensamiento Español informa de Arahal. La noticia dice así:

Ya se tienen detalles del movimiento republicano del Arahal, pueblo de la provincia de Sevilla situado entre la capital y Osuna. La Revolución Española, periódico de Sevilla, se expresa en los siguientes términos:

El martes 5, a las once de la noche, se enarboló en aquella importante villa la bandera republicana federal, procediéndose por los sublevados a incautarse de los fondos existentes en las arcas del municipio; recogiéndose todas las armas y caballos del vecindario, sorprendido por la actitud de aquellas gentes, forasteros en su mayor parte, y cortándose por una comisión de los jefes la vía férrea y la comunicación telegráfica. Al amanecer el miércoles, salió la gavilla, compuesta de 40 hombres a caballo y como 200 infantes armados con malísimas escopetas y casi todos poco prácticos en su manejo.

Ya en el mismo dia desertaron más de 20, contando que los federales de Paradas y Marchena faltaron a sus compromisos, pues del primer pueblo se incorporaron a la partida trece hombres, y uno solo de Marchena. Si bien se recogieron los fondos en aquellos ayuntamientos y en la Puebla de Cazalla.

El diputado Fantoni capitaneaba la turba, haciendo de segundo el ciudadano Navarrete, ex-comandante de la guardia municipal de Marchena. El presbitero Pedregal, más fanático político que hombre capaz de cierta especie de excesos, arengó al tropel armado, encargando respeto a personas y propiedades. No hacían un misterio los republicanos de que el punto de cita y concentración era Osuna, donde Zamora, alcalde y hombre de armas tomar, les ofrece poderosos auxilios. Pero según dicen arrieros y trajinantes, que han encontrado a la partida a corta distancia de Osuna, lejos de aumentar, disminuye el guarismo de los insurgentes; siendo más de sentir la perturbación que originan estas bandas que el caso de resistencia a la fuerza pública que salga a su encuentro. Y así lo persuade lo mucho que inquieren si hay probabilidad de que los persiga fuerza militar o de que tropiecen con ella en sus jornadas.

El mismo periódico en una noticia suelta informa del grupo que había salido de Arahal, incidiendo en su fracaso como movimiento revolucionario: La partida capitaneada por Fantoni y Pedregal se dirigía anteayer a Campillos, desalentada y cada dia con menos sublevados, muchos de los cuales les abandonaban….

Los personajes que protagonizan estas noticias (el cura Pedregal, el diputado Fantoni, el alcalde de Osuna, etc.) ya fueron citados en una entrada aparecida aquí ( (VER: El cura Pedregal. 15 de agosto de 2009). Esta noticia completa la información del cura Pedregal. El ambiente general de la Revolución de 1869 y la similitud de hechos en los pueblos próximos se puede comprobar leyendo las gacetillas breves que publica el mismo periódico remitidas por sus corresponsales, todos contrarios a la revolución Gloriosa. Así, junto a la noticia de Arahal aparecen las de Carmona, Utrera, Alcalá de Guadaira y otros lugares de la geografía española.

 

Fragmentos del movimiento revolucionario en Carmona, según la noticia de El Pensamiento Español:

… El martes 5, y a tenor de lo acontecido en Utrera, formó la facción republicana en la plaza, representándose la farsa de resistir el concejo el pronunciamiento federalista, siendo sustituido por una junta suprema revolucionaria. La formaban un hombre de carrera, extraviado dolorosamente en su conducta, dos taberneros, un dueño de tenducho de abacería, tres carpinteros de lo blanco, un ayudante de escuela, un oficial de sombrerería y un escribiente de la curia.

La primera medida que acordó la junta fue la reunión en un solo convento de todas las religiosas.

La noticia de divisarse tropas por la vega fue la señal de alarma, inaugurando la construcción de barricadas…

… Se procedió a repartir y recaudar una contribución extraordinaria de guerra, y nuestrras correspondencias denuncian que además de 17.000 reales que tenía en caja el municipio, se han llevado los cabezas de motín sobre unos 15.000 duros, exigidos en intimidaciones…

… A la salida de la horda han quedado extraordianariamente descontentos los republicanos de Carmona, porque nunca se pudieron figurar que se les comprometiese para después saquear a los contribuyentes, molestar al vecindario y evacuar la población, llevándose fondos públicos y tributos de los particulares…

.

Notas

1.-La Revolución de 1868, llamada la Gloriosa o Revolución de Septiembre, también conocida por la Septembrina, fue una sublevación militar con elementos civiles que tuvo lugar en España en septiembre de 1868 y supuso el destronamiento y exilio de la reina Isabel II y el inicio del período denominado Sexenio Democrático. A partir de ella tiene lugar en el país el primer intento de su historia de establecer un régimen político democrático, primero en forma de monarquía parlamentaria, durante el reinado de Amadeo I de Saboya (1871-1873), y después en forma de república, la Primera República (1873-1874). Sin embargo, ambas fórmulas acabarán fracasando. (Wikipedia)

2.- El Pensamiento español. 12 de octubre de 1869, página 3. Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional Española..

.

.