Posts Tagged ‘Faenas del campo’

El campo visto por un inglés

marzo 5, 2009

Se podría escribir un libro sólo con los testimonios de viajeros románticos a su paso por Arahal. Aunque breves y cicunstanciales, son de muchos e insignes viajeros y forman un mosaico considerable. Contienen la primera y única impresión del pueblo, reflejando la sinceridad del observador a través de una jornada feliz o llena de sinsabores. Por ejemplo, para éste viajero, Osuna apesta y Arahal es modelo de agricultura moderna.

El inglés Henry Swinburne realizó un famoso viaje por España en 1775 y 1776, entrando por los Pirineos y atravesando la Península. Su deseo consistía en seguir una ruta diferente, con el fin de esclarecer en que punto podía darse crédito a los relatos ya publicados. Fué uno de esos viajeros ingleses del XVIII a los que se ha llamado “curiosos impertinentes”, pero a los que se debe el conocimiento de nuestro pais en esa época.

swinburne

El itinerario seguido por Swinburne bordeaba la costa mediterránea para lllegar a Granada y Málaga. Luego, volvía a Antequera para seguir proseguir viaje hasta Cádiz y Gibraltar. Así pues, Swinburne y su acompañante, Thomas Gascoigne, salen de Antequera hacia el noroeste. Pasan por Osuna, “pueblo grande y apestoso” y El Arahal, en cuya vecindad observó Swinburne “no menos de veinticuatro arados surcando el mismo terreno, tirado cada uno por dos bueyes” y un gran número de granjas esparcidas por la campiña como en Inglaterra. Se fijaron igualmente en un elevado número de cruces erigidas en las márgenes del camino “para señalar el paraje… donde se cometieron asesinatos”. Pero esta noticia la puso muy en duda, pues si bien le alarmó lo que les contaron, antes de entrar en España, respecto a los bandidos… (1)  Así, nos encontramos con breve pero elogiosa cita del campo arahalense, de su buen cultivo.

swinburne-libro20

Desde Gibraltar, volvía al interior hasta Sevilla, desde donde se dirigía a La Mancha, Toledo, Madrid, hasta alcanzar las Vascongadas y la frontera francesa. Terminaba un viaje que había durado ocho meses.

Cumpliendo con los requisitos del viajero ilustrado, Swinburne publicó un libro tres años después, en el que muestra gran interés por las antiguedades hispano-musulmanas, descubriéndolas por primera vez al público europeo. El libro se ilustra con numerosas estampas, generalmente a partir de dibujos del propio autor.

———————-

Referencias bibliográficas:

(1) Copio el breve fragmento referente a Arahal que viene en Los curiosos impertinentes: Viajeros ingleses por España desde la accesión de Carlos III hasta 1855, escrito por Ian Robertson y traducido por Francisco José Mayans. Publicado por Serbal, 1988.

———————-

Arriba, retrato al óleo de Henry Swinburne, pintado por Pompeo Girolamo Batoni. Debajo, Travels through Spain in the years 1775 and 1776… by Henry Swinburne. — London : printed for P. Elmsly, 1779.

.

Mayetes, mayetos y pelentrines

febrero 27, 2009

Es difícil encontrar referencias de la palabra “mayete”  en diccionarios (on line o en papel). Salvo en algunas expresiones populares y algun chiste, el “mayete” practicamente no existe. Más visible está la de “mayeto”, incluida en el Diccionario de la Real Academia Española, a diferencia de mayete, que no lo está. Pero mayeto es palabra que se circunscribe a una zona andaluza muy concreta, la de Rota (según el Diccionario, mayeto es “viñador de escaso caudal”). Buscando  a los mayetes he encontrado a los pelentrines, pequeños propietarios en el mundo agrícola español. Esta palabra también arrastra a otra, los pegujaleros, labradores con poca siembra o labor, o ganaderos con poco ganado (también en el Diccionario), y que se dan más en el campo murciano. En definitiva, la palabra mayete, tan oida en mi juventud y tan bien representada en personas que conocí, queda huérfana de diccionarios y enciclopedias. De ahí mi intento en la recopilación siguiente, tratando de acercarme a su interpretación actual.

tractorista

La definición de mayete más simple que encuentro es:  pequeño propietario de tierras en los pueblos (1). De esta sencilla definición paso a otra, encontrada dentro de un chiste, lo que da idea de la utilización satírica del término: “Esto eran dos catetos, que fueron a Sevilla, a la Giralda… Y entraban en una casa, y era un mayete (agricultor propietario acomodado), y tenía varias…“ (2)  El autor explica entre paréntesis qué es un mayete, añadiendo a la primera definición la del acomodo. En una tercera búsqueda, encuentro en una página de Carmona que habla de arquitectura, qué grado de acomodo es: “los medianos propietarios, mayetes en Carmona, habitan las casas de…” (3) Y en otro texto de arquitectura -curioso que salga la palabra en estudios arquitectónicos-, leo: “la de los medianos propietarios (mayetes, pelentrines, etc.) y la riqueza de soluciones espaciales y ornamentales a la que acudieron…” En el texto se estudia el habitat de distintos grupos sociales y su peculiaridad.  Hasta ahora en esta búsqueda idiomática he encontrado al mayete en tres grados de propiedad: pequeño, mediano y acomodado.

mayeto

En una columna periodística (El Mundo de Andalucía 31/08/02) aparece una definición más aclaratoria, dictada al autor por un marchenero: “…lo que en Marchena llaman mayete para señalar al que ni es terrateniente pleno ni tampoco pelentrín“ . Como vemos, esta es la segunda vez que la palabra pelentrin acompaña a la de mayete. Y en otra página continuan las comparaciones.  Es un documento PDF en el que se estudia la población de Palomares del Río: “…se dice señorito, no era ni medio mayete de mi pueblo” . Con lo que se quiere aclarar que un mayete no es un señorito, aunque tenga más dinero que él.

En el libro “The People of the plain” (La gente de la Campiña), escrito en 1955 por David Gilmore, antropólogo de la Universidad de Columbia, Nueva York, encuentro una canción sobre los mayetes,que se quejan de los costes laborales, el tiempo, y los cereales (4):

Los mayetes con el tiempo estaban desesperados.

Y con la falta de agua

Poco crecían los sembrados.

Si el algodón no sembramos

Y tampoco hay maíz,

Creemos que muchos de ellos

No van a poder dormir!

Aquí nuestro director oyó una conversación: Dos mayetes se contaban Cada uno su dolor.

Uno le decía al otro: Yo ya lo tengo pensado: si no viene el agua pronto, al canal me voy tirado.

El libro es un estudio antropológico de las gentes de Fuentes de Andalucia en sus fiestas de carnaval. Aquí los mayetes no se definen por la extensión de sus propiedades sino por su afán laboral, su obsesión de faena agrícola, de la que se burlan los jornaleros. Esta crítica se convierte en avaricia y se traslada a la mujer en la Revista de Folklore de la Fundación Joaquín Díaz: “…Y la mujer era muy tacaña, era una mayeta muy tacaña“ (5).

A estas alturas ya puedo hacerme una idea vaga del prototipo de mayete:  propietario acomodado, con afán de posesión de tierras. Aunque me pregunto cuántos mayetes existen aún en la campiña sevillana. Pregunta que tiene su respuesta en una página joven de Marchena: “!…el campo (por favor, que nunca se extingan los mayetes) (6) y el turismo cultural”. O sea, el mayete desaparece.

.

…………………………………….

Referencias bibliográficas:

1.- Amigos de Andalucia

2.- Fundación Joaquín Díaz

3.- La arquitectura doméstica en Carmona

4.- The People of the plain

5.- Fundación Joaquín Díaz

6.- Marchena. Foro gatuito

…………………………………..

.

Añado aportación de Jaime Rodríguez sobre la entrada mayeta/te en el “Repertorio lexicográfico de la Sierra Sur de Sevilla”:

Mayeta/te: F. y M. 1. Esposa del mayete 2. Labrador con pequeña propiedad. En algunos lugares como Osuna se usa la forma mayeta para designar también al masculino. Se dice mayete fuerte para significar la posesión de una propiedad mediana. En el Vocabulario andaluz se registra la forma mayeto que se da como de Cádiz y se define como viñador de escaso caudal. En Los días del Sur con la misma acepción pero con la variante ortográfica malleto: “ese respeto litúrgico a las personas mayores con que de siempre se habían educado los hijos de los malletos rurales”. (Pág. 32). En Tierra de rastrojos con la forma presentada aquí: “habían dejado caer sobre los campos su carga líquida y los habían puesto frescos y relucientes, llenando de esperanza y buen humor a los colonos, a los pelantrines, a los mayetes, a los aparceros y a todos cuantos vivían del campo”. (Pág. 269). En DRAE y DUE de la misma forma que en el Vocabulario andaluz. En el DEA se recoge también mayeta como fresa silvestre. En Vida mayetera (pág. 142) se recoge un tópico según el cual los mayetes estarían quejándose contínuamente y por todo:

“Ser del gremio de <<mayetes>>,

tenía un valor especial,

que por bien o para mal,

del trabajo hizo temple.

Que en espíritu latente,

mientras el cuerpo trabajaba,

con quejas se lamentaba,

por el tiempo que hacía…

Si era seco… si llovía…

Si el solano… si nevaba…”

.

.

Aperos y cultivo del olivo. (En memoria de mi padre)

enero 29, 2009

En el Catálogo de Aperos Agrícolas del Museo del Pueblo Español, realizado por Jose L. Mingote Calderón, existe un apartado sobre el cultivo del olivo que se acompaña con algunos aperos (no muchos). Sobre el mismo, este autor señala dos cosas importantes: la falta de estudios etnográficos del olivar y el cambio que se ha producido en su sistema de cultivo en los últimos años, con la consiguiente alteración de instrumentos y aperos tradicionales.

Creo interesante copiar aquí la terminología recogida por Mingote al respecto, intentando establecer unas mínimas bases etnográficas de las labores propias de la aceituna en Arahal:

……………………….

Terminología

Plantación

Estacas.- Sistema de reproducción a través de ramas.

Garrotes.- Idem con chupones del pie.

Zuecas.- Idem con protuberancias de la raiz.

Retoños.- Idem con brotes de raices.

Instrumentos y aperos: azadas, piquetas, rastrillos, escardillos, etc.

……………………….

Ordenación de la plantación

Marco real.- Los olivos ocupan los vértices de un cuadrado.

En linea.- Ordenación de los olivos como su nombre indica.

Al tresbolillo.- Los olivos ocupan los vértices de un triángulo equilátero.

Instrumentos y aperos: azadas, piquetas, rastrillos, escardillos, etc.

……………………….

tresbolillo

……………………….

Formación del árbol

Cima alta.- Manteniendo su forma natural.

Vaso o canasto.- Dando esa forma a la copa.

Instrumentos y aperos: hachas, hachuelas, serruchos, podaderas, tijeras, cuchillos, etc.

……………………….

Labores

Limpia.- Poda ligera, centrada en ramillas, tallos o chupones.

Poda.- La habitual en los árboles, que se realiza tras la recogida de la aceituna.

Desvareto.- Eliminación de ramas después de la recolección.

Tala.- Poda drástica, a causa de heladas o para la regeneración del olivo.

Afrailado.- Corte progresivo de ramas principales hasta conseguir la sustitución de la copa.

Instrumentos y aperos: podaderas, podones, rascadores, hachas, hachuelas, serruchos, podaderas, tijeras, cuchillos, etc.

……………………….

ordeno1

ordeno20

………………………

Recolección

Vareo.- Golpeo con cañas o palos de distinto tamaño para hacer caer la aceituna.

Ordeño.- Recoger la aceituna con las manos, método normal para la de mesa.

Instrumentos y aperos: bancos, macacos, espuertas, etc.

……………………….

banco-aceituna

mesa-olivo1

……………………….

Limpia y selección

Instrumentos y aperos: tolva o mesa con rejilla, espuertas, etc.

……………………….

Referencias bibliográficas:

– José Luis Mingote Calderón: Catálogo de los aperos agrícolas del Museo del Pueblo Español. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, 1990.

– Andrés Guerrero García, VV Staff: Nueva olivicultura. Mundi Prensa, 2003.
……………………….

papa

……………………….

Imágenes, de arriba a abajo:

1.- Forma de marcar la plantación en tresbolillo. 2.- Ordeño con macaco. 3.- Macaco (cesta de esparto con forma troncocónica que se cuelga al cuello). 4.- Bancos o escaleras para la recogida de aceituna con ordeño. 5.- Tolva o mesa con rejilla para seleccionar la aceituna. 6.- Retrato de mi padre a comienzos de los años 50.

……………………….

.

Aleluyas del olivo

diciembre 22, 2008

aleluyas-del-olivo3

Me encuentro unas aleluyas del olivo realizadas como publicidad por un abono fertilizante (UREA, 1964). Es una imitación de las antiguas aleluyas, estampas populares que se presentaban como hojas impresas con una serie de imágenes sobre un tema concreto. Las viñetas llevaban un texto, normalmente en verso. Inicialmente estas hojas impresas recibían el nombre genérico de aucas en el ámbito cultural catalán, mientras que en el resto de España recibieron el nombre de aleluyas. El nombre de aleluyas deriva de las primitivas estampas piadosas impresas con la palabra “aleluya”.

olivares

En este caso, los publicistas han presentando con cada viñeta un refrán o verso relacionado con el cultivo del olivo y la aceituna. Así, sobre las cosechas: Fortuna y aceituna, a veces mucha y a veces ninguna. Sobre las labores del campo: Limpio siempre debe estar de yerbas el olivar o Al formar un olivar, por líneas lo has de plantar. De la recolección del verdeo: Una a una se coge la aceituna. Doce en total.

aleluyas-del-olivo00

Aparte de estas aleluyas, es fácil encontrar algunos refranes de campo relacionados con el olivo. Elijo algunos. Por ejemplo, el muy optimista Mayo florido, en flor el olivo y granados los trigos. El muy usado Cada mochuelo a su olivo. Los pesimistas Hacendado en olivos, un año en terciopelo y cinco en cueros vivos o El olivo y el potro que lo críe otro. Hay muchos más. En otra ocasión, escribiré sobre los refranes de Arahal, en los que ni se menciona el olivo ni la aceituna.

Varios enlaces de refraneros agrícolas, donde se pueden encontrar algunos relacionados con el olivo:

Refranero del campo

Refranes de campo

Refranero popular español

.

.

Un sindicato a palos

diciembre 19, 2008

diaz-casariego-1934-b1

He leido la historia en el libro sobre Antonio Rosado. En 1919 un grupo de campesinos de Arahal insiste en formar una sociedad obrera para hacer frente a los abusos de los caciques del pueblo, apoyados por el alcalde y la Guardia Civil. Los intentos de asociación venían de lejos, aunque sin resultado, pues eran sistemáticamente rechazados por las autoridades locales.

Es en este año cuando acuden a Antonio Rosado en Morón, militante anarcosindicalista que hacía la función de gestor y organizador de gente obrera de la zona. Éste les ayuda a preparar unos estatutos y a presentarlos en el Gobierno Civil de Sevilla. La reacción del alcalde de Arahal y de la Guardia Civil no se hace esperar y mandan a llamar a los campesinos uno por uno, maltratándolos con palos y palizas. Algunos necesitan ir al médico. Otros acuden a Rosado, que publica lo sucedido en el periódico España Nueva (abril, 1920) con el título de Bárbara represión en El Arahal. El artículo le acarrea un consejo de guerra por “injurias contra el Ejército”, la cárcel y el exilio a Argentina durante los años 1922-1924.

antonio-rosado21

Mucho hay que estudiar aún sobre el Arahal de los primeros años del siglo pasado y sus problemas sociales. En este caso es Antonio Rosado quien saca a la luz la injusticia campesina con un simple articulo de prensa. Este hombre, apodado “El loco de Morón”, fué un organizador social de la zona, creador del grupo “Alba Social”, reune a los obreros en su propio domicilio y organiza a nivel de toda Andalucía Grupos Anarquistas y organizaciones sindicales de carácter económico. Queda su memoria diluida por el tiempo y por lo que luego vendría con la Guerra Civil.

antonio-rosado

Referencias bibliográficas on line:

Angel Sody de Rivas: Antonio Rosado y el anarcosindicalismo andaluz.

Sobre Antonio Rosado: Memoria Libertaria

Antonio Rosado: Tierra y libertad. Memorias de un campesino

.

En la imagen de arriba, fotografía de Díaz Casariego: Campesinos detenidos por la Guardia Civil (1934); en la de abajo, un ejemplar de España Nueva, donde se publicó Bárbara represión en El Arahal, que tanta repercusión tuvo; por último, el libro de Sody de Rivas.

.

Manzanilla de Arahal

diciembre 12, 2008

manzanilla

Leo en la Wikipedia : “Respecto a la Aceituna de Mesa en sus variedades de manzanilla y gordal, Arahal es el primer productor a nivel mundial, de estas variedades” (con cita requerida, es decir, necesita la fuente de la información para que el lector pueda comprobar la exactitud del artículo).

Y en Hispavista: “…el suelo y el clima de esta región permite que la calidad de las aceitunas de mesa recogidas sea inmejorable a todos los niveles. No en vano Arahal es la región que produce más aceituna manzanilla de toda la campiña sevillana.”

manzanilla-arahal22

.

La imagen de arriba pertenece a Fotos Argemís. La de abajo es una vista de olivares al oeste del pueblo.

.