Posts Tagged ‘refranero español’

El cabrero del Arahal y otros refranes

abril 3, 2016

Encontrar en el refranero el nombre de Arahal no es difícil. Sólo hay que acudir a una buena recopilación de refranes o dichos populares, sin tener que perderse en el maremagnum de los cien mil refranes que tiene registrados la lengua castellana. Acudimos a uno importante, el Refranero Geográfico Español en el que aparecen los tres más importantes que hacen referencia al pueblo.

IMG_4780

El Refranero Geográfico Español fue publicado por la editorial Hernando en 1936. Lo característico de este refranero es que en sus 462 páginas contiene una recopilación de distintos refranes españoles por regiones, ciudades o pueblos, lo que hace fácil la localización de cada lugar. Su autor, Gabriel Mª Vergara y Martín (1869 – 1948) fue un folclorista y etnólogo que vivió a caballo entre los siglos XIX y XX (1).

.

IMG_4781

IMG_4782

La división geográfica del Refranero la hace Vergara en varias partes. En la tercera aparecen por orden alfabético los refranes de localidades y poblaciones. Los refranes atribuidos a Arahal se pueden leer en las páginas 132 y 133, entre los de Aracena y Aranda de Duero.

IMG_4783 copia

.

IMG_4784

IMG_4785

Veamos los tres refranes de Arahal que recopila Vergara:

El primero, Al uso del Arahal: tres borricos encima de un animal, se debe entender cuando cabalgan tres personas en una caballería e indica una idea de la brutalidad rural, del poco talento. No es un refrán exclusivo de Arahal y se debe entender dentro de los refranes con un carácter negativo o peyorativo, generalmente surgido en lel oscuro pasado de rivalidades entre diferentes poblaciones. Si nos detenemos a leer los refranes de cada población encontramos en su mayoría ese carácter peyorativo. En este caso, se aprovecha la utilización de la concordancia de la última sílaba de Arahal con el de animal. Hay un refrán similar, A fuer de Portugal: dos animales sobre un animal, que nos indica esta correspondencia en el refranero popular..

El segundo, El cabrero del Arahal comía, bebía, hacía jiscal y echaba las cabras del garbanzal es el que menos connotaciones tiene con otros refranes, interpretaciones o paralelismos. En éste se critica la simpleza de la tarea humana. Aquí tambien encontamos la concordancia de Arahal, jiscal y garbanzal. Aquí, jiscal debe entenderse de jiscar, ensuciar (evacuar el vientre).

El tercero, El gaitero del Arahal, que le daban diez porque empezase y ciento porque acabase. Que indica las falsas perspectivas en las personas en general. Es el más utilizado y aparece referido a otras poblaciones y cicunstancias. El mismo Vergara nos lo aclara: “Este gaitero era igual al que había en Arganda, en Bujalance y en otras localidades”. El por qué le tocó a Arahal un refrán de gaitero será difícl de explicar, y aún más si pensamos en gaitas arahalenses.

Estos son los refranes principales del pueblo que aparecen cuando se abre cualquier refranero popular. O por decirlo de otro modo, estos son los refranes con que el refranero castiga a Arahal. Añadimos otro que no cita Vergara y que recoge Rodríguez Marín (2): El gallo del Arahal, ni allá ni acá. Refrán de difícil interpretación, también de carácter peyorativo (algo que no vale, no sirve, ni en el pueblo ni en ninguna parte). Arahal también tiene su gallo, como Morón, pero menos conocido.

Es recomendable una lectura del Refranero de Vergara. Si no es posible, se pueden encontrar de forma más breve los refranes de cada pueblo sevillano en este sitio: La provincia de Sevilla en el refranero.

.

.

Notas

250px-GabrielMariaVergaraMartin_02

1.- Gabriel María Vergara Martín nació en Madrid el 19 de enero de 1869 y falleció en la misma ciudad el 21 de diciembre de 1948, aunque residió en Guadalajara durante casi medio siglo. Fue doctor en Filosofía y Letras y en Derecho y el mejor representante en Guadalajara de la generación del 98. Desde 1898 ocupó la cátedra de Geografía e Historia del Instituto de Segunda Enseñanza hasta su jubilación en 1939. Entre sus más de un centenar de obras, tanto de investigación como de divulgación, destacan las de lexicografía, aunque también trató el derecho, el folclore y la etnología. Entre esas obras, destacan: Refranes y cantares geográficos de España (1906), Refranes, modismos y cantares geográficos empleados en España con relación a otros pueblos (1907), Carácter y cualidades de los habitantes de las diferentes regiones españolas según las frases populares (1915), Cosas notables de algunas localidades españolas según los cantares (1918).

2.- Rodríguez Marín, Francisco : “12.600 refranes más no contenidos en la colección del Maestro Gonzalo Correas…” Editorial: Tip. Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, Madrid, 1930.

.

 

.

Si tu vecino te gana a arar…

abril 14, 2015

.

En un artículo del periódico manchego Lanza de los años 40 (1), aparece el nombre de Arahal citado por un ingeniero agrónomo, famoso conocedor de la agricultura de la España del sur. En él recuerda a un agricultor de Arahal al que oyó un antiguo refrán agrícola: “ el mismo refrancito que me enseñó un viejo agricultor de Arahal (Sevilla) hace una pila de años: «Si tu vecino te gana a arar, gánale tú a escardar”. Para él, este “refrancito”, como lo llama, es un verdadero tratado de agronomía.

.

escardar22

.

El ingeniero era Carlos Morales Antequera. Así comenzaba su artículo:

Todos los años por esta época, vengo colocando a nuestros agricultores el disco de la escarda, y el mismo refrancito que me enseñó un viejo agricultor de Arahal (Sevilla) hace una pila de años: «Si tu vecino te gana a arar, gánale tú a escardar”. Es un capítulo precioso de un tratado de agronomía (2).

Porque escardar la tierra, no es sólo quitar las malas hierbas, que por estar “en su casa” y ser muy voraces, disputan la comida a las forasteras… porque con ella facilitamos una meteorización, que en esta época del año, tiene un valor inestimable, porque la microflora del suelo está en su máxima actividad, y al remover la tierra, favorecemos el acceso del óxigeno para que respiren, y del nitrógeno que absorben las materias nitrificantes… (el artículo completo se puede leer en la imagen reproducida).

.

Unknown

 

.

escardar

 

.

Este artículo es uno de los muchos que escribió Carlos Morales en su carrera y demuestra su dominio literario, un deseo vocacional siempre presente. El texto aparece esta vez en uno de los medios de la llamada “prensa del Movimiento”, creada después de la guerra civil. Lanza era el periódico de su tierra manchega, donde acostumbraba a enviar mensajes pedagógicos a los agricultores. Aunque sus comunicaciones agrícolas datan de tiempos más antiguos, pues se inician en la monarquía de Alfonso XIII, para continuar en la República y en el franquismo.

El recuerdo de cómo conoció el refrán, “hace una pila de años”, en boca de uno de Arahal, tiene que ser de la época monárquica, cuando Carlos Morales dirigía la llamada Granja Agrícola de Alfonso XIII en Sevilla (3). Era un ingeniero agrónomo importante, pues ya en 1926 el mismo monarca le encargó la confección de una hoja divulgativa para combatir la plaga del olivo. Conocemos al ingeniero pero no al refranero. ¿Quién sería ese viejo agricultor de Arahal, que le enseñó el conocido refrán?

La juventud de Carlos Morales transcurrió en el primer tercio del siglo XX, un momento de auge de la cultura agrícola, que los gobernantes querían difundir a través de la prensa y de las Granjas Agrícolas. Hombre amante de las letras y la enseñanza, no se limitó a escritos en prensa y revistas, fue pionero en programas radiófonicos dirigidos al mundo rural. En la primitiva Radio Nacional de España fueron famosos sus personajes radiofónicos Don José y Juanón, a los que solía acompañar La Usebia. Con un lenguaje rural muy celebrado en todo el país, los diálogos de estos personajes aparecían casi a diario en horarios de máxima audiencia radiofónica.

Enlazar la sabia agricultura de Arahal de los años 20 con la pedagogía del ingeniero manchego merece un pequeño recuerdo en la historia del pueblo.

.

.

azada2

Notas

.
1.- Lanza. 28/03/1946, Página 2. Lanza fue uno de los periódicos creados en 1940 tras la guerra civil y conocidos como Prensa del Movimiento. Es el periódico de Ciudad Real desde entonces.

2.- Escardar es un término que se define en dos conceptos. El primero es arrancar los cardos y otras hierbas que son perjudiciales para un sembrado. La segunda es separar en una cosa lo malo de lo bueno. Así también en agricultura se dice que la labor de escardar consiste en eliminar la maleza con el objetivo de aproximar suelo al cuello de la planta moviendo la tierra varias veces durante el desarrollo del cultivo después del riego o la lluvia para evitar la pérdida de agua por evaporación. Tras el riego se establece en el suelo una fuerte relación entre los espacios porosos, constituyendo canalillos por donde circula el agua. La escarda actúa como protectora de la parte inferior del suelo, por lo tanto se impide que el agua se evapore.

3.- En los años anteriores a la Exposición de Sevilla de 1929 aparecen una serie de proyectos para mejorar las estructuras agricolas y productivas, que se hacen a iniciativas fundamentalmente de instituciones oficiales. El principal caballo de batalla era la modernización del campo, en el que tenían que intervenir necesariamente las nuevas maquinarias. Coinciden con la necesidad de divulgar enseñanzas que den a Sevilla más riqueza, con centros como la Cámara Agrícola de Sevilla o la Granja Agrícola de Alfonso XIII. De ellas salieron formas nuevas de pedagogía para el mundo rural, como conferencias en “semanas agrícolas” realizadas por ingenieros agrónomos. En ellas se animaba a introducir maquinaria, fomentar cultivos remuneradores (algodón, tabaco, frutales, pita), crear bancos de crédito agrícola, etc. Toda esta labor había que difundirla por medio de charlas, que realizaban ingenieros agrónomos y locutores de la Granja Agrícola que dirigió Carlos Morales Antequera.

.

.

.