Una necrológica militar

septiembre 16, 2016

.

En la Revista de Sanidad Militar de 15 de abril de 1925 (1) aparece una necrológica de un militar nacido en Arahal, un teniente coronel médico que después de larga carrera en el Ejército, ejercía su labor en el Hospital Militar de Guadalajara como Director. Es interesante reseñar el paso por la vida de estos arahalenses que destacaron en sus actividades y que el tiempo borró del recuerdo del pueblo.

teniente coronel1

Francisco García, nació en Arahal y estudio Medicina en Granada. A los 31 años ya lo encontramos como médico en el Ejército. En 1896 estuvo en Filipinas con el Batallón Expedicionario, donde fue hecho prisionero. En 1899 vuelve a España, donde fue ascendido a Médico Mayor y destinado al Hospital de Melilla hasta 1920. Sus últimos destinos fueron Granada y Guadalajara.

filipinas1_thumb[3]

Militares españoles en la Guerra de Filipinas. 1898

.

Noticia de la revista:

Don Francisco García García (1864-1925)

Teniente coronel Médico.

Nació en Arahal, provincia de Sevilla, el día 20 de Febrero de 1864, y se graduó de Licenciado en Medicina y Cirugía en la Facultad de Medicina de la Universidad do Granada, en Noviembre de 1888, y en 30 del mismo mes del año 1895, fué nombrado, por oposición, Médico segundo del Cuerpo, obteniendo el empleo (le Médico primero por mérito de guerra, en Marzo de 1897, que permutó por la Cruz de María Cristina y por antigüedad, en Abril de 1898. Ascendió a Médico Mayor en Agosto de 1911 y a Teniente coronel Médico en Septiembre de 1920. A su ingreso estuvo destinado en el Regimiento Infantería de Álava, pasando al Ejército de Filipinas con el Batallón Expedicionario, núm. 1, y al llegar a Manila, en 8 de Octubre de 1896 salió a operaciones de campaña, efectuándolas hasta su destino en Agosto de 1897 a la Enfermería de Taal y después a la de San Isidro, donde fué hecho prisionero por los insurrectos en 21 de Junio do 1898, recobrando la libertad el 7 de Enero de 1899. Embarcó para la Península el 10 de Marzo, quedando con licencia a su llegada a Barcelona. En Abril fué destinado al Regimiento Infantería de San Quintín, y en Julio si- guiente al Batallón Cazadores de Cataluña, donde permaneció hasta Julio de 1905, que fué destinado a la Remonta de Extremadura, y en Agosto de 1909 en comisión al Regimiento Infantería de San Marcial. Ascendido a Médico Mayor, pasó destinado al Hospital de Melilla en Septiembre de 1911, permaneciendo en ese destino hasta fin de Septiembre de 1920, que pasó a prestar servicio al Hospital de Granada, y en Agosto de 1922 al de Guadalajara, como Director, y cuyo destino servía al ocurrir su fallecimiento.

Había desempeñado numerosas comisiones del servicio, estaba condecorado con la Cruz de primera clase de María Cristina, dos de igual clase del Mérito Militar con distintivo rojo, una de ellas pensionada, Cruz de San Hermenegildo, Medalla de Luzón, de África y de la Jura de S. M.

Descanse en paz nuestro estimado compañero.

.

medalla Luzon

Medalla de Luzón

granada-rehabilitacion-arquitectura--575x323

Patio del antiguo hospital militar de Granada (restaurado en la actualidad), donde fue director Francisco García en sus últimos años.

.

.

 

Bibliografía

revista portada

1..- Revista de sanidad militar (Madrid. 1911). 15/4/1925, página 19.

.

.

.


El motín de Arahal de 1916

agosto 24, 2016

.

Ahora ha hecho un siglo exacto, en mayo de 1916, en que se producía un desorden público en Arahal, que conocemos hoy muy propagado por la prensa de entonces. La causa fue la publicación de una hoja clandestina – supuestamente antirreligiosa y revolucionaria- que salió del Centro Obrero de Arahal. Al caer en manos del alcalde, éste dió aviso a las autoridades y al juez de instrucción de Marchena, que pidió el secuestro del panfleto por la Guardia Civil.

La hoja, que desgraciadamente no conocemos y que no podemos juzgar, parece que contenía ataques al ejército y a la religión. Ese fue el motivo de su secuestro. A pesar de que nadie la leyó ni se reprodujo en ningun medio, tuvo mucha repercusión en la prensa nacional de aquel 1916. Algun periódico llegó a titular el caso como El motín de Arahal,  quizás añorando los aires revolucionarios de 1857. Pero quedó en nada, un panfleto irreverente cogido a tiempo por la censura de las autoridades: lo que da una idea del control al que estaban sometidas las agrupaciones que no fueran conservadoras, como este Centro Obrero de Arahal.   Hubo detenidos, entre 9 y 18 miembros, y el Centro Obrero fue clausurado. El supuesto autor de la hoja fue detenido, para ser puesto en libertad enseguida.

Foto-obreros-de-la-construccion-LP-70-400x305

.

Aquí debajo, podemos seguir la historia del Motín de Arahal, a través de algunos de los numerosos recortes de prensa:

 

ilustracion 1 La Mañana 21 5 16 copia

La Mañana. 21 mayo 1916

 

ilustracion 1a. El Siglo Futuro 15 5 16

El Siglo Futuro. 15 mayo 1916

 

ilustracion 1b El Heraldo de madrid 15 5 16

El Heraldo de Madrid. 15 mayo 1916

 

ilustracion 1c. La Accion 15 5 16

La Acción. 15 mayo 1916

 

ilustracion 2 La Accion 25 5 16 copia copia

La Acción. 25 mayo 1916

 

ilustracion 3 El Radical 17 5 16 copia

El Radical. 17 mayo 1916

 

ilustracion 4 La Mañana 17 5 16 1 copia

La Mañana. 17 mayo 1916

 

ilustracion 5 El Globo 25 5 16 copia

El Globo. 25 mayo 1916

.

Notas

Al no tener ninguna imagen gráfica de Arahal, he usado la de arriba, que muestra un grupo de obreros de Bornos, contemporáneos de los de Arahal y, por tanto, de similar aspecto. En el artículo: Anarquistas de Bornos: La Sociedad de Agricultores “La Constancia” y el grupo “Los Bastantes” (1912-1916).

.

.

.


Otro “Niño del Arahal”

agosto 5, 2016

El alias o apodo de “Niño del Arahal” fue utilizado con facilidad en la primera mitad del siglo XX. Seguramente como consecuencia de la fama del “Niño” original que abatió la Guardia Civil en la sierra de Alcaraz en 1907. Desde entonces, su nombre se propagó en toda la prensa nacional, de forma que no quedó ningún rincón que ignorara este nombre. De ahí surgieron numeroso niños del Arahal en nombres artísticos, sobre todo en manifestaciones tipícamente andaluzas: el flamenco y la tauromaquia. Tampoco faltaron personajes ficticios en la literatura, como en este caso, en que el autor utiliza al apodo para aplicarlo a un torero.

Un “Niño del Arahal” aparece en un cuento del decadente Hoyos y Vinent, publicado en La Esfera en junio de 1929. Es el nombre que se le dá a un viejo matador al final de su carrera. En un relato muy breve, el diestro brinda un toro al protagonista del cuento. El “Niño del Arahal” fue su ídolo de otros tiempos, pero ahora, al mostrar su decadencia, refleja también la imposibilidad de realizar sus sueños de juventud. De ahí, el título del cuento: ¡Demasiado tarde!

ilustracion 1
.

Leemos en el cuento:

Estaban en la Plaza de Toros. Tarde de sol: bajo el toldo azul, el espectáculo gayo—añil, albayalde, bermellón—, el griterío ensordecedor, las músicas, y en el ruedo, en el candente círculo de arena, los lidiadores como fantoches de seda y oro. Entre ellos, el Niño del Arahal.

Estaba víejillo ya, el torero cañi, y vivía del prestigio de ayer. Aún su nombre llenaba el coso taurino; el público chillaba, lo azuzaba, lo tomaba a broma, pero acudía al reclamo de su nombre como el toro acude al trapo…

Tras el brindis, un poco enfático y ampuloso, empezó el viejo diestro su faena. Aún había alllí marchosería, gracia torera y elegancia; pero, ¡ay!, que los años no habían pasado en balde y era viejo, un pobre hombre q u e danzaba descompuesto ante el toro, que hacía de él lo que quería. Y el pueblo, el buen pueblo que hace los ídolos por el gusto de derribarlos luego, bramaba, aullaba, insultaba al mísero diestro, que buscaba anhelante deshacerse del toro fuese como fuese. Y así, en la apoteosis de luz. en el horrísono de las protestas de la muchedumbre, se le veía viejo, con todo el dolor atroz de la vejez… (La Esfera (nº 806). 15 de junio de 1929. Página 15).

.

ilustracion 2

.

.

images

Antonio Hoyos y Vinent (1884-1940) fue un escritor y periodista activo en el primer tercio del s XX. De familia noble, fue marqués de Vinent. El decadentismo, el género erótico y su militancia anarquista carecterizaron sus obras, que salieron en ediciones populares y cuentos cortos como el presentado aquí y que publicaba normalmente en La Esfera. A causa de su millitancia en la FAI (Federación Anarquista Ibérica) fue encarcelado al finalizar la guerra civil en la cárcel de Porlier de Madrid, donde murió abandonado y enfermo.

 

.

Bibliografía

ilustracion 00

La Esfera (nº 806). 15 de junio de 1929. Página 15.

.

.

.


Carrión de los Céspedes en Arahal

julio 19, 2016

.

Miembros del Marquesado de Carrión de los Céspedes aparecen en la lejana historia de Arahal y es interesante reseñarlo aquí, antes que esa familia pasara a la localidad de Lora del Rio, donde tuvo su asentamiento.

El Marquesado de Carrión de Céspedes es un título nobiliario español creado por el rey Carlos II en 1679 a favor de Juan Antonio de Céspedes-Lasso de la Vega, hijo del VII Señor de dicho lugar. Su nombre se refiere al municipio andaluz de Carrión de los Céspedes, en la provincia de Sevilla. La villa de Carrión de los Céspedes perteneció a la Orden de Calatrava, y tomó la denominación por haber sido primer Señor Gonzalo de Céspedes, Capitán de la Guardia Española de Felipe II, que la compró al rey con facultad de poder llamarla Carrión de los Céspedes.

carrion aa

El primer miembro arahalense del marquesado es D. Antonio Quintanilla y Torres, Calderón de la Barca y Calvillo, XI Marqués de Carrión de los Céspedes, Abogado, nacido en el Arahal el 12 de abril de 1826 y muerto en Sevilla en febrero de 1899.

Su madre era oriunda de Arahal: Doña María del Carmen Torres y Calvillo, Cansino y Lara, nacida el 16 Julio de 1794. Casada con D. Juan Rodrigo Quintanilla y Calderón de la Barca, Maestrante de Sevilla, que era natural de Carmona. Los padres de Doña María del Carmen Torres y Calvillo, también de Arahal, fueron D. José de Torres y Cancino y doña María Teresa Calvillo.

Dos de las hermanas del XI Marqués de Carrión también nacieron en Arahal:

Doña María Gracia Quintanilla y Torres, nació en Arahal el 19 de Mayo 1813, y murió en Lora del Río 13 Enero 1865, soltera.

Doña Maria Josefa Quintanilla y Torres, nació en Arahal el 9 de Marzo 1824, y murió en Lora del Río el 7 Diciembre 1886, soltera.

carrion b

El resto de los hermanos Quintanilla y Torres -fueron 8 los hijos que tuvo Doña Maria del Carmen- nacieron en Lora del Rio.

Si consultamos los anales de la genealogía española, encontramos que familias del apellido Quintanilla tuvieron casas solariegas en Asturias, Medina del Campo y diversas localidades de la provincia de Sevilla. En Carmona, Arahal, La Algaba y Lora del Río.

Sin título

cuadro copia

Arriba, heráldica de los Quintanilla. Debajo, listado de los Marqueses de Carrión de los Céspedes desde la antigüedad hasta ahora. Subrayado, el Marqués nacido en Arahal.

.

Bibliografía

Carrión de los C1

Revista de Historia y de Genealogía Española. 1/1–28/2/1931, páginas 56 y 58.

Carrión de los C2

.

.

.

 


Labores estivales

julio 3, 2016

1 segadora

2 cerniendo

3 trillo

En un número de la revista Nuevo Mundo (17 de junio de 1932) aparece un artículo dedicado a las tareas de los segadores de los años 30, acompañadas de reflexiones agrícolas y políticas. El artículista, preocupado por el latifundio andaluz, escribe: Así, si salimos de Sevilla con dirección a algunos pueblos de su provincia, encontraremos Alcalá de Guadaira, Arahal, Marchena, Osuna, Morón, Estepa, Herrera y otros más, en los que si bien hay alguna que otra finca de considerable extensión, no constituye ninguna de ellas, por sus características de cultivo, lo que propiamente recibe la denominación de latifundio… Y más adelante continúa: El verdadero problema andaluz está en estas tierras sedientas, donde sólo llega el agua cuando la lluvia acude benéfica a vivificar los campos. 

El artículo se acompaña de fotografías con las tareas estivales en el campo, contrastando una moderna segadora con el legendario trillo de las eras.

texto2

4 pagina completa

.

.

5 portada nuevomundo 0

El número de Nuevo Mundo de aquel verano, provisto de una magnífica portada fotográfica con el retrato de Raquel Meller, se ocupa de uno de los escándalos políticos de comienzos de la República: el asunto March. Tres filas de figuras de la actualidad. Arriba: Carner, el ministro de Hacienda; Azaña; Gil Robles; Franco de Espés. Centro: Capitán Barrera; José Calvo Sotelo, ministro de Hacienda; Alejandro Lerroux; General Barrera. Debajo: Sr March; Angel Galarza e Indalecio Prieto. Aquí debajo, la página con un fotomontaje de los personajes citados. Y otra página con publicidad de la época.

6 politicos

7 anuncios

.

Lectura completa del artículo Hombres y máquinas. La moderna tragedia del campo andaluz.

nuevomundo2

nuevomundo3

nuevomundo4

.

.

.


La mina de plata

junio 21, 2016

No es fácil encontrar noticias de Arahal en  la prensa del siglo XIX. Pero gracias a la salida a la luz de viejos periódicos que son digitalizados por las hemerotecas (especialmente la BNE), podemos encontrarnos algunas noticias del pueblo. Noticias que pueden ser pintorescas e intrascendentes, pero que alumbran algo  las vicisitudes de una población que ya tenía una formación importante y unas características propias en la campiña sevillana.

elcorresponsal0

el eco del comercio

La noticia curiosa de Arahal apareció en dos periódicos de mediados del XIX. Primero en El Corresponsal  del 22 de Diciembre de 1842, que se repite en El Eco del Comercio al dia siguiente, el 23 . La noticia está redactada -un tanto confusa- por el corresponsal de este último periódico en Morón.

En ella se relata las vicisitudes de una mina de plata que quiere ser explotada por gente de Arahal.  Es una lástima que en este largo relato, que no tiene desenlace, no aparezcan nombres de personajes de Arahal, pero tenemos que conformarnos con este sueño minero sin consecuencias. Aquí debajo se reproduce la noticia completa:

.

.

nº 1

Morón 14 de diciembre (1842)

Ocurre por aquí un desafío minero de un género singular, y cuyo resultado no puede menos de interesar a los que en estas provincias se dedican a este ramo de industria. Un portugués, titulado baron de Danzuy, hace algunos años que anda por los pueblos de la provincia de Cádiz con el nombre de ingeniero de minas, lo que le ha proporcionado hacerse director de los trabajos de muchas, y entre ellas se encargó de la que beneficia una empresa de vecinos del Arahal en la sierra de Layta, del inmediato término de Montellano.

Al mismo tiempo otros vecinos de esta villa, empresarios también de minas, recurrieron para el reconocimiento de las suyas a don Julián Pellón, director de minas en la Serranía de Ronda, quién vino a esta villa; y oyendo decir que el ingeniero portugués aseguraba que la citada mina de Layta contenía un filón de plata gris y córnea, cosa que en su concepto le parecía falsa, visto un ejemplar que le presentaron, y la … en su opinión luego que pasó a reconocerla, no tuvo dificultad en manifestarlo así a los interesados en aquella mina, y de aquí, por otros incidentes que ocurrieron, el de publicar un impreso, convenciendo de la malicia o de la ignorancia con que el ingeniero portugués procedía. Éste publicó después otro manifiesto en contrario, afirmando la existencia en la mina del fión de plata gris y córnea, y la cuestión así se ha ido comprometiendo hasta el punto de desafiarse los dos mineros a practicar un ensayo del mineral ante ingenieros de minas del gobierno, quienes decidan cual de los dos dice la verdad.

El portugués, sin embargo, temiéndole a este paso, creyo sacar más ventaja de otro que ha provocado, de un ensayo particular ante los empresarios del Arahal, a cuyo punto citó a Pellón para el ocho de este mes, creyendo acaso que éste se negaría a la prueba, y el que sin embargo ya estaba aquí el dia seis, cuando ni aún siquiera se sabía del portugués, quien estrechado y avisado de nuevo, compareció en la mina el diez, donde ambos mineros a un mismo tiempo eligieron… de lo que el portugués señaló como filón de plata, quedando conforme en que el dia siguiente se practicaría el ensayo en el Arahal

elcorresponsal2

donde no faltó a concurrir Pellón; más se halló con la novedad de que el portugués eludía el compromiso queriendo dilatar el ensayo ante los ingenieros del gobierno, escusándose además con que estaba enfermo, y que la agitación y aturdimiento le habían hecho cometer una equivocación en la elección del mineral que era el del filón de plata.

El asunto había ya adelantado demasiado para que pudiera retroceder. Los vecinos del Arahal, interesados casi todos en la mina de la disputa, otros de aquí (Morón), varios de Paradas y Marchena, y hasta el juez de primera instancia del partido habían concurrido a presenciar el ensayo, y en el pueblo no se hablaba de otra cosa que de los mineros, y del resultado de la prueba; en términos que el disgusto fue general cuando se supo la escasa del portugués y su pretexto de enfermedad, llevando éste como es consiguiente lo peor en la contienda, pues que ya todos sospechan de que el resultado ha de serle desfavorable, y que sólo busca un pretexto para escapar del conflicto, lo que no le será muy fácil porque el alcalde del Arahal y el juez del partido han tomado parte oficial en el asunto, y los vecinos interesados están muy a la mira y tienen tomadas sus medidas para que el portugués no se escape sin practicar el ensayo, volviendo si quiere a la mina en busca del filón, y a tomar nuevos ejemplares.

El minero Pellón sigue aquí esperando el aviso para que la operación se lleve a efecto, y si el resultado, como creemos, es adverso al portugués, me parece que el lance no ha de parar en esto, porque hay muchos intereses comprendidos en las minas que dirige, y si todas contienen la misma plata que la de Layta, quedará convencido de “tramoya y de charlatenería”, y los engañados a quienes ha sacado la verdadera plata, no lo dejarán ir sin una satisfacción correspondiente.

.

3219686

Sierra de San Pablo en Montellano y castillo de Cote

 

Notas

1.- El Corresponsal (Madrid) aparecido el 1 de junio de 1839. La Biblioteca Nacional posee el periodo de 1839-1844.

2.- El Eco del Comerciol (Madrid) aparecido el 1 de mayo de 1834. La Biblioteca Nacional posee el periodo de 1834-1849.

.

.

.