Un itinerario de 1866

septiembre 2, 2017

En los fondos del Archivo Cartográfico del Ejército, ahora digitalizados, podemos encontrar mapas e itinerarios descriptivos de toda España. Los más interesantes, los del siglo XIX, donde se pueden estudiar con minuciosidad como eran los caminos de cualquier pueblo, distinguiendo entre “carretera natural” y “carretera de herradura”.

Si elegimos al azar uno de ellos, el Itinerario Descriptivo Militar de España, tomo v (Granada, Andalucía y Extremadura), de 1866, encontramos a Arahal y sus comunicaciones en aquella época. Arahal, como cualquier localidad, está en el itinerario levantado por el Cuerpo de Estado Mayor. (1) Es el equivalente a un itinerario de viajes o guía de carreteras del siglo XIX.

.

DE UTRERA A ECIJA por EL ARAHAL (2.041 h)

Este es el itinerario de 74 kilometros, donde aparece Arahal en 1866, el trayecto de “carretera natural” de Utrera a Ecija. Según el informe de los autores, Arahal tiene 2,041 habitantes. En el apartado de la derecha se describen las características de la carretera, su cruce en Arahal con los caminos de Málaga a Sevilla y de Carmona a Ronda. Es un camino accidentado, “por la divisoria entre los ríos Guadaira y Corbones”.

.

DE CARMONA A RONDA POR OLVERA

Otro itinerario en el que aparece Arahal, de 97 kilómetros, es el de Carmona a Ronda por Olvera. Es una “carretera natural” hasta Morón. A partir de aquí es un “camino de herradura”. En Arahal se cruzan los caminos de Utrera a Ecija, y de Málaga a Sevilla. Las observaciones del itinerario también informan que en Arahal “a 2,5 kilómetros se encuentra una fuente con abrevadero para 16 caballos y a 17 kilómetros un abundante pozo con otro abrevadero para 32”. Aunque sirvieran como guías de viaje en general, hay que tener en cuenta que estos itinerarios estaban trazados por el Ejército para conocer previamente el terreno y los medios de subsistencia militares en el mismo.

.

DE GRANADA A SEVILLA por LOJA, ANTEQUERA, OSUNA Y ALCALA DE GUADAIRA

El tercer itinerario en que se cita a Arahal es en el trazado andaluz más importante, de Granada a Sevilla. Es un trayecto de 10 etapas y 224 kilómetros. Arahal sería el 8º lugar del trayecto antes de alcanzar Alcalá y Sevilla.

.

.

1.- El Cuerpo de Estado Mayor tuvo encomendado, desde su creación en 1810, las siguientes tareas: el levantamiento de planos de campos de batalla, zonas fortificadas y fronteras; la formación de itinerarios descriptivos de los principales caminos adecuados para la marcha de las tropas; itinerarios estudiados para obtener un previo conocimiento del terreno y los medios de subsistencia que pudiera facilitar el mismo. El contenido de estos itinerarios comprendía los nombres de las localidades, parajes y puntos notables que atravesaba la ruta; el número de vecinos de los pueblos (para calcular la capacidad de alojamiento); las distancias, expresadas en minutos de marcha regular a pie; los rumbos de las principales alineaciones, y una descripción detallada del camino, así como de los medios de todas las clases que podían hallarse en el recorrido, especialmente agua, carros, acémilas, piensos, alojamiento y cualesquiera otros apropiados para satisfacer las necesidades militares. Dichos itinerarios se iniciaron durante la Guerra de la Independencia y se continuaron después, tanto en tiempo de paz como de guerra, en la Península y territorios de Ultramar. Para perfeccionarlos se dieron oportunas instrucciones en el año 1847, determinando que al mismo tiempo de estudiar el itinerario se levantaran simultáneamente el plano topográfico de la ruta y sus aledaños, lo que se hizo, en general, a la escala de 1:20.000, con representación del relieve por curvas de nivel. (VER Archivo Cartográfico. Centro Geográfico del Ejército)

 

Anuncios

El campo de Arahal en 1930

agosto 8, 2017

Un artículo escrito desde Arahal en noviembre de 1930 y firmado por Miguel Mengibar nos describe la situación dramática del campo andaluz en general y del de Arahal en particular. Este artículo tiene el interés de estar redactado en terreno arahalense. Mengibar escribe sobre el ambiente rural: En el pueblo de Arahal, mi residencia… Y firma como espectador de un drama: En el momento en que escribo estas líneas la plaza del pueblo es un hormiguero de seres humanos… El articulo aparece en un órgano republicano de prestigio, un medio aceptado por parte de la clase obrera. Pero lo que describe Mengibar, por mucha tendencia partidista que contenga, es un panorma desolador.

.

color

Heraldo de Madrid.  12 de Noviembre de 1930

Vida Española

LA REALIDAD DE LA VIDA OBRERA RURAL
Los obreros de los grandes centros fabriles, los que constantemente piden mejoras en sus salarios y consiguen que éstos lleguen a ser capaces para sostener sus obligaciones con más o menos equilibrio, pueden oonsidenarse burgueses al lado de la gran masa obrera del campo. No es extraño que promuevan huelgas y que tengan sus rebeldías por el afán continuo de mejoras. Es, simplemente, humano en los tiempos en que todo está encarecido y la vida cada vez más difícil. Pero si tendemos nuestra mirada por estos campos de Andalucía; si observamos el viivir de estos míseros obreros, probablemente sus mismos compañeros de otros oficios sentirán conmiseración por ellos y se considerarán felices a su lado.

Empiezan a saltar chispazos en algunas localidades, como Marchena, Algodonales, Aguadulce, etc., donde elementos más o menos capacitados para ello se han puesto al frente de la colectividad, pidiendo, no aumento en jomales, no mejoras en sus haberes, sino trabajo, sea como fuere, porque tienen hambre…

frase 1 copia

En el pueblo de Arahal, mi residencia, se presenta en los momentos actuales una de las crisis más graves por que ha atravesado el obrerismo, y como éste casi pueden citarse los demás pueblos de la provincia de Sevilla. La cosecha de aceituna es nula, hasta el extremo de que más de cuarenta fábricas que existen en la localidad y que daban trabajo a seiscientos obreros han quedado hoy reducidas a una, que no es de un cosechero, sino do un industrial. Hasta mayo, probablemente, en el campo, si el año se presenta bien, no habrá trabajo, y mientras tanto miles y miles de obreros piden pacíficamente un socorro que llevar a su familia, y dígo socorro porque esto es lo que se les dará, porque al no tener los patronos donde ocuparlos se hace un reparto de estos obreros con arreglo al capital de cada cual, y en vez de ser el jornal ordinario el que se abone cobran con un gran quebranto, ya que casi de caridad los recogen.

Los patronos están agobiados de tributos y gabelas, hasta el punto de que muchas fincas pagan más contribución actualmente que daban de renta años atrás. Además, el campo no es ninguna industria que renta un tanto por ciento respetable, y sí está expuesto siempre a loe accidentes atmosféricos.

Son muy raros los patronos que no están empeñados en loa Bancos o tienen hipotecadas sus fincas, marchando, por tanto, con gran agobio y no permitiéndoles su penuria atender su labor con todos los detalles para obtener el máximo de producto y economía.

Salvo algunos propietarios que viven desahogadamente, la mayoría, si poseen propiedades, son gravadas, y si son arrendatarios no pueden atender sus compromisos.

Lo que da idea exacta de la crisis es que el número de fincas en venta es considerable, hasta el extremo de hacer exclamar a un rico nuevo a quien fueron a proponerle un cortijo:

—iEste es mi último precio, ya que toda la provincia se vende!…

frase 2 copia

En el momento en que escribo estas líneas la plaza del pueblo es un hormiguero de seres humanos, que se estrechan y empujan para penetrar en el Ayuntamiento, donde se trabaja febrilmente para dar sus boletos a unos dos mil quinientos obreros.

No murmuran, no maldicen, están callados y ansiosos de saber con quién se les destina para prestar su trabajo; pero aunque todos los patronos los reciben oordialmente, no falta quien se señale, bien por avaricia, por falta de caridiad o porque no pueda, y entonces vuelven, mustios y con fuego en su alma, en busca de nuevo destino.

Prevenir los acontecimientos es obra de todo buen goberaante; y esto, que en apariencia es un síntoma al que se presta poca atención, debe preocupar al Gobierno, buscando una solución, que yo no soy el llamado a proponer, y que no sea de momento, sino para el porvenir, protegiendo a. estos obreros y ayudando a los patronos para fomentar la agricultura, principal riqueza de nuestra nación.

MIGUEL MENGIBAR
Arahal, 10 de noviembre de 1930.

 

mengibar1

mengibar2

mengibar3

Lectura del artículo original de Mengibar, tal como apareció en El Heraldo.
.

.

El Heraldo de Madrid fue una publicación vespertina nacida a mediados del siglo XIX que pasó por varios periodos y tendencias. Fue un gran diario de información general, siendo durante el primer tercio del siglo veinte uno de los de mayor tirada y más populares con gran aceptación por parte de la clase obrera, que dió amplio despliegue a las noticias de sucesos, pero también a las de carácter social y político.

heraldo

En 1927 se declarará abiertamente republicano. En 1924 se había incorporado a su redacción César González Ruano (1903-1965). Manuel Chaves Nogales (1897-1944) será su redactor-jefe y entre sus redactores estará Manuel Bueno (1874-1936) y el crítico literario Miguel Pérez Ferrero (1905-1978).

Durante la II República será uno de los principales defensores de los partidos republicanos de izquierda y el rotativo vespertino de mayor tirada. Al finalizar la guerra civil, varios de sus redactores serán encarcelados y condenados a muerte y de sus talleres incautados nacerá el diario Madrid (1939-1971).

.

.

.


Arahal y las otras monedas

julio 12, 2017

En un catálogo de numismática podemos ver los cinco municipios de Sevilla que acuñaron moneda durante la guerra civil. Son las conocidas “cecas de emergencia de la guerra civil”. Las monedas circularon por esos pueblos y por su entorno. Son Cazalla de la Sierra, Lora del Río, Marchena, Puebla de Cazalla y Arahal. Hoy tienen un valor numismático para los coleccionistas.

Presentamos las páginas que el catálogo muestra de cada pueblo, con la valoración de 1983. Al final, se pueden ver las valoraciones actuales para las monedas de Arahal.

 

Arahal y Cazalla de la Sierra

.

Lora del Río y Marchena

.

Puebla de Cazalla

.

.

En estas páginas ya apareció el tema de las monedas arahalenses. Ver la entrada Ceca de Arahal de 12 de septiembre de 2009. Aquí arriba, un estuche de numismática conteniendo el juego completo de la ceca de Arahal. Debajo, una página de coleccionismo en internet con las valoraciones actuales de las monedas arahalenses.

.

.

.

.

.


La Logia “Gran Capitán”

mayo 21, 2017

Gracias a la última digitalización de prensa masónica en la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional, podemos conocer la actividad de la Logia de Arahal “Gran Capitan” año tras año, en los boletines que van de 1890 al 1895.

La Logia de Arahal aparece en el Boletín de Procedimientos del Soberano Gran Consejo General Ibérico (1), donde la vemos rodeada de otras de pueblos vecinos (la Logia “Julián Gayarre” de Marchena, la Logia “Ruiz Zorrilla” de Carmona, la Logia “Estrella de Isaac Peral” de Osuna, la Logia “2ª Isaac Peral” de la Puebla de Cazalla, la Logia “Caridad” de Aguadulce, la Logia “Luz” de Paradas y muchas más). En francmasonería, la Logia es la organización básica, que se distingue por su nombre y por el número con que ha sido inscrita en la obediencia. La de Arahal era la número 59.

.

La primera noticia de Arahal en el Boletín es la concesión en 1890 de Patente a su Logia con el nombre de “Gran Capitán” y número 59. La concesión la hace la Soberana Gran Logia Española. En la misma noticia aparecen las Patentes de Jaén (nº 56), Cáceres (nº 57) y Marchena (nº 58). La Carta Patente o Carta Constitutiva es el documento por el que una Logia es reconocida bajo la tutela o jurisdicción de una Gran Logia.

.

En un Boletín de 1892 aparece la composición de la Logia “Gran Capitan”, con un Venerable Maestro: D. Antonio García. Y dos Obreros: D. Ignacio Oliver y D. Sebastián Amoedo. En Las logias masónicas los cargos y jerarquías son determinantes. El cargo de Venerable Maestro, o símplemente Venerable, es el nombre que recibe el hermano que preside los trabajos masónicos de cada sesión. Puede ser cualquier hermano, al que se le conceden ciertas facultades de orden ejecutivo para mantener el orden del ceremonial y la armonía dentro de la logia. El Obrero es un componente de la misma. Un trabajador o constructor, que puede ser simbólicamente considerado como parte de la edificación de la Logia, lograda por cada hermano que busca a la vez ser constructor de sí mismo.

.

En una noticia de diciembre de 1893 se describen las iniciaciones en la Logia de Arahal, así como la elección de dignidades para regir el Taller durante el año 1894. Taller es la unidad primordial de la masonería. Designa a un grupo de masones trabajando mancomunadamente o al sitio en que se reúnen.

En el Taller de Arahal de 1893 fue iniciado “previos requisitos del ritual” a Miguel Delgado Brenes, que adoptó el nombre de “Colón”. Y se le concedió el grado de compañero a Enrique Medel Alcázar-Caballero. En masonería es necesario adoptar un nombre para la Logia y sus componentes, nombres generalmente referidos a la  la sabiduria universal, las ciencias o la historia. En la masonería, cuyo objetivo es hacer mejores personas, los grados corresponden al nivel de conocimiento del oficio alcanzado por el iniciado.

En ese mismo Taller de 1893 se eligieron Presidentes Honorarios y Efectivos. El presidente (Venerable) fue D. Francisco Arias de Reina, seguido del Primer Vigilante, D. Manuel Aranguete Sánchez, y del Secretario Tesorero, D. José Bernabeu Carreto.

.

En 1894 se produce la expulsión de un miembro de la Logia de Arahal. Ésta se realiza en un Taller y se notifica al Venerable Hermano D. Isidro Villarino del Villar de la Soberana Gran Logia. El expulsado es el hermano D. Sebastián Amoedo, que apareció en la primera noticia iniciando la logia arahalense de 1890. No se explican las causas de esa expulsión ad vitam, que tuvo que ser a causa de faltas graves y que los masones arahalenses explicarían en privado en la Gran Logia.

La notificación está firmada por los Venerables Maestros Inocencio Bailac, Francisco Arias de Reina, Francisco Pérez y José Bernabé. En esta notificación vemos que participan las Logias de Arahal y de Paradas. La Logia de Paradas, con el nombre de “Luz” y número 135 (número muy posterior al de Arahal), aparece por primera vez en el Boletín unida a la de Arahal.

.

El 31 de Diciembre de 1894 hubo una Tenida en la Logia arahalense en la que se inició Manuel Gallego Pinto, natural de Morón, “previos los requisitos de ritual y con arreglo a lo que dispone nuestra Constitución”. La noticia esta firmada por el Venerable Maestro Francisco Arias de Reina y el Secretario Enrique Medel.

Los masones se reúnen al menos una vez al mes en la logia para realizar los trabajos masónicos. Las sesiones de trabajo que se llevan a cabo dentro del marco ritual se denominan Tenidas de Obligación. Esta Tenida tiene lugar con el aparato masónico y puede incluir la presencia de Hermanos y Hermanas visitantes.

.

Otra iniciación en la Logia de Arahal, la de D. Aurelio Almagro Rodríguez, que adoptó por nombre simbólico el de “Victor Hugo”.

.

Y otra iniciación, la de D. Miguel Delgado Brenes, en Septiembre de 1894. La noticia, como la anterior, está firmada por el Venerable Maestro, Francisco Arias de Reina, y el Secretario, Manuel Arangüete.

.

La última noticia encontrado en los Boletines es de 1895. En ella se informa de una nueva iniciación en la Logia “Gran Capitán” de Arahal, la de  D. Federico Trujillo, natural de Sevilla, que tomó el nombre de “Giordano Bruno”. Firma la noticia el Venerable Maestro Francisco Arias de Reina.

Estas son las apariciones de la Logia de Arahal en el Boletín, que dejó de publicarse en 1898.

.

.

Notas

Boletín de Procedimientos del Soberano Gran Consejo General Ibérico.

Editado por el Soberano Gran Consejo General Ibérico y la Gran Logia Simbólica Española, en cuya cabecera -adornada con un grabado- se indica “rito antiguo y primitivo oriental de Memphis y Mizraim” y “revista sociológica-masónica”, siendo su objeto actuar como “gaceta oficial” de esta “obediencia”, cuyos “artículos, noticias o variedades”, han de “estar siempre calcadas en lo que más convenga a los intereses y fines” de la asociación, según se indica en el artículo de presentación de su “número programa”, publicado el cinco de octubre de 1889. El 30 de noviembre siguiente publicará un “número extraordinario”, y el 15 de enero de 1890 lo hará ya su primer número ordinario, apareciendo a partir de entonces con periodicidad quincenal, en entregas de 16 páginas, compuestas a dos columnas y estampadas durante casi toda su vida en el Establecimiento Tipográfico de Ulpiano Gómez y Pérez, impresor que formará parte de la logia.

Su plan de contenidos será insertar en las primeras doce páginas las secciones oficial, de intereses generales y de variedades, así como noticias, sueltos, avisos y la correspondencia oficial con las logias; y las últimas cuatro estarán dedicadas a la recopilación legislativa del Gran Consejo y la Gran Logia (estatutos, constituciones, reglamentos, decretos, disposiciones, liturgias, rituales, etc.). También dará cuenta del tesoro de la logia y los catálogos de los cuerpos del rito (socios, socios protectores, socios honorarios, logias corresponsales, logias de adopción, etc.).

La Gran Logia Simbólica Española había sido constituida el 15 de febrero de 1887, siendo gran maestro del soberano gran consejo Manuel Gimeno Catalán, quien será sustituido a mediados de 1890 por el también republicano federal Enrique Pérez de Guzmán, marqués de Santa Marta, hasta su dimisión a finales de 1893. A éste le sucederá Isidro Villarino del Villar, que hasta entonces había sido secretario general, siendo el abogado del Estado Ricardo López Sallaberry el gran maestro de la logia. La publicación será gratis para los asociados numerarios y las logias dependientes. Su director será el citado Villarino; redactor, Ángel Arenas, y colaborador, Gervasio Tarazona. Aparece indicado como gerente Alejandro Medina y Bailac, y como administrador, Eduardo I. Ferrándiz.

Esta obediencia masónica española ha sido considerada como peculiar, al adoptar logias de obreros o permitir la presencia de mujeres en sus talleres. También, por su alta politización, su tendencia republicana y anticlerical, estando vinculada a las corrientes librepensadoras. Son destacados en su boletín los artículos bajo el epígrafe “Injusticias sociales”, publicados desde marzo a julio de 1890, o los dedicados a la educación.

Desde 1891, la publicación aparecerá tres veces al mes, al tiempo que reduce a la mitad su paginación (ocho). Desde el cinco de julio de 1893 al 30 de octubre de 1896, modifica la ilustración de su portada, apareciendo en la misma el nombre del fundador y director, Villarino, y, después, el de su nuevo responsable, Emilio Arroyo, al tiempo que indica también que es “medalla de oro en la Exposición Partenopea de Nápoles”. A partir de su tercer año de edición será semanal y modificará también el subtítulo a: “revista sociológica ilustrada” y “revista sociológica”. A partir del número 13 de su quinto año reduce el título a: Boletín de procedimientos, y el subtítulo a: “órgano oficial del Soberano Gran Consejo General Ibérico”. En la citada entrega extraordinaria del cinco de julio de 1893 insertará grabados con retratos de sus dirigentes, y en las siguientes otras ilustraciones referidas a la masonería. Inicia la secuencia de sus entregas anualmente. A primeros de 1897 publica un suplemento con el catálogo general de los cuerpos que se hallan constituidos en esa fecha. El último número de la colección corresponde al 22 de junio de 1898. (Hemeroteca. Biblioteca Nacional)

.

.


Tarifa para viajeros (1875)

mayo 13, 2017

En 1875 nadie viajaba en Arahal y los pocos que lo hacían utilizaban el tren, que entonces se llamaba ferro-carril. Para ir a los pueblos de al lado, Utrera o Marchena, por ejemplo, lo normal era ir en tren, con lo que suponía de aventura, retraso o accidente. Las tarifas para este “revolucionario” servicio de transporte se pueden ver en la Guía de Sevilla, su Provincia, Etc. que editó Gómez Zarzuela en aquella época.

Arahal estaba en la línea de Utrera a Morón y Osuna. Había otra línea, de Sevilla a Alcalá y Carmona, con prolongación hasta Montilla, que empalmaba con la red general de ferro-carriles en la estación de San Bernardo. Uno de los despachos de billetes estaba en la plaza de la República (nombre que indica que estamos en la época de la Primera República Española: 1873-1874).

De la estación de Utrera a la de Arahal había 31 kilómetros. La tarifa del tren estaba fijada en reales: 19 reales con 40 céntimos para primera clase; 14 reales con 00 céntimos para segunda clase; 9 reales con 40 céntimos para tercera clase. El real no era una moneda efectiva. En 1868, el Gobierno Provisional del general Serrano había convertido a la Peseta en moneda nacional: ‘’El valor de la peseta es de 4 Reales o 400 milésimas de Escudo”. El Escudo y el Real desaparecieron como monedas efectivas, el nombre de Escudo tardó poco en desaparecer, mientras que a la moneda de cinco pesetas siguió llamándose Duro.

Monedas de la I República. La aparición de la peseta.

.

En 1875 Arahal tenía una población de 9,620 habitantes y su riqueza era estimada en 547,905 pesetas, bastante considerable si la comparamos con los pueblos que inician la lista de la Guía de Gómez Zarzuela.

Los servicios de transporte se completaban con los de los Mandaderos y Cosarios, que traían y llevaban cosas (de ahí su nombre) a la capital y otros lugares. La Guía establece los lugares de parada y recogida para cada pueblo. El Cosario de Arahal paraba en el Mesón del Lucero, en la calle Agricultura.

.

.

.

Bibliografía

Portada de la Guía de Sevilla de 1875 y  un anuncio.

.

.

.


El saqueo francés

abril 17, 2017

F. Cortines Murube escribió a comienzos del siglo pasado un artículo titulado Historia inédita del saqueo de sesenta pueblos andaluces (1) Se refería a la ocupación que los invasores franceses -que decían venir “de castigo y saqueo”- sometieron a muchas localidades de Andalucía durante la Guerra de la Independencia. Las tropas ocupaban los pueblos de forma pacífica pero siempre terminaban apoderándose de bienes públicos o privados, haciendo sufrir a los impotentes habitantes. Este artículo de Cortines Murube, escrito cuando había transcurrido ya un siglo de aquello, refleja como permanecía en la memoria de la gente el desastre de la invasión napoleónica.

arahal-saqueo-independencia-4

Arahal también estaba entre los sesenta pueblos de Cortines: …En Arahal sufrió igual suerte el convento de San Francisco: los franceses robaron las alhajas, y sólo pudieron salvarse un copón, tres cálices y un viril, a costa de 5.400 reales que entregó la Fábrica de la parroquia para redimirlos.

.

Puede que Arahal no fuera de las localidades que más sufriera la ocupación. Algo que podemos ver en los pueblos de alrededor.

Utrera: El ejército enemigo entró en Utrera a fines de Enero de 1810. Padecieron mucho todos los edificios, con especialidad las bodegas y casas de vino; la soldadesca robó y vertió los caldos, rompió tinajas y puertas y se llevó todos los utensilios de algún interés que servían para estas faenas… Y saquearon el Convento de Nuestra Señora…

Paradas: El cura propio de Paradas, D. Estanislao Fernández de la Puente, tuvo una conducta durante la invasión muy patriótica. Hizo entrega en el Almacén General de Sevilla de 32 sables y 79 cartucheras, que les tomó a los franceses que fueron a Paradas…

Marchena: En Marchena, de las iglesias sujetas a la jurisdicción ordinaria nada se llevaron, aunque intentaron hacerlo, según declara el vicario Don Josef Maria García y Mora; pero no se libraron de la rapacidad francesa el Convento de Capuchinos, ni los de Santa Eulalia, San Agustín y San Pedro Mártir, de los que extrajo gran cantidad de objetos de plata…

Alcalá de Guadaira: El 11 de Abril de 1810, al día siguiente de haber entrado el ejército invasor en esta villa amanecieron dos puertas de la iglesia parroquial, donde está la imágen de Nuestra Señora del Aguila, forzadas, tronchados sus cerrojos, como asimismo la puerta de la sacristía; hallándose además haberse llevado las coronas de la Virgen y del Niño, el rastrillo de plata y peana de la Señora, dejando la imagen vuelta de medio lado; en la sacristía todos los cajones por el suelo, robado un cáliz y una patena…

.

Obras de arte importantes fueron robadas en Sevilla durante la invasión francesa. Un ejemplo, la Inmaculada que pintó Murillo para la iglesia de los Venerables, expoliada por el mariscal Soult que la colgó en su mansión de París. A su muerte fue vendida por sus herederos y finalmente adquirida por el Louvre. Un intercambio entre el Prado y el Louvre propició que el cuadro regresara en los años cuarenta a España, y ahora permanece en el museo del Prado. En la fotografía, se ve el cuadro de Murillo en su lugar de la iglesia de los Venerables en una exposición en 2013.

.

.

Bibliografía

1.- Revista POR ESOS MUNDOS. Agosto, 1909. “LA GUERRA EN ANDALUCÍA. Historia inédita del saqueo de sesenta pueblos andaluces”. F. Cortines Murube.


0-saqueo-independencia

00-saqueo-independencia

.

.

.